Tepic, Nayarit, domingo 27 de setiembre de 2020

Un vehículo llamado APROCON

Carlos Delgado Camacho

09 de abril de 2016

Ya hace casi cuatro años que me uní al grupo de “aproconistas” que viajan en un vehículo llamado APROCON. (Asociación de Profesionales de la Comunicación de Nayarit). Un vehículo   que  tengo entendido, es reconocido tanto por ser pionero en el medio, como por la calidad de muchos de los personajes que han sido sus pasajeros. El grupo con el que actualmente viajo no es el mismo que conocí cuando yo subí; varios han bajado y otros nuevos han subido en distintos momentos del trayecto. Desde mi llegada noté la gran diversidad de convicciones, valores y motivaciones, existentes en el grupo; condición plural que si bien en ocasiones enriquece a un colectivo, igual lo complica para llegar a acuerdos sobre rumbo y destino. La personalidad y los estilos de actuación son también muy variados: Pronto observé que hay gentes verdaderamente  profesionales, proactivos, solidarios, responsables, y que entienden la importancia de cuidar la  buena imagen de comunicador. Identifiqué también a otros  que parecen “viajar solo por viajar”. Entre estos últimos, hay algunos que no  tienen código de valores alguno y son de los que hasta van tirando basura por las ventanillas sin importarles que los vean. Conocer tal heterogeneidad también ha sido sin duda aleccionador .

En lo personal, fueron varios los propósitos que me llevaron a esta organización: Conocer de cerca a quienes se dedican  y viven de esta actividad fue uno de ellos. Aprender de quienes profesionalmente y en  distintas formas y medios  trabajan en la comunicación fue otra.  Pero la razón principal, fue contar con el respaldo y el respeto que cuando menos teóricamente brinda el pertenecer una agrupación como ésta, y así, poder seguir  escribiendo con libertad y en el estilo crítico que acostumbro. En mayor o en menor medida todos estos propósitos los he conseguido, pues a través de estos años y en función de la convivencia y el compartimiento que he tenido en diferentes espacios con diversos compañeros tanto del gremio como de otras organizaciones; conozco mejor el medio, mucho he aprendido, tengo genuino sentido de pertenencia y me siento seguro en mi organización

A los pocos días de haberme integrado y en virtud de algunos problemas al respecto, se me invitó a formar parte del equipo de auxiliares “del conductor”, asignándoseme la responsabilidad de recolectar, resguardar y administrar las cuotas de los pasajeros. Encargo  en el que he puesto mi mejor esfuerzo y del que espero dar buenas cuentas a mis compañeros de viaje en unos cuantos días en que elegiremos “al nuevo equipo de conductores”. Con dos “conductores” he colaborado hasta la fecha y conocido su estilo de conducir. El primero fue mi compañero Cesar Pérez, a quien le observé prudencia y cautela, pero cierto nerviosismo y titubeo para dirigir. El segundo fue Mario Luna, menos organizado para conducir, pero más arrojado y echado pa’delante para avanzar por el camino. Ambos hicieron su esfuerzo y los pasajeros tienen su opinión al respecto de su gestión. Por mi parte y a sugerencia de algunos compañeros que ven alguna cualidad en un servidor, hoy participo en el proceso de elección del “nuevo equipo” que dirigirá el vehículo APROCON en el trayecto de los próximos dos años. Algunos creen que por el tiempo que llevo junto a estos dos conductores estoy en condición de manejar este valioso vehículo; otros no y respeto ambas opiniones. De lo que personalmente no tengo duda, es que a estas alturas ya conozco muy bien tanto al vehículo como a quienes viajan en él. En caso de llegar a contar con el voto de confianza de la mayoría de los pasajeros, intentaré primero registrarlo legalmente, y luego ponerlo en mejor condición de funcionamiento para llevarlo a buen destino. ¿Cuál destino? A un destino que lleva por nombre “QUE NOS VAYA BIEN A TODOS”. De no ser así, tomaré mi lugar y viajaré como un pasajero más, pues seguro estoy que la elección que hagan mis compañeros será acertada. ¡Larga vida a APROCON!

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina