Tepic, Nayarit, martes 12 de noviembre de 2019

Mala diplomacia mexicana

Sergio Mejía Cano

30 de Marzo de 2017

Cuando el licenciado Luis Videgaray Caso tomó posesión como Secretario de Relaciones Exteriores (SRE), en enero de este año, dijo claramente que no conocía dicha secretaría, más de lo que la conocía por fuera, que no era un diplomático y que llegaba a aprender. Y por lo visto no ha aprendido nada de nada en cuanto a diplomacia se refiere, pues ahora ha metido a nuestro país en una coyuntura intercontinental al pronunciarse en contra de la vida política de la hermana República de Venezuela, presidida por el señor Nicolás Maduro.

El secretario Videgaray Caso, por hacerle el juego al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y posiblemente haciéndole el caldo gordo a la nueva administración del presidente gringo Donald Trump, ha sido omiso con la Doctrina Estrada basada en el artículo 89 constitucional, que señala claramente la no intervención y la libre autodeterminación de los pueblos, pues don Luis Videgaray está violando flagrantemente esta doctrina que otrora le dio tanto prestigio y respeto a nuestra nación. Y se está metiendo en berenjenales debido a que el señalamiento que ha apoyado Videgaray se refiera a que Venezuela libere a los presos políticos y que haya elecciones “libres y democráticas”, tal y como si en verdad él, Videgaray Caso supiera mucho de esto. ¿Por qué tiene que intervenir nuestro actual gobierno en cosas internas que nada más compete a los mismos venezolanos? Probablemente los hermanos venezolanos al igual que nosotros los mexicanos tengan y prefieran un gobierno que se merecen; pero no por eso, nuestro gobierno les va a decir a los venezolanos cómo hacerle.

Y precisamente, nuestro actual gobierno no tiene la calidad moral para andar interviniendo en estas cosas de presos políticos y democracia porque si nos juzgaran otros países, nuestra Nación no quedaría bien parada que digamos, porque si hoy mediáticamente se está denostando a Venezuela, Bolivia y Ecuador por no alinearse al cien por ciento con los dictados gringos, en caso de que México demostrara la decisión de su autodeterminación no mostrándose tan sumiso al Tío Sam, es posible que la prensa internacional también hablara de nuestro país igual que lo hace ahora con esos países del cono sur del continente; pero tal vez para que esto no pase, el señor Videgaray como representante de la diplomacia mexicana nos quema ante los ojos del mundo como una nación con un gobierno que baila al son que le toca el gobierno yanqui.

Existe la posibilidad de que aquí en México haya presos políticos y de conciencia y también de que anden mexicanos pidiendo asilo político por sentirse perseguidos por sus ideas, y si bien hay muy baja intensidad al respecto, tal vez si se le sepa algo en otras naciones a nuestro gobierno de que algo anda muy mal, algo que sabe desde luego el gobierno estadounidense que nos tiene bien monitoreados de todo a todo, y de ahí que le aprieten las tuercas a la actual administración mexicana para que acate la voluntad del vecino país del norte y lo apoye en hacer caer al supuesto dictador Nicolás Maduro, quien no hace otra cosa más que gobernar como puede y no como quieren los gringos que lo haga, de ahí que le estén moviendo el tapete tan bruscamente aprovechando la sumisión de la OEA en su conjunto para debilitar a Maduro y que Venezuela pase a ser parte del concierto de naciones americanas aliadas de los USA sin cortapisas, excusas ni pretextos: sumisos a los dictados gringos.

Pero qué se puede esperar de la diplomacia mexicana si ya tiene tiempo que quien encabeza la SRE no es diplomático de carrera, sino que  ese puesto se ha utilizado para colocar a personajes más bien allegados al Jefe del Ejecutivo en turno que en poner ahí a alguien que en verdad comprenda lo que es la diplomacia y poner nuestra nación en alto respecto a conflictos internacionales en donde no quede nuestro país como sumiso ante otras naciones.

Ahora, la diplomacia mexicana está encabezada por alguien que ha reconocido públicamente que no sabe nada de nada de este nuevo cargo, y he ahí los resultados de que nos estén ninguneando en el norte amagándonos un día y otro también y con la aplicación de las deportaciones de connacionales sean delincuentes o no; y obviamente con el chantaje del tratado de libre comercio con el que pretenden los gringos sumirnos aún más en la miseria al pueblo mexicano en sí, aunque pensándola bien peor no nos podría ir, pues según Peña Nieto, la crisis solamente existe en las mentes de quienes la ven.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina