Tepic, Nayarit, jueves 14 de noviembre de 2019

Allende

Miguel González Ibarra

11 de septiembre de 2015

Hace 42 años cayó combatiendo Salvador Allende. El suceso fue en La Moneda, el Palacio Presidencial, en Santiago, la capital. Murió físicamente. Pero, sus ideas y ejemplo, están hoy más vivos que nunca. Guían al mundo. No solo a los chilenos. También a los latinoamericanos. Igual, a los luchadores por la democracia, en los cinco continentes. Resultó que las balas no matan las ideas.

Qué orgullo ser su camarada. Qué satisfacción pertenecer al ejército del Compañero Presidente.

Pinochet, el golpista, está depositado en el basurero de la historia. El líder socialista está en el altar, conduciendo, con su sabiduría, al mundo.

Es de los muertos que nunca mueren. Están vivos y siempre presentes, en la memoria colectiva de la humanidad.

Reconocido por tirios y troyanos. Hasta el imperio se quita el sombrero ante él; porque, ellos saben muy bien, que nunca lo pudieron comprar; y, fue, consecuente, siempre, con su manera de pensar, hasta que entregó la vida portando el fusil en sus manos, en defensa de la democracia y el interés de la patria chilena y latinoamericana.

Nosotros, en Tepic, seguimos paso a paso, minuto a minuto, el golpe de Estado, aquel 11 de Septiembre de 1973. Un socialista, de la talla de Allende, también aquí, en la capital nayarita, gobernaba. Alejandro Gascón Mercado, compañero de armas del Compañero Presidente, atento a los sucesos que ocurrían en La Moneda, se veía consternado, más no, derrotado. Sabía que aquel era un golpe contra él, también. Como así fue. Dos años después, siguió él. Los votos del pueblo nayarita, arrojados en los montes y en los arroyos por los fascistas, eran lo mismo que las bombas arrojadas contra el Palacio Presidencial, cuyo objetivo, era acabar con aquel proceso democrático que llenó de esperanzas a las grandes masas de la América Latina, donde estábamos los nayaritas, que habíamos seguido el ejemplo de los trabajadores chilenos, decididos a construir la patria del proletariado, tal y como lo habían resuelto los cubanos, catorce años antes.

El golpe, ciertamente, fue tremendo. Primero Salvador Allende, después Alejandro Gascón. Primero Chile, después Nayarit. La lucha sigue y la victoria será de los pueblos. Pinochet y Flores Curiel están en el sitio de los fascistas. Nuestros pueblos, el chileno y el nayarita, están intactos, construyendo su presente y su luminoso porvenir, ahora, codo a codo, con millones desde el Río Bravo hasta la Patagonia, sin dejar de mencionar las aportaciones que hacen las grandes masas norteamericanas y canadienses.

Fidel, una vez dijo, ya pasados éstos reveses, que los cambios en América Latina llegarían en cascada. Así fue. El subcontinente ya no es el patio trasero del imperio norteamericano. Allende y Alejandro Gascón están multiplicados por millones. En todos lados hay líderes al frente de sus pueblos y países.

El nombre de Allende es más gigantesco cada año que pasa. A 42 años de su desaparición física, hay una nueva generación que no conoció al conductor chileno-latinoamericano. Sin embargo, está presente en ella y la orienta hacia la construcción de la Patria Grande, capaz de ofrecer los satisfactores a todos sus pobladores.

Allende inspiró a Chávez. Se inició la Revolución Bolivariana que estremece al mundo. Allende inspira a Maduro en la estrategia de consolidar este proceso venezolano, vanguardia mundial. Igual, Allende es recordado este día como todos los días por Evo, por Correa, por Cristina, por Mujica y Tabaré, por Daniel, por Sánchez Cerén, por Lula y Dilma. Fidel, el sabio, el gran estratega, tuvo razón. América Latina es otra.

En México, Allende es muy nuestro. Lo sentimos tan cerca, como a los de aquí. Allende está al lado de Hidalgo y Juárez, de Villa y Cárdenas. Allende es inspiración de todos los mexicanos que luchamos por un México democrático, libre de la explotación, venga, ésta, de donde venga.

A 42 años de la muerte del Compañero Presidente, el mundo sigue exclamando, como lo hará, por los siglos de los siglos:

¡ALLENDE VIVE!
 
 

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina