Tepic, Nayarit, miércoles 29 de enero de 2020

Más atole con el dedo

Oscar González Bonilla

16 de diciembre de 2014

Asistí este lunes 15 a lo que el gobierno de la gente hace llamar posada, que no es más que desayuno y rifa de regalos, “para comunicadores y periodistas”.

Esta ocasión no hubo invitación personalizada, a cada presidente de organización y empresa periodística y de comunicación masiva se convocó de manera general.

Por tres vías tuve la satisfacción de ser invitado: Álica Medios, UCAN y APENAC. No podía rechazar el llamado de la oficialidad.

Ya no es extraño que a actos de este tipo acudan personas que poco o nada tienen que ver con la comunicación. Ese día brotan “periodistas” de los sitios menos imaginables hasta desbordar el quórum.


El escenario fue propicio para que el director de IPROVINAY, Juan Jorge Santiago, anunciara la buena nueva del gobernador Sandoval: los periodistas de Nayarit tendrán acceso a vivienda a buen precio (180 mil pesos), créditos blandos y sin pago de intereses.

Antes había dado a conocer el propósito de construir en Tepic 400 viviendas. Para iniciar proyectaron reunir 100 personas, donde se incluía a periodistas, que como abono entregaran 55 mil pesos. No se logró este objetivo.

En el uso de la palabra Pepillo Espinoza, flamante secretario general del gobierno de Nayarit, dijo que “a ver cómo le hacemos, pero todos los comunicadores, todos, van a tener casa”.

Nuevamente usó la frase “a ver cómo le hacemos” para anunciar que a partir de hoy periodistas y comunicadores no tendrán problema para ser atendidos en instituciones de salud del gobierno estatal.

Pero donde Pepillo Espinoza se pasó, como dicen los chavos, fue cuando dijo que el gobierno de Roberto Sandoval es respetuoso de la libertad de expresión, derivado en el irrestricto respeto a la libertad de opinar, nadie será reprimido por esa razón.

Textual: “En este gobierno, los tres años que quedan, jamás habrá línea, jamás habrá represión, jamás habrá una llamada de atención; a nadie se le detendrá el pago (del gobierno) por una opinión, un comentario o algo que lastime a algún funcionario”.

A Pepillo Espinoza voy a recordar aquí lo que escribí al final de octubre del presente año con fundamento y mi estricta responsabilidad:

Se cumplirán dos meses en que por órdenes del titular de Comunicación Social del Gobierno de Nayarit, Raúl Rodrigo Pérez Hernández, el gobernador constitucional del Estado, Roberto Sandoval Castañeda, decidió suspenderme el apoyo pecuniario.

En ese tiempo dos mensajes vía teléfono celular le envié al representante del Poder Ejecutivo de Nayarit: Uno, Roberto al suspenderme el apoyo quincenal, lo que no había hecho ningún gobernador de Nayarit, lo interpreto como represalia a una voz discordante, más daño hacen a tu administración voces lisonjeras, lo que también demuestra lo intolerante de tu gobierno. Para ti es más saludable que alientes la crítica. Otro: Roberto, has decidido retirar apoyo económico importante para el sostenimiento de mi familia, lo cual, te confieso, cala hondo.

La respuesta fue silencio total. Lo cual significó que el gobernador Roberto Sandoval acató al pie de la letra las indicaciones de su director de Comunicación Social, el tal Pérez.

Pero por la represión sufrida de parte del gobernador Roberto Sandoval a sugerencia del responsable de Comunicación Social, el tal Pérez, ello no bastará para cambiar mi línea periodística. Y es así, lo he dicho a quien quiera oírme, porque mi formación inicial como reportero de la gente, más no del gobierno de la gente, fue al lado de una bola de comunistas fundadores en 1973 del periódico Diario del Pacífico: Andrés González Reyna, Emilio Valdez Hernández, Francisco Cruz Angulo, Zeferino Sandoval Lara, Carlos Zamudio Vidal y Arturo “Guacho” Zúñiga.

En el actual agasajo de final de año a los periodistas, el gobierno de Roberto Sandoval por voz de ganso del flamante secretario general de gobierno, Pepillo Espinoza, pretende dignificar a periodistas de Nayarit, cuando es el propio mandatario estatal quien ha ninguneado a la mayoría de éstos, solo una élite de ellos goza de especial trato y prebendas al por mayor. Ni modo, cada gobernador tiene preferencia por ciertos y cuales periodistas.

En los tres años que en el poder lleva Roberto Sandoval, en ninguno de ellos se ha presentado para presidir actos de conmemoración de la Libertad de Prensa el tres de mayo (antes se festejaba el Día de la Libertad de Expresión el 7 de junio), mucho menos en las fiestas de fin de año para comunicadores, lo que equivale a decir que los reporteros le valen madre.

Indistintamente ha enviado con su representación a Pepillo Espinoza, quien alguna vez formó parte del medio, incluso entre la perrada se comenta que edita Consensos, periódico de su propiedad, que le reditúa grandes dividendos provenientes del gobierno de Nayarit. No es de dudarse cuando la corrupción está a flor de piel.

Nuevamente me queda claro que los decires del flamante secretario general del gobierno de Nayarit, Pepillo Espinoza, son de los dientes para afuera. No son verdad. Allá quien se los crea.


Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina