Tepic, Nayarit, domingo 27 de setiembre de 2020

Izquierda, derecha o todo lo contrario

Octavio Camelo Romero

20 de octubre de 2015

Las categorías “Izquierda” y “Derecha” no son los conceptos más adecuados para definir la identidad política de los ciudadanos. Sin embargo son de uso frecuente para marcar el posicionamiento de prácticas y planteamientos político-ideológicos de los entes políticos en la actualidad. Por eso es relevante su discusión. Para empezar debemos considerar la existencia de dos polos respecto a un punto central de referencia. ¿Izquierda y Derecha con referencia a qué?

Recordemos que en la Revolución Francesa existieron los jacobinos y los girondinos. Y el 11 de septiembre de 1789 en la Asamblea Nacional Constituyente surgida de la Revolución Francesa se discutía la propuesta de un artículo de la nueva Constitución en la que se establecía el “veto del rey” a las leyes aprobadas por la futura Asamblea Legislativa. Los diputados girondinos que apoyaban el poder absoluto del monarca se sentaron a la derecha del presidente de la asamblea. Y los diputados jacobinos que estaban en contra y que en su lugar proponían a la Soberanía Nacional por encima de la autoridad real, se situaron a la izquierda del presidente. Desde entonces el concepto “Derecha” se asocia a la oposición de los cambios en tanto que el de “Izquierda” queda asociado a favor de los cambios. Sin embargo como en México no todos los cambios son para avanzar a favor de la “justicia social”. También la “reversa” es cambio y con ella se retrocede lo avanzado. Por eso resultan inconvenientes los términos izquierda y derecha para definir la identidad ciudadana. Con esta imprecisión de significados Enrique Peña Nieto resultaría de izquierda y Andrés Manuel López Obrador de derecha en su simple posicionamiento relativo a la Reforma Energética.

En el escenario político mundial también existe la inquietud de si éste se mueve hacia la derecha o hacia la izquierda. Aquí la dirección de las tendencias políticas siempre se mide por la fuerza de la posición extrema de la izquierda  o de la derecha en cualquier elección dada. No debemos olvidar que existe una enorme gama de posibles posiciones en cualquier momento en un lugar determinado y que no todos los cambios implican progreso social. Más no obstante lo anterior, conviene definir puntualmente que significa tener una posición de izquierda y una de derecha. En el concierto mundial han aparecido una sucesión de fenómenos que se tipifican como de izquierda. Entre ellos está el triunfo que Jeremy Corbyn tuvo el 24 de septiembre en su camino a ser el líder del Partido Laborista de Gran Bretaña. Con este esquema de evaluación resulta que Hillary Clinton ha tenido que plantear posiciones más hacia la izquierda para ganarle espacios a Bernie Sanders en su carrera hacia la nominación presidencial por el Partido Demócrata. Grecia resulta ser el ejemplo más interesante de este viraje. Ha habido tres elecciones este año. La primera el 25 de enero, cuando Syriza llegó al poder con una plataforma contraria a la austeridad, utilizando la tradicional retórica izquierdista. Cuando Syriza se topó con que los países europeos no estaban dispuestos a acceder a las demandas griegas de ser aliviados de muchos de los compromisos de su deuda, el primer ministro Alexis Tsipras llamó a un referéndum de si rechazar o no los términos exigidos por Europa. El llamado voto del  no ganó ampliamente en el referéndum del 5 de julio.  Sin embargo los acreedores europeos no sólo no hicieron concesiones, sino que ofrecieron términos peores a Grecia, que Tsipras sintió que tenía que aceptar en gran medida. Se hablo de la traición de Tsipras a su promesa. No obstante Syriza ganó de nuevo. El grupo de izquierda que se escindió fue barrido en las elecciones del 18 de septiembre. Surge la pregunta: ¿Por qué ganó Syriza? La respuesta parece no obvia, pero las contradicciones sociales del capitalismo global se han agudizado a tal grado que volver a los esquemas del estado benefactor hoy es concebido como un acto o aspiración de izquierda, cuando no, de socialista. Sin embargo el sentido del cambio radical como esencia del cambio revolucionario se ha transmutado por el reformismo. De allí que el Papa Francisco resulte un empedernido luchador de izquierda. En fin.



Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina