Tepic, Nayarit, miércoles 22 de setiembre de 2021

Roberto al descubierto, gobierno en quiebra económica

Oscar González Bonilla

09 de Febrero de 2017

Lo dicho: poco a poco sacarán sus trapitos al sol a Roberto Sandoval, gobernador de Nayarit, en lo que se refiere a la deuda pública y actos de corrupción cometidos por manos siniestras a lo largo de su mandato sexenal.

La ocasión para denunciar a voces sobre las trácalas que hasta ahora son conocidas, pudiera ser bien aprovechada por candidatos de los partidos de oposición al PRI que participan este 2017 en el proceso electoral de Nayarit con el propósito de lograr el Poder Ejecutivo, asientos en el Legislativo y posiciones en los 20 municipios de la entidad.

Bandera de alcances inimaginables entre el electorado será la denuncia pública por el territorio nayarita de la verdadera situación administrativa ejercida por Roberto Sandoval, quien cada vez que se le presenta la oportunidad se pavonea para indicar la realización de obra pública con dinero conseguido en la Federación sin causar deuda al gobierno estatal y, por consecuencia, sin afectar economía de los ciudadanos.

Una vez fuera del poder Roberto Sandoval, el 20 de septiembre de 2017, casi es seguro arreciarán señalamientos de corrupción, admitidos o no, por funcionarios clave durante su mandato gubernamental. Se destaparán tales hechos, hoy soterrados por el temor que causa a los enterados el poder, aunque disminuido, que aún conserva el mandatario estatal, pero es mayor el miedo caer en manos del Fiscal Edgar Veytia, brazo ejecutor de Sandoval, quien al detenido aplica sin miramientos tampoco remordimientos el método científico de investigación: tortura.

Bueno, vamos a un caso concreto. El reciente 28 de enero, fecha que por tradición desde 1998 la familia Echevarría festeja el encuentro Entre Amigos porque fue cuando Antonio Echevarría Domínguez decidió hacer pública su aspiración de alcanzar la gubernatura de Nayarit, se celebró la reunión que hoy, mejor que antes, aprovechó su condición de política para hacer denuncias, fijar atención en la administración financiera del Gobierno de la Gente.

De entrada, Echevarría Domínguez sostuvo que el gobierno de Roberto Sandoval está en bancarrota. Desglosó que en el quinto año del Gobierno de la Gente (2016) la administración estatal adeuda solo a instituciones bancarias 6 mil millones de pesos. Desveló además que el actual gobierno aumentó el plazo de crédito a más de 19 años, mientras que el anterior gobernador de Nayarit lo dejó en ocho años, lo que quiere decir que los nayaritas habremos de pagar capital e intereses de la deuda once años más. Afirmó que el costo por servicio de la deuda (capital e intereses) es de 687 millones de pesos, que se paga a los bancos anualmente.

Explicó el exgobernador que lo anterior no son inventos suyos, sino que están respaldados documentalmente por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como el Periódico Oficial, órgano del gobierno del Estado. No paró en mientes, y lanzó la quemante pregunta: ¿En qué se han gastado los casi seis mil millones de pesos? Pregunta que quedará sin contestación por parte de la oficialidad, pues el gobierno de Roberto Sandoval no ha sabido explicar siquiera con exactitud cuánto es el monto de la deuda.

Poquitos meses de haber iniciado el gobierno actual (2011), Roberto Sandoval, como titular del Poder Ejecutivo, envió al Congreso del Estado solicitud de autorización para adquirir un crédito bancario por cinco mil millones de pesos, dinero necesario para renegociar la deuda heredada, que al principio el mandatario estatal aseguraba era de seis mil millones de pesos, pero conforme avanzó el tiempo Sandoval públicamente manifestó que la deuda dejada por Ney González es superior a los diez mil millones de pesos.

Pero la apreciación de que serán descubiertas corruptelas cometidas a lo largo del gobierno de Roberto Sandoval puede caer en la conjetura, más cuando columna de esta naturaleza es subjetiva. Habrá que tomar en cuenta que en el gobierno de Ney M. González Sánchez (2005-2011) acciones de corrupción entre funcionarios estuvieron a la orden del día, el mandatario priista dio manos libres.

El caso más próximo por nuestra actividad periodística es el de la Dirección de Comunicación Social del gobierno de Ney. La última titular de esta dependencia fue señalada públicamente de desviación de recursos del erario estatal en la compra de bienes materiales y vehículos, entre otros, que acrecentaron considerablemente su patrimonio. Incluso abandonó cargo que posteriormente ocupó, ya terminado el gobierno de Ney, en el Congreso del Estado para hacer frente a demanda penal que se veía venir. Subalternos de ésta también cayeron en corrupción, aunque en menores proporciones, pero no dejan de ser acciones deshonestas. Hoy de manera acomodaticia le sirven al actual gobierno, hasta son titulares en radio de programas de opinión.

El gobernador Roberto Sandoval cuanta oportunidad ha tenido se queja amargamente de la pesada deuda pública que le dejó su antecesor, sobre la cual deja entrever hubo daño al erario estatal, desviación de dinero para beneficio personal, pero ni un solo dedo ha movido para demandar penalmente a Ney González y testaferros. Los gobiernos priistas tienen por costumbre taparse con la misma cobija de la impunidad.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina