Tepic, Nayarit, martes 12 de noviembre de 2019

Comunicación, y gobierno sin hipocresía: Navarro

Marco Vinicio Jaime

15 de Junio de 2016

“El mal más grande del mundo, no es la pobreza de los desprovistos, si no la inconciencia de los asegurados.”
-JosephLebret.


La sociedad atraviesa por momentos cada vez más críticos al seguir sin encontrar respuestas fehacientes a sus crecientes necesidades: pobreza, miseria, desempleo, plagas y pestes, en contraposición a una oscura realidad: la opulencia de minorías privilegiadas de cúpulas, las cuales “oyendo oyen en vano, y mirando miran en vano, porque han embotado sus sentidos al clamor popular”; esto en gran parte, justo es decirlo, ante la ausencia de oficio político en la gobernanza, el cual conlleve a una correcta y fluida comunicación, a la par de la imprescindible congruencia entre el decir y el hacer, entre la ley y los resultados.

En consecuencia, la escasa preparación y el mermado entendimiento político conlleva de forma por demás lamentable a la reproducción de vicios: psicopatías, pichicaterías, corrupción, hipocresía, rencores, frustraciones, etc., tal como lo describiera con gran acierto visionario el politólogo Daniel Cosío Villegas en su aguda  obra analítica “El estilo personal de gobernar”, donde la verdadera personalidad al margen de máscaras y poses de marketing, surge inevitablemente para perjuicio de las mayorías, lo que se refuerza así mismo con lo que llegó a mencionar el afamado Confucio: “Arréglese al estado como se conduce a la familia, con autoridad, competencia y buen ejemplo”. De ahí que la gente tenga que pagar los “impulsos de una voluntad caprichosa”, y sus consecuentes excesos e “improvisación de fortunas” a cambio de su progreso.

Por ello, de cuánta trascendencia es la comunicación que suma, atiende y entiende de veras, porque interactúa con humanismo, honestidad y humildad,  y supera por tanto, el rústico monólogo del autoengaño del “todo está muy bien en unidad”.

No por nada, para el experimentado Doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, representante en Nayarit del movimiento social “Juntos Podemos”, sostiene que solo el actuar transversal que se finca pues en la congruencia estructural y los valores como persona, puede construir soluciones de fondo, de ahí que “el corrupto, por ejemplo, no puede hablar de honestidad, ni tampoco el que maltrata a la gente y sus sectores sociales, productivos, sindicales y demás, hablar de beneficios en pro de la gente misma”. De conformidad, es el desempeño en los cargos públicos, según agregó, lo que finalmente avala a las personas, y el pueblo se encarga de juzgar las malas o buenas acciones, la sensibilidad en las instituciones y los resultados en las mismas.

En reunión con integrantes de la Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN), Navarro Quintero sostuvo que es urgente la aplicación de una política contraria al enfoque electoral, de beneficios sustanciales, duraderos que permitan desarrollo cabal para todos. “No se deben festejar -dijo-  triunfos electorales  con derrotas sociales, muchas veces planteando lo que es un fracaso: hay desempleo, consumo de drogas y falta de atención en instituciones de la República”.

Los grandes males vigentes, enfatizó, únicamente podrán subsanarse con humanismo, honestidad y humildad, toda vez, criticó, que es común del que no tiene oficio llegar al poder y olvidarse de sus compromisos para incurrir en todo tipo de excesos y frivolidades, “vivir como monarcas, lejanos del pueblo y sus necesidades”.

El también ex senador y ex secretario de salud, con todo, confió en que es posible aún revertir todo el daño causado, cuando se tiene oficio, voluntad, comunicación y honestidad para hacer las cosas. Y tiene razón, y por ello, en consonancia, quizá como nunca antes haga falta recordar un poco de la historia, de esos capítulos neurálgicos en los que se contó con el acierto de personajes visionarios como el ex Presidente Ruiz Cortines, quién en su empeño exitoso de “poner orden, cuantificar necesidades y verificar resultados”, legó lo siguiente: “Señores, hablemos al pueblo con hechos, evitando las declaraciones excesivas, las promesas difíciles de cumplir, la exhibición de nuestras personas”[...]. Habrá de elaborarse, sin embargo, un programa basado estrictamente en las posibilidades. Todos sabemos que ya no es honrado ofrecer lo que no se esté en la seguridad de cumplir, ni crear esperanzas o inquietudes a sabiendas de que están fuera de nuestro alcance los medios de satisfacerlas, dando ocasión a que la propaganda democrática degenere en demagogia vituperable”.

“En las cosas de la patria- refrendó ex Presidente- hay que poner amor patrio, nunca amor propio. Ni caudillo ni hombre único, ni salvador ni verdugo: servidor. Lo que es necesario hay que hacerlo posible. Sin embargo, conviene no olvidar la idea correlativa: Toda exigencia que pretenda ignorar la realidad nacional y clame por ventajas impropias, mientras otros carecen de todo, no sólo es egoísta e inhumana: merece el anatema social”.

¿Será posible aprender pues del pasado, subsanar el presente y sentar las bases para un mejor futuro? Habrá que estar al pendiente.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina