Tepic, Nayarit, lunes 11 de diciembre de 2017

Una explosión fatal latente

Sergio Mejía Cano

07 de Diciembre de 2017

Ya tiene tiempo que se oyen voces de alarma sobre el penal de Tepic señalando que es una bomba de tiempo que está a punto de estallar. Dos hechos recientes se podrían considerar ya como el preludio de un tercero cuyos resultados podrían ser de pronósticos reservados. Uno sucedió en el mes septiembre y el otro acaba de ocurrir el pasado lunes 4 de este mes de diciembre.

Se sigue teniendo presente porque es imborrable, el llamado “zorrazo” que sucedió en el mes de diciembre de 1988, por lo que muchos nayaritas no quisieran que se volviera a repetir un hecho similar, porque el caldo de cultivo está a punto de estallar debido al hacinamiento dentro del penal Venustiano Carranza, cuya capacidad ya rebasa desde hace mucho tiempo el límite de internos para el que fue proyectado; y existe la posibilidad de que cada día se incremente más la cantidad de presos, por lo que se requeriría que hubiese una revisión exhaustiva sobre los reos expediente por expediente, porque podría existir la posibilidad de que haya muchos de ellos que ya no tendrían por qué estar ahí.

Sin embargo, ¿qué podría hacer el gobierno actual respecto a este peligroso asunto del penal? Porque se dice constantemente que esta administración recibió las arcas vacías y en cuestión económica no nada más está la de esta situación de reubicar a los internos, porque no hay a dónde enviarlos para depurar el reclusorio ya que se ha documentado que las cárceles de los demás municipios están casi o en las mismas condiciones que el de Tepic; y el problema es que no hay dinero, se dice, no nada más para construir otro penal más grande y adecuado a las actuales circunstancias, sino que también se requieren recursos económicos para cubrir gastos de nómina de la burocracia y la ayuda que necesita a la voz de ya la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), así como el magisterio. Entonces, vaya que está dura la situación para el gobierno estatal, porque tendrá que hacer los movimientos necesarios para conseguir ese dinero que tanta falta hace para remediar en lo inmediato todos estos asuntos que atañen a cuestiones económicas, pero más las de la seguridad dentro del penal que de no detenerse a tiempo, explotará y ahora el riesgo es mayor por los asentamientos humanos aledaños a dicho penal de la capital nayarita que se informa, rebasa ya casi cuatro veces su capacidad de internos.

Desde que se suscitaron los hechos el pasado mes de septiembre, es posible que se hayan llevado a cabo operativos cada semana o el día menos esperado y sin anunciar, para esculcar las celdas y todo lo revisable para buscar armas de todo tipo, hasta hechizas que son las más recurrentes; pero sobre todo, descabezar a los grupos de poder dentro del mismo penal.

Hay personas que han estado en el interior del penal y afirman que existen auto gobiernos dentro del mismo, que hay internos que tienen poder sobre otros que los obedecen ciegamente, entonces, a esos que se identifiquen como jefes habría que separarlos y mandarlos a otros penales de otras entidades, porque solamente desarticulando las redes de poder dentro del penal, sería como se debilitaría ese poder sin que contara con una cabeza que ordenara lo que se tendría que hacer.

Sin embargo, según algunos analistas, a los directores de los penales del país, les conviene que haya uno o varios autogobiernos dentro de los penales, porque así se les aligera la chamba para tener un mejor control sobre los mismos. Pero esto es lo malo, porque no puede haber dos poderes encontrados: el del director del penal y el del interno que manda a los otros, porque cuando hay desavenencias entre estos dos poderes es cuando podrían surgir los problemas, y más si hay cuestiones económicas de por medio.

Desde diciembre de 1988 se debió haber puesto en marcha el proyecto para la construcción de otro penal en Tepic, porque desde entonces ya existía hacinamiento, ya había más presos de los que debía haber; sin embargo, tal vez se les olvidó a las autoridades consecuentes y dejaron que creciera este problema de que el penal se fuera llenando más y más con las consecuencias a la vista. Porque estos dos acontecimientos sangrientos recientes han sido un aviso de que algo más grave podría ocurrir no a largo plazo, sino que tal vez no tarde en reventar, porque de septiembre a diciembre es muy poco tiempo para que haya vuelto a haber otro pleito de fatales consecuencias. Y si bien ya hacía tiempo que no sonaba algo así, tal vez sea porque no se dan a conocer a la opinión pública.


Comentarios

© Copyright 2017 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Running on Domain2
Gasolina México - Consulta Precios de Gasolinas