Tepic, Nayarit, jueves 05 de diciembre de 2019

Nace nueva tribu en el PRD

Francisco Cruz Angulo

05 de agosto de 2013

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) atravesará por momentos más críticos a partir de su fundación.

Luego de los malos resultados electorales en los comicios de julio pasado, la dirección nacional de ese partido encabezado por Jesús Zambrano y Jesús Ortega enfrentarán el surgimiento de una nueva corriente que pretende ser nacional denominada “Patria Nueva” encabezada por un numeroso grupo de militantes y líderes sociales que tienen sus orígenes en el ex Partido Comunista Mexicano.

La cabeza visible de ese movimiento es el ex senador de la república Carlos Salcedo, de origen chiapaneco.

Este movimiento perredista inició su constitución el pasado sábado en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. De acuerdo a las crónicas periodísticas será una corriente interna del PRD sustentada en los movimientos sociales de aquella región sur del país.

Entre sus objetivos será recuperar los principios ideológicos y programáticos que a lo largo de su existencia se han desvirtuado por liderazgos pragmáticos que han dejado la lucha social y la movilización ciudadana magnificando la competencia electoral y de buscar espacios de poder en el Congreso de la Unión y en otros puestos de elección popular en las entidades de la República.

Otros de los señalamientos que hacen a la corriente “nueva izquierda”-la que actualmente controla el aparato burocrático del Partido- es su alianza electoral con el Partido Acción Nacional desfigurando los principios ideológicos y programáticos de izquierda.

Cuestionan que si bien esta alianza les dejó buenos dividendos políticos-electorales a fines del sexenio calderonista, en la última elección en 14 Estados de la república los ganadores fueron los candidatos panistas.

En esta misma línea crítica de la corriente “Patria Nueva” señalan a las corrientes de Marcelo Ebrard, los amalios  y otras más que han degenerado en el oportunismo político. De continuar por esta línea el PRD dejará de ser una opción de gobierno de izquierda.

Ante este escenario nada halagador para el PRD la nueva corriente se propone a corto y mediano plazo recuperar a todos los líderes sociales y dirigentes de izquierda que fueron marginados por la actual dirección.

El éxito político de la reorganización interna del PRD dependerá en gran parte de la capacidad de organización y movilización que logre en las regiones del país en donde existe una efervescencia social debido al clima de inseguridad y violencia como son en los Estados de Jalisco, Michoacán, Guerrero, Morelos, Veracruz, Tamaulipas y el Estado de México en donde los gobiernos estatales, municipales y federal han sido incapaces de garantizar la seguridad pública. A su vez los partidos Acción Nacional y el PRD van a la cola de la estrategia federal para ofrecer alternativas de combatir   ese flagelo.

El año próximo el PRD habrá de cambiar su dirección  nacional. En las condiciones de control que ejerce la corriente de los “chuchos” lo más probable es que logren imponer al próximo presidente nacional de ese partido. Por supuesto dependerá en gran parte de la posición que asuma la actual dirigencia nacional respecto a su posición en el Pacto por México y en las negociaciones con el gobierno de Peña Nieto para la aprobación de las reformas políticas-electoral, la Energética y la Hacendaria.

Es probable que estas dos últimas reformas sean pactadas por el PRI-PAN. Al PRD le quedarán las calles para oponerse a dicha reforma que tiene por objetivo permitir la inversión privada nacional y extranjera en todo el proceso en la industria petrolera.

Los opositores a la nueva política petrolera de Peña Nieto –toda la izquierda mexicana -se estarán jugando su futuro destino político. El país necesita para crecer en su economía cambios profundos para concretar Enrique Peña Nieto su proyecto de gobierno, en tanto que parece que toda la izquierda se quedó anclada en el pasado enarbolando las banderas de un nacionalismo revolucionario que nada tiene que ver con la globalización de la economía. Se sigue practicando como dogma algunos viejos principios de los gobiernos posrevolucionarios de la década de los 40´.

Así pues la corriente “patria nueva” verá acotado sus objetivos programáticos. Todo indica que el PRD sustentado en tribus llegó a su agotamiento. Eso lo veremos en los resultados electorales del 2015.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina