Tepic, Nayarit, lunes 24 de febrero de 2020

A propósito del Dr. Navarro Quintero, respuesta a Severiano Ocegueda y a Miguel González Ibarra

Ulises Rodríguez

23 de Julio de 2016

El domingo 3 de julio pasado, se llevó a cabo el Consejo del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Nayarit. El propósito de dicha asamblea era la de hacer la propuesta de personajes que integrarían la lista de entre los cuales habría de surgir el “Promotor de la Soberanía Nacional” –figura que en los hechos, es el aspirante oficial de ese instituto político al gobierno del estado-.

La lista, al final del día, quedó integrada por Enrique Agüet, Nayar Mayorquín, Pablo Galván, Gustavo Cervantes y por el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero. De entre estos personajes, por supuesto que destaca el Dr. Navarro, llegando a haber incluso quienes señalaran que fue una lista a modo, pues no se puede comparar el peso político del galeno con el resto de los personajes, que son muy respetables, sin embargo carecerían de competitividad. El doctor Navarro ha sido diputado federal en dos legislaturas, senador de la república, secretario de salud en Nayarit y delegado del ISSSTE y del IMSS en Nayarit y Chiapas, respectivamente. Es una autoridad a la hora de hablar de políticas públicas en materia de salud y su campaña por la gubernatura en 2005, enfrentándose al poder del dinero y de las alianzas non santas que tenía el candidato del PRI, Ney González –y que a la postre hicieron de su sexenio, el más sangriento de la historia de nuestro estado- hacen a muchos pensar en el contraste entre los proyectos de estado que tiene un personaje como el doctor Navarro y los aspirantes del mismo partido, que parecen cortados con la misma tijera a pesar de sus diferencias.

Sin embargo, la idea no le pareció a quien también aspiraba a la posición de Promotor de la Soberanía Nacional de MORENA en Nayarit, el maestro Severiano Ocegueda Hernández, asiduo columnista que es muy respetado principalmente por llevar el mismo nombre de su padre, que es un grande de la educación en México, orgullo de nuestra tierra. El maestro Severiano, desde aquel primer domingo de julio, no ha dejado de despotricar, junto con Miguel González Ibarra, contra el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero. Lo acusan ambos, de ser “hombre del sistema” y han llegado incluso a llamarlo “cadáver político”.

El origen de esta animadversión, sin embargo, es muy sencillo. El maestro Severiano se sintió engañado –como él mismo lo ha dicho en sus posteos en facebook- por Nayar Mayorquín, quien le prometió incluirlo en la lista que sería puesta a consideración del consejo. En las palabras del maestro Severiano se puede leer la frustración y el enojo, el coraje de haber sido hecho a un lado en una aspiración que sin lugar a dudas era legítima, pero que no tenía mucho futuro, si somos realistas. No es la primera vez que Ocegueda Hernández ha tratado de tener una participación electoral, lo hizo en 2008, cuando se incluyó en el proceso de selección de la Alianza entre el PRD y el Verde ecologista, para elegir candidato a diputado por el 4to distrito. En la encuesta fue fácilmente derrotado por el Dr. José de Jesús Peña Robles, quien terminó asumiendo la candidatura del PRD, mientras que el profesor Severiano se dedicó a escribir diatribas contra el Dr. Navarro, entonces candidato a alcalde por la misma coalición, acusándolo de autoritario y no recuerdo cuántas linduras más, justo como lo hacen ahora Miguel y él. En aquella ocasión, el maestro Severiano sacó poco más de 1,800 votos, terminando en cuarto lugar de los resultados y casi 14 mil votos debajo de quien ganó la contienda. Quiso, igual, años después ser candidato del PRD  a diputado federal –alentado siempre por Miguel González- y su aspiración quedó en mera anécdota. Con este antecedente me pregunto: ¿Tiene el maestro Severiano, la calidad moral de decir que el doctor Navarro es un cadáver político? ¿Quién es el auténtico cadáver político, si es que hubiera uno entre estos dos personajes? ¿De verdad llegó a pensar que sería más rentable, para MORENA, electoralmente hablando, que el Doctor Navarro?

Miguel González, quien se auto asume como una especie de albacea del legado de Alejandro Gascón Mercado, igual ha acusado al doctor de orquestar el fraude electoral de 1975 que privó de la posibilidad a Alejandro Gascón Mercado de acceder a la gubernatura. Acusa al arquitecto José Ramón Navarro, fallecido hace meses y quien merece todo mi respeto, de haber operado dicho fraude estatal, de actuar en coordinación con la CIA y con Luis Echeverría, casi, casi también los acusa de planear una invasión extraterrestre y sabrá Dios cuántas cosas más. A Miguel habría qué informarlo que el doctor Navarro, por aquellos días de 1975 era un estudiante en el politécnico nacional, que con 24 años de edad se esforzaba por aprender medicina y que radicaba en la ciudad de México, si bien visitaba constantemente Tepic para visitar a su familia, principalmente a su madre -doña Consuelo, una mujer admirable que sacó a sus hijos adelante e hizo de ellos grandes seres humanos, por cierto-. Sin embargo, quienes conocemos a Miguel González, sabemos que ve moros con tranchetes hasta en la sopa. Que habla de Alejandro Gascón Mercado hasta el cansancio, como si en cada ocasión que lo menciona expiara sus culpas por las veces que lo combatió políticamente, diferencias que rompieron con una amistad de años, distanciamiento que ahora oculta tras consignas llenas de palabras rimbombantes y conceptos trasnochados.

¿Por qué Andrés Manuel López Obrador le abre paso al doctor en MORENA de cara al 2017? Porque los mejores resultados electorales del tabasqueño en Nayarit, se los debe al médico originario de Puga. En 2005, de la participación testimonial que tendría la “Alianza por Nayarit” llevando como candidato al ex rector Castellón y que se auguraban no más de 50 mil votos, pasaron a disputar directamente la gubernatura y obtener 100 mil votos más de los esperados. En el 2006, la fórmula al senado de la coalición por el Bien de Todos, encabezada por Castellón y con Carlos Hernández Ibarría como compañero de fórmula, puso en serios aprietos a la fórmula priísta y en Tepic, pudo ganar la elección a diputada federal la señora María Eugenia Jiménez, quien se alzó con el triunfo sobre el ex gobernador Celso Humberto Delgado. En la votación general, Andrés Manuel se impuso a Roberto Madrazo, a pesar de toda la operación del gobernador Ney González para que ganara la fórmula priísta, que era encabezada nada menos que por su cuñado, quien llegó al senado y tuvo un gris desempeño.

Llegó a ser tanta la empatía entre Miguel Ángel Navarro y AMLO, que si el segundo hubiera ganado la presidencia de la república en 2006, el primero sin lugar a dudas habría sido el secretario de salud federal. ¿A alguien le extraña que Andrés Manuel decida nuevamente apoyar al doctor Navarro?

López Obrador es un personaje pragmático, fue capaz de olvidar los agravios de Manuel Bartlett contra la izquierda y contra México. El actual senador, cercano ahora a López Obrador, fue el responsable del fraude contra el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y se le acusa de asesinatos de políticos y de periodistas como Manuel Buendía y Carlos Loret de Mola Médiz.  López Obrador ha reclutado también a Pablo Salazar Mendiguchía, autoritario y represor ex gobernador de Chiapas, entre otros muchos personajes que hoy se cobijan bajo el manto protector de MORENA. El doctor Navarro, sobra decirlo, no es un personaje como los descritos líneas atrás. Es, por el contrario, un hombre íntegro, honesto y con gran sensibilidad, que, considero, es el gran gobernador que Nayarit no tuvo.

Ignoro si las aspiraciones del doctor Navarro vayan a llegar a buen puerto, estamos en proyectos políticos distintos, pero antes que nada, lo considero mi amigo y, frente a las descalificaciones de Miguel González y de Severiano Ocegueda contra él, consideré necesario dar la cara por él, como en su momento lo hizo él por mí. Es mi amigo y le deseo todo el éxito del mundo, pues cuando le va bien a hombre como Miguel Ángel Navarro, le va bien al estado.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina