Tepic, Nayarit, miércoles 22 de setiembre de 2021

Charros, charros…

Oscar González Bonilla

04 de noviembre de 2013

El Centro de Arte Contemporáneo Emilia Ortiz fue el escenario requerido para oficialmente inaugurar el martes 29 de octubre el 69 Congreso y Campeonato Nacional Charro Tepic 2013.

Monos, muy monos se vieron tanto el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, como el presidente municipal de Tepic, Héctor González Curiel, vestidos con traje de charro. Al primero le asienta el corte porque tiene cuerpo de jinete, pero al segundo su exceso de carnes el entalle lo hizo aparecer ridículo. Pero en fin, muy sus gustos.

El evento nacional que bien pudiera ser internacional por la participación de equipos procedentes de los Estados Unidos, lleva por nombre “Melesio González Cambero” para desgracia de algunas personas de nuestro querido Nayarit.

Es reprobable que la competición sea nombrada “Melesio González Cambero” porque éste fue el autor del asesinato a balazos de Lencho Parada, humilde personaje oriundo de Santa María del Oro que se ganaba el sustento como músico.

Fue en el propio lienzo charro “Juan González Quezada” (nombre del padre de Melesio) ubicado al oriente de Tepic, rumbo a la salida a Guadalajara, (demolido para hoy dar paso a las instalaciones de The Home Depot, por cierto los familiares reciben 400 mil pesos mensuales por la renta del terreno) donde Melesio González Cambero arteramente segó la vida al músico al pegar varios tiros que disparó con su pistola de charro, sólo porque Lencho Parada cometió el grandísimo agravio de cobrarle la tocada al también médico veterinario.

El desgraciado suceso tuvo lugar durante el inicio de la administración del gobernador de Nayarit, Emilio M. González (1981-1987). Melesio González Cambero como castigo no sufrió cárcel por mucho tiempo, la influencia del hombre rico y las leguleyadas de aquel entonces hicieron que pronto anduviera libre en la calle. Al parecer indemnizó a los familiares, pagó por matar.

Como hijo de músico me indigna que el gobernador Roberto Sandoval haya aprobado que el campeonato nacional lleve el nombre de Melesio González Cambero, y debió ser así porque con toda seguridad le pidieron su consentimiento. Es en suma abominable se pierda la memoria histórica en aras de hacer historia en el presente.

De esta manera se pretende rendir homenaje a quien destacó por su apoyo a la charrería en la entidad desde puestos directivos como presidente de la Asociación de Charros de Tepic y vocal ejecutivo de la Federación de Charros de Nayarit.” A quien fuera uno de los promotores de este deporte nacional por excelencia en Nayarit”, reza el boletín oficial emitido por el gobierno de la gente. Pero muy a pesar de estos y demás lauros, Melesio González Cambero, aunque ya fallecido, no deja de ser un homicida.

La vida de percances de Melesio González Cambero continúo. Como médico veterinario y zootecnista despachaba en el local que fungía precisamente como veterinaria en la esquina de la avenida México y Miñón, en el edificio de varios pisos que era de su propiedad, en Tepic.

Siendo Antonio Echevarría Domínguez gobernador de Nayarit (1999-2005) se realizaba un campeonato estatal charro en el lienzo “Francisco García Montero” cuando al exterior fue atacado a balazos Melesio González Cambero, quien en ese tiempo era presidente de la asociación de charros Valle de Matatipac.

Un funcionario de Antonio Echevarría en aquel entonces, comentó que el propio mandatario estatal se encontraba como espectador de la competencia charra, era en la tarde, cuando de repente se escuchan varios disparos.

“Salí a toda carrera, sólo para presenciar que tirado en el piso estaba Melesio González Cambero, mortalmente herido. A los guardias del gobernador, sobre todo al “Arracadas”, les tocó presenciar de cerca el atentado.

Era primero de mayo de 2005. Melesio salió del lienzo y acompañado de un amigo se dirigieron a su camioneta, pero en el trayecto a quema ropa Emigdio Trejo Luna, a quien apodan “Pillo”, le hizo dos disparos de pistola y ya caído dos más. Dicen que una bala le perforó el pulmón y otra se le incrustó en la columna vertebral.

El agresor fue detenido, mientras que el agredido en el acto fue internado en el Sanatorio La Loma, ubicado muy cerca del lugar de los acontecimientos. Debido a su gravedad, Melesio González Cambero fue trasladado para su atención médica a la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

El señor Emigdio Trejo Luna era de oficio arrendador. Según los entendidos, “Pillo” le había hecho a la rienda un caballo (o quizá varios) a Melesio González Cambero, quien sistemáticamente negaba pagar por el servicio recibido cuando Emigdio se presentaba a cobrar.

Cansado de recibir para él indigno trato, “Pillo” decidió finiquitar el asunto. Buscó la manera, encontró la ocasión e intentó asesinar a Melesio, pero falló y fue a parar con todo y chivas al Centro de Rehabilitación Social “Venustiano Carranza” de Tepic.

Después de un mes del atentado el abogado de la parte ofendida, a través de una hija de Melesio González Cambero, lanzó un manifiesto a la opinión pública para indicar haber interpuesto en tiempo y forma el recurso de apelación a fin de que la Sala Penal del Tribunal de Justicia de Nayarit revoque la determinación del juez y dicte contra el agresor el auto de formal prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa.

Y es que la inconformidad surgió luego que el juez primero penal de la ciudad de Tepic determinó auto de formal prisión del señor Emigdio Trejo Luna tan sólo por la comisión del delito de lesiones simples, cuando actuó con premeditación alevosía y ventaja, señala el escrito.

Afirmamos –continúa el documento- que el hecho de tomar un arma de fuego es con la finalidad de causar la muerte (sic). Existe indignación no sólo entre los familiares de la víctima, sino en la sociedad nayarita (y lo que hizo Melesio González Cambero no indignó igualmente), ya que al permitir este tipo de absurdos, dejamos en libertad a homicidas en potencia que pueden causar daño a cualquier persona de la cual se sientan agredidos (sic).

En silla de ruedas, paralítico, el homicida Melesio González Cambero falleció el 30 de abril de 2009, un día antes de completarse cuatro años de la agresión, y a seis meses de cumplir 64 años de edad. Para algunos fue ¡justicia divina!

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina