Tepic, Nayarit, jueves 14 de noviembre de 2019

A la tercera va la vencida

Sergio Mejía Cano

27 de Julio de 2016

Un conocido acaba de subir a las redes sociales un mensaje en donde muy gustoso anuncia que por fin uno de sus hijos había quedado inscrito en una preparatoria pública en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Gustoso porque como bien señala mi conocido, se cumple la sentencia de que a la tercera va la vencida, ya que en dos ocasiones anteriores su hijo no lograba aparecer en las listas de admisión, a pesar de estar seguro de haber contestado bien las preguntas en el examen requerido.

Sin embargo, esto de que queden muchos estudiantes frustrados sucede cada ciclo escolar debido a la falta de cupo no nada más en las escuelas preparatorias, sino más en las de estudios superiores; pero esto no es nada más privativo en el vecino estado de Jalisco, sino que la falta de aulas para asignar un lugar a tantos solicitantes ocurre en prácticamente todo el país, y por ende Nayarit no es la excepción, ya que en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) cada año quedan muchos estudiantes sin poder ingresar tanto a la prepa como a las facultades.

Ahora anuncia la Universidad de Guadalajara (UdeG), a través del señor Roberto Rivas Montiel, coordinador de control escolar de esa casa de estudios, que con más de 6 mil solicitudes, Medicina es la que encabeza la lista de aspirantes, seguida por Derecho, Enfermería, psicología y Contaduría Pública; sin embargo, que de esas 6 mil solicitudes para medicina nada más hay poco más de 600 lugares en “todas las sedes donde se oferta”, esto de acuerdo a la nota que apareció este martes en el portal de internet de nositistema.com.

Pero está visto que también aquí en Tepic, cada ciclo escolar también quedan muchos alumnos sin poder ingresar tanto a la preparatoria como a una facultad o al menos a la de su predilección de acuerdo a su vocación, porque hay estudiantes que al ver frustradas sus aspiraciones para entrar a estudia la carrera para la que se sienten inclinados y ven la oportunidad de que sí hay lugar en otras carreras, en mientras se meten a estudiar algo que no les llena, pero que al pasar el tiempo y como de nuevo no volvieron a alcanzar lugar en la facultad de sus sueños, ya mejor se quedan en donde están, algunos porque le agarraron la onda o les satisface en cierto modo, pero para otros quizás porque ya se enfadaron y con tal de llegar a tener un título, mejor le siguen en donde se habían inscrito por mientras. Y en este sentido, tal vez se perdió tener un buen médico que ahora es contador o un contador que ahora es abogado o un abogado que ahora es enfermero; sin que la mayoría de los profesionistas estén en el lugar que les corresponde.

Es posible que nuestro país vaya cada día más para abajo en muchas cuestiones, pero más en la calidad de los servicios en cualquier rubro, porque muchos de los profesionistas no ejercen al cien por ciento porque no se ubican en lo que estudiaron nomás por decirse profesionistas. Y otros profesionistas no ejercen en lo que estudiaron porque nunca les gustó la carrera que eligieron en mientras, de ahí que tal vez por eso se den constantemente negligencias médicas, y que la mayoría de los abogados no unifiquen criterios o que en el nivel político tergiversen la esencia de las leyes porque no las entienden o le dan un sentido muy diferente siempre y cuando sea a su favor, desde luego. De ahí que ahora haya gente que anda metida en política que claman porque se regulen las marchas de protesta o que se modifique la Constitución Política de los Estados Unidos al respecto; sin embargo, en el peor de los escenarios, es que haya tantos presos y las cárceles estén a reventar porque infinidad de abogados nomás no dan una en cuestión de leyes y muchas de las veces no porque no las sepan interpretar, sino porque quienes están en los juzgados están en su misma situación de estarle dando un sentido a las leyes muy distinto al espíritu de las mismas. Y más hoy en día en que ya está en vigor el nuevo Sistema Penal Acusatorio, del que se dice, se ha implementado para evitar que caiga gente a la cárcel por delitos menores y así aligerar la carga de hacinamiento y promiscuidad en los penales del país y sin embargo, al parecer sigue entrando gente al bote por supuestos delitos como de deudas económicas o algo así.

Lugares en las escuelas de estudios medios y superiores es lo que hace falta en el país, para dar cabida a todo estudiante en la profesión para lo que se siente inclinado. Pero si no se arreglan los planteles actuales, mucho menos pensar en que se construyan más aulas.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina