Tepic, Nayarit, martes 12 de noviembre de 2019

Entrar al ruedo sin saber torear

Sergio Mejía Cano

26 de Mayo de 2017

Basta con remontar a las elecciones del año 2002 en Nayarit para comprobar que hoy en día el Partido Acción Nacional (PAN) cuenta con los mismos promotores del voto que en aquella ocasión, con la salvedad de que en dicho año compitió solo para la alcaldía de Tepic y ahora lo hace en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero la propaganda en sí es prácticamente la misma que en aquel aciago año para el PAN que en ese entonces su candidato a la Presidencia Municipal era el doctor Leopoldo (Polo) Domínguez González.

En aquel tiempo de las elecciones de 2002, la propaganda en los diarios impresos y otros medios de comunicación coincidentemente eran los mismos de ahora, pues las portadas de ocho columnas señalaban como un ganador virtual de las elecciones al doctor Domínguez González, pues se leía casi a diario que “Polo ya ganó, la ciudadanía ya le dio el gane al doctor Domínguez, Rotundo triunfo de Polo, los tepiqueños ya decidieron por Polo, si las elecciones fueran este día Polo arrasaría de calle, no hay vuelta de hoja Polo ya ganó, irreversible el triunfo de Polo y un largo etcétera de titulares de este tipo”. ¿Y? El resultado fue contundente pero en contra del candidato panista, pues quien se alzó con el triunfo fue el candidato del otrora partido aplanadora, el PRI, Ney González Sánchez.

Ese aciago día del siete de julio del 2002, para el PAN y para Polo desde luego, a las 20:00 horas la puerta de la casa de campaña de Polo Domínguez, por la calle Hidalgo casi esquina con Zacatecas, ya estaba cerrada a esa hora; y por la avenida México ya comenzaba el desfile del triunfo del candidato priista. Llega un amigo con botas vaqueras y sombrero a tocar fuertemente la puerta de la casa de campaña de Polo y pregunta a una señora que le abre que qué había pasado, a lo que la señora le dice que hay malas noticias, pásate le dice, y todavía el vaquero le dice a la señora que si no van a ir al desfile, tal vez debido a una brizna de optimismo generada por el engaño de las campañas, pero la señora le grita que se pase de una buena vez, que no está para bromas.

Hoy en día se ve de nuevo la misma propaganda a favor del joven empresario Antonio Echevarría García, pero apoyada la campaña de proselitismo también en algunos portales de internet como nnc.mx, y como para todo hay gente, desde luego que puede generar un efecto favorable el que ya se considere como el virtual y contundente ganador a la gubernatura del estado al joven empresario sobre todo en las nuevas generaciones y la gente que le da flojera pensar; sin embargo, para gente pensadora y viejas generaciones, esta campaña y esta afirmación de que ya está el caldo cocido a favor de Echevarría García, no hace sino remontarlos al pasado de aquel año del 2002 en que una mentira por más veces que se repita, jamás se convierte en una realidad.

Lo malo de cuando se eleva a alguien artificialmente, es que ese alguien se la llegue a creer a tal grado de que pueda pensar que es cierto, que no hay nadie quien le gane y de que es el non plus ultra, y peor si no reflexiona al respecto, de que sopese sus verdaderas posibilidades, que sea congruente y honesto consigo mismo de si en verdad está preparado para llegar a ocupar un cargo de tal envergadura sin haber pasado antes por otros cargos menores pero de elección popular; que se dijera a sí mismo que en realidad no sabe nada de política y que no porque sus familiares más cercanos han estado dentro de la política, por eso él también podría destacar en ese ámbito. Debería de pensar que como el hijo de un torero que ha tenido buenas corridas, que ha sido aclamado, que no ha sido corneado y que se ha llevado las palmas, no por eso el hijo sabe torear y menos si jamás ha estado frente a un toro de lidia.

Sería bueno que el joven empresario se hiciera un análisis de conciencia y sopesara su capacidad y el interés de los que están atrás de él y que lo están lanzando al ruedo y sin capote ni sable, para que reflexione si no nada más esos que están detrás de él solamente están buscando lo suyo, lo de él, porque lo que caiga es bueno y lo de ellos, es decir, su propio bienestar sea como sea, el caso es de hacerse de la gubernatura para quedar acomodados en determinados puestos aunque no sepan ni qué hacer ya estando en esos puestos designados, pero el chiste es llegar a como dé lugar.

¿Por qué ese interés tan repentino de querer ser gobernador del estado? ¿Será acaso por acatar un mandato paternal? Pero en fin. Sea pues. Vale.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina