Tepic, Nayarit, lunes 24 de febrero de 2020

Dos políticas públicas opuestas

Octavio Camelo Romero

05 de septiembre de 2013

Las políticas públicas se diseñan conforme a los objetivos sociales que el Estado-Nación  pretende alcanzar. En el supuesto del bienestar colectivo como objetivo alcanzable, en una sociedad democrática resulta indispensable la participación conjunta de quien con el desempeño de sus funciones pretende otorgar tal bienestar y de quienes serán los beneficiarios. El bienestar individual se adquiere en y por medio de la colectividad. Por eso en este tipo de democracia el Estado y la Nación hacen una unidad en el objetivo del bienestar social y a través de éste, del bienestar individual.

En las sociedades donde aún existen los Estados, subsisten las relaciones de dominación. Sin embargo en este tipo de comunidades es posible dentro de ciertos márgenes tener un nivel de vida elevado en comparación con otras sociedades. Sin hacer mención a Noruega o algún otro país con elevada solvencia financiera, la clave para incrementar el consumo familiar está en diseñar políticas públicas para otorgar a las familias ingresos altos o, en caso contrario, asegurar precios bajos a los productos de amplio consumo familiar. Para iniciar la reflexión se propondrán políticas públicas opuestas a las políticas diseñadas por los organismos financieros internacionales del neoliberalismo.

En lugar de restringir el "Gasto Social" como lo aconsejan el FMI, el BM, etc., este se ha de incrementar. La Seguridad Social, la Educación Pública Básica entendida ésta desde la educación inicial hasta la media superior, la Asistencia Médica Básica en lugar de limitarse y tender a desaparecer, deben tender a su universalización, a la inclusión de todos los mexicanos en esos servicios. Por su parte la tasa de urbanización del país debe crecer a más del 50.0%. Se debe exentar de impuestos al Sector Agroalimentario para reactivar su producción. Se debe elevar la cantidad base para el impuesto sobre la renta y se debe subir el salario mínimo real, las pensiones y las jubilaciones. Como consecuencia se tendrá una mayor capacidad adquisitiva de la población y consecuentemente una reactivación de la economía.

Pero si en cambio se pretende diseñar una política pública fiscal restrictiva para el ingreso de las familias con el IVA universalizado a todos los productos incluyendo medicamentos y alimentos a una tasa del 16%, una elevación del ISR, la eliminación de todos los subsidios y una obsesión por captar el 3% del PIB a través de estos impuestos, no únicamente se está demeritando la capacidad adquisitiva de las familias mexicanas sino se está poniendo en riesgo la recuperación y la reactivación de la economía nacional. Con estas políticas públicas seguramente seguiremos en la recesión. Más aún, se incrementarían las protestas, las movilizaciones, la ingobernabilidad. De suyo los movimientos recientes ponen en duda la existencia de los acuerdos políticos para la agenda de las reformas. Y con un incremento en el malestar social y en las manifestaciones de protesta seguramente llevarán al Ejecutivo Federal a “recular” en algunos aspectos de acuerdos alcanzados y a realizar otras reformas no previstas. El horno no est
á para bollos,

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina