Tepic, Nayarit, viernes 28 de febrero de 2020

La Güipa//ACABA COTO DE PODER MAGISTERIAL
Oscar González Bonilla

02 de junio de 2011

 

La turbulencia que logró envolver a todos los partidos políticos en la designación de sus candidatos para cargos a legislatura y ayuntamientos, provocó, para el caso del PRI, que el magisterio fuera desplazado en dos importantes representaciones que había hecho suyas en el municipio de Tepic: sindicatura y secretaría.

Las diferencias políticas, que desde siempre han tenido el magisterio afín al cacique Liberato Montenegro Villa y Ney Manuel González Sánchez, actual gobernador de Nayarit y líder del movimiento que al interior del PRI se le conoce como Ola Roja, hizo que en el reajuste de posiciones partidarias para participar en el proceso electoral en marcha se ubicara a Roberto Ruiz Cruz, hoy secretario general de la sección XXIV del Sindicato Nacional de Trabajadores del IMSS, como candidato priista a síndico. Si el partido oficial triunfa en la elección para presidente municipal de Tepic, es seguro que Ney intervendrá para impedir que el secretario del ayuntamiento sea del sector magisterial, más cuando desde que es gobernante ejerce férreo control del tablero de las grandes decisiones.

Durante los últimos nueve años, es decir, tres administraciones municipales, el magisterio liberatista se apoderó de sindicatura y secretaría del ayuntamiento. Fue precisamente con Ney Manuel González Sánchez como alcalde de Tepic (2002) cuando arribó al poder, muy a pesar de que éste,  desde siempre impúdicamente se manifestó porque la sindicatura municipal debería ser ocupada por un abogado, ya que representaba un traje a la medida. De esa manera Ney mostraba su rechazo a la Prensa, entidad que al amparo del PRI mantuvo ese puesto desde el final de los años 60’s del siglo pasado.

Pero tan siquiera el propio Ney, con su investidura de diputado federal de vastísima influencia partidista, fue capaz de imponer a un abogado como síndico. Con base en arreglos políticos, permitió que en la fórmula de candidatos al ayuntamiento fuera como síndico el profesor Fortunato Guerrero, y al triunfo electoral designó como secretario a Jorge Aníbal Montenegro Ibarra, el mismísimo hijo de Liberato.

En gobiernos municipales priistas siguientes, como fue el caso de Manuel Humberto  Cota Jiménez, la tónica de los arreglos cupulares con el magisterio continuó. Con este último como alcalde de Tepic, el síndico fue el profesor Othón Quiroga y secretario el profesor Rubén Alvarado Zendejas, mientras que primero con Roberto Sandoval Castañeda y ahora con Georgina López Arias el síndico es el profesor Carlos Ruiz Flores y el secretario el profesor Carlos Rubén López Dado. Todo hace suponer que esa hegemonía terminará.

En lo referente a las casi cuatro décadas corridas que la Prensa mantuvo bajo su responsabilidad la figura de síndico del ayuntamiento de Tepic, el primero en ocupar tal encargo fue Miguel Pérez Cisneros y enseguida Reyes Medina (datos que puso a mi disposición Rogelio Zúñiga Escobedo). Y así sucesivamente fue pasando a manos de periodistas, siempre bajo la égida del PRI, algunos ya fallecidos y muchos más con vida, y en activo.

La también supremacía política de la Prensa sobre la sindicatura municipal, terminó en 1996 cuando el candidato del tricolor a la alcaldía lo fue don José Félix Torres Haro. En ese entonces, habiéndose registrado la planilla que contendería en las elecciones, rendido protesta colectiva ante la dirigencia nacional del PRI y publicado los nombres de los candidatos en el Periódico Oficial, órgano del gobierno de estado de Nayarit, don Félix Torres Haro, para entonces hombre de horca y cuchillo, unilateralmente tomó la decisión de cambiar el nombre del candidato a síndico, que era el de su servidor, para colocar el de uno de sus incondicionales: Fernando Soria, miembro prominente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM). Luego entonces vino (1999) la administración del perredista Justino Ávila Arce, quien ganó la alcaldía en alianza de partidos, y obviamente que los priistas no tuvieron cabida.

Y como dice Jorge Zepeda Patterson: “somos presa de una partidocracia profundamente corrupta y abismalmente impune. No hay límite de exceso en las dirigencias de los partidos (y yo agregaría: ni de gobernantes) para monopolizar el poder político”.

Muy tarde comprendí.

Mail: osgobi@hotmail.es

 


Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina