Tepic, Nayarit, lunes 24 de febrero de 2020

Temor latente entre nuestros paisanos

Sergio Mejía Cano

17 de noviembre de 2016

El gobierno federal se está poniendo el huarache antes de espinarse, y desde luego que toda prevención es buena; sin embargo, ¿sabrá algo el gobierno de Enrique Peña Nieto que no ha dado a conocer a la opinión pública del país? Porque ya se está armando todo un aparato para que los consulados mexicanos en los USA puedan atender a los paisanos que recurran a sus oficinas a buscar protección en contra de una posible deportación masiva que prometió el ahora presidente electo de ese país, Donald Trump.

Pero, ¿en realidad cumplirá su promesa de campaña este próximo presidente gringo? Porque es obvio que ya le estén empezando a abrir los ojos sobre la realidad de lo que significan las personas indocumentadas o que estén en forma ilegal en ese país norteño, y que no nada más existen puros mexicanos y latinos, sino que también hay de otras nacionalidades y que verdaderamente contribuyen y han contribuido a lo largo de muchos años al desarrollo de esa nación. Porque la infortunada frase que lanzó alguna vez nuestro tristemente célebre presidente Vicente Fox, de que los mexicanos hacían trabajos que ni los negros querían hacer, tenía en cierta forma algo de razón, ya que conocidos y familiares que han estado en la unión americana platican que muchos afroamericanos prefieren no trabajar que entrarle a los trabajos duros que precisamente son los que hacen infinidad de nuestros paisanos; porque aducen quienes saben del tema, que en los barrios afroamericanos o en donde predomina esta raza, se la pasan campechanamente vagando en las calles sin que se vean señales de que en alguna forma sean productivos, claro que no todos, pero sí la mayoría que, habiendo posibilidades de poder trabajar no lo hacen por considerar como denigrantes los trabajos que se les ofrecen. Tal vez esta actitud se deba al sentimiento de que sus ancestros fueron muy maltratados cuando llegaron como esclavos.

Y también platican los enterados que han estado allá o que van y vienen, que muchos güeros tampoco quieren entrarle a los trabajos duros, de ahí que es bueno recordar una frase que dijo en una entrevista el guitarrista originario de Autlán, Jalisco, Carlos Santana: de que sin los mexicanos y latinos, los Estados Unidos se hundirían en mierda.

La mayoría de nosotros los mexicanos, si no es que todos, tenemos familiares tanto cercanos como lejanos que están en los USA, por lo que varios de nosotros ya hemos tenido comunicación con ellos, y en pláticas de café o en cualquier tipo de encuentro con amigos y conocidos coincidimos en señalar que los comentarios de quienes están allá son en alguna forma preocupantes, incluso de quienes están ya en forma legal, porque aducen que si ya algunos de ellos ya están bien documentados, no así sus padres o alguno que otro familiar y que posiblemente por este estatus, temen que se desintegren las familias como ya se ha documentado en que deportan a los papás de hijos que ya nacieron en aquél país del norte; y otros familiares que están en los USA desde hace más de 30 años y que aparentemente ya están establecidos y hasta con casa propia ya pagada la hipoteca, pero que no han podido legalizar su permanencia temen que los repatríen y perder sus pertenencias que con puro trabajo han logrado; y desde luego perder los estudios de sus hijos que están en las escuelas. Así que queda claro que ya se está generando una especie de psicosis entre nuestros paisanos que de una forma u otra ya sienten pasos en la azotea, tal vez creada por los rumores que tanto daño hacen cuando alguien está preocupado.

Lo extraño es que los dichos de Trump se vieron más dirigidos hacia los mexicanos que hacia los indocumentados de otras nacionalidades; aunque ya se están dando a conocer que Trump ha bajado la intensidad de anti mexicanismo porque ya se ha publicado en algunos medios que solamente enfocará sus baterías en contra de los ilegales que tengan antecedentes penales o que no muestren una forma honesta de vivir, etcétera. Pero volvemos a lo mismo: ¿nada más los mexicanos y tal vez alguno que otro latino? Porque si fuera pareja la promesa esta de ir en contra de los delincuentes indocumentados, ¿se buscaría entre ellos a italianos coludidos con las mafias o los asiáticos que se dicen pertenecen a sus ancestrales tríadas?

Pero como dicen los enterados, la preocupación debería ser si extraditan a los mexicanos que están purgando penas en las cárceles gringas, porque vendrían a rellenar los penales del país en donde ya no caben más. Esperemos, a ver qué.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina