Tepic, Nayarit, martes 20 de agosto de 2019

Surge la URSS de la guerra civil rusa antibolchevique

Octavio Camelo Romero

23 de Octubre de 2017

Tras el triunfo de la Revolución Bolchevique el 7 de noviembre de 1917, el establecimiento del nuevo gobierno no fue una tarea sencilla. Se desató una guerra nacional e internacional antibolchevique. Rusia Soviética se vio envuelta en una guerra civil en la que el gobierno de Lenin tuvo que defenderse de una coalición nacional e internacional antibolchevique. En parte por necesidad, en parte por convicción ideológica, el gobierno de Lenin aplicó una nueva política económica: el “comunismo de guerra”. En medio de la guerra civil se inició una transformación radical de la economía y la sociedad rusas.

Inmediatamente después de llegar al poder, el gobierno bolchevique tuvo que hacer frente a un ataque militar generalizado. Tres fuerzas principales se enfrentaron al gobierno de los Sóviets que tenía a Moscú como la nueva capital del país. La primera la constituía el Ejército Blanco, una abigarrada coalición nacional de todos los opositores al bolchevismo en la que predominaron ciertos generales zaristas. La segunda estaba formada por los países de la Entente, esto es, los británicos, los franceses, los norteamericanas, y los japoneses organizados en pequeños ejércitos expedicionarios, invadían el territorio soviético, por lo que, la intervención extranjera se basó más en la ayuda a los “generales blancos”. Su propósito era derrocar a los bolcheviques y conseguir que Rusia volviera a la lucha contra los Imperios Centrales. Y la tercera era la fuerzas del recién creado estado polaco que se enfrentaron al nuevo estado soviético en la guerra ruso-polaca (1918-1921).

El gobierno de los Sóviets tuvo que tomar medidas extraordinarias para enfrentar a los contrarrevolucionarios y nombró a León Trotsky comisario de guerra, el cual de inmediato se puso al frente del Ejército Rojo, al que consiguió organizar con férrea disciplina. En adelante, el ejército y la Checa emprendieron la destrucción sistemática del enemigo.

Terminada la Primera Guerra mundial, las fuerzas expedicionarias extranjeras enviadas a la Rusia Soviética retornaron a sus países, y en adelante, el Ejército Rojo centró todas sus energías en derrotar a un Ejército Blanco, desorganizado y minado por las divisiones internas.

Durante la guerra antisoviética, los bolcheviques aplicaron un nuevo modelo económico que surgió de las necesidades bélicas. Poco después de iniciada la Guerra Civil y la invasión extranjera, se instauró el “comunismo de guerra” (1918-1921). El objetivo del “comunismo de guerra” era el de asegurar que unos mínimos de producción agrícola e industrial llegarían a las empresas y los consumidores urbanos. Se trataba, simplemente, de la supervivencia del nuevo régimen y no de una estrategia económica deliberada. En la agricultura, el “comunismo de guerra” consistió básicamente en la requisa de alimentos a los campesinos para abastecer al Ejército Rojo y a las ciudades. El sector industrial fue nacionalizado en su mayor parte y sometido a estrictas regulaciones por parte de organismos estatales. La inflación se disparó espectacularmente: el nivel de precios llegaría a ser 16,800 veces mayor que en 1914. El dinero desapareció como instrumento de los intercambios a favor del racionamiento y el trueque.

En medio de esta situación caótica, el nuevo régimen introdujo una serie de importantes reformas sociales. Promovió la construcción de “palacios para la protección de la maternidad y los niños”. Entre 1918 y 1920, el gobierno de Lenin aprobó el matrimonio civil, legalizó el divorcio y permitió la interrupción del embarazo. Se promovió la creación de una agencia, la Zhenotdel, el primer organismo gubernamental para la situación femenina de la historia. Otro aspecto destacado fue la activa campaña de alfabetización iniciada por la Comisión Extraordinaria para la Liquidación del Analfabetismo.

La Rusia soviética surgida de la guerra civil era un país destrozado y hambriento. La rebelión de los marinos, célebres por su apoyo a los bolcheviques en marzo de 1921 mostró a Lenin el alcance del descontento popular. La respuesta del gobierno comunista fue un giro importante en la política económica, la NEP. La liberalización controlada de la economía permitió la recuperación económica. En marzo de 1921 se inició la Nueva Política Económica (NEP), que se mantuvo en vigor hasta 1928.

La Guerra Civil llegó a su final con la conquista por parte del ejército rojo de Vladivostok el 25 de octubre de 1922, que era la ciudad desde la que el ejército blanco orquestaba sus movimientos. Por otra parte se llevó a cabo la reforma interna del Estado. Las distintas nacionalidades fueron convertidas en repúblicas y en 1922 nació la URSS, tras la federación de las repúblicas de Ucrania, Rusia Blanca y Transcaucasia con la de Rusia. Se aprobó la creación de una nueva moneda, el rublo-oro, y se terminó con la economía del trueque. Pero no fue hasta 1924 cuando se creó la Constitución de la URSS, donde el sistema que aplicó Rusia en 1918 fue extendido al resto de repúblicas: los soviets y los comisarios del pueblo ostentaban el poder. Lenin, sin embargo, no pudo ver estas transformaciones. Tras sufrir un atentado en 1918, su salud se deterioró rápidamente y murió en enero de 1924. En fin.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina