Tepic, Nayarit, martes 18 de diciembre de 2018

Periodistas chayoteros

Oscar González Bonilla

14 de Febrero de 2018

Caminaba como de costumbre la tarde de este martes por la avenida México hacia el norte de la ciudad, cuando de repente sobre mi hombro sentí el peso de una mano, era un amigo periodista de la grey nuestra.

Sin más, de sopetón me hizo saber que el gobernador de Nayarit Antonio Echevarría García, en sendos discursos de actos oficiales, se ha referido a periodistas como chayoteros. Le incomoda la expresión. Nuestro compañero reportero cree que por la investidura de Ejecutivo estatal debe evitar esa despectiva representación de quien por dinero publica información.

Justo el encuentro callejero ocurrió cuando ensimismado venía sobre la poquísima efectividad que en los últimos días he tenido en mi actividad periodística, sobre todo en entrevista, género cultivado durante años y que con pasión más desarrollo en el tema político, pero no me causa flojera cualesquiera otros.

En reiteradas ocasiones este año he fracasado en mi propósito de entrevistar a distintos personajes, por diversas razones de parte de ellos no ha sido posible. Mis pensamientos los he dirigido a la auto reflexión: ¿no tengo ya la suficiente presencia periodística? ¿Han ganado el espacio las nuevas generaciones, más quienes con suficientes conocimientos académicos han egresado de universidades? Me resigno con detenimiento al ineludible procedimiento dialéctico de que lo nuevo sustituye a lo viejo.

No he tenido el atrevimiento de solicitar entrevista con titulares de las diferentes dependencias del gobierno estatal. Primero por temor a la negativa, pues me he predispuesto a esa condición al tomar en cuenta que he ganado fama de impertinente. Y en segundo lugar a la mayoría de funcionarios del gobierno Echevarrista no conozco, jamás en mi vida de reportero de la gente los he tratado. Las excepciones son Jorge Aníbal Montenegro Ibarra y Antonio Serrano Guzmán, secretario general de gobierno y director de los SEPEN, respectivamente.

Mi amigo periodista provocó abandonar estas ideas al exponer que curiosamente ninguno de los casi 200 periodistas, entre reporteros, opinadores y falaces, existentes en Nayarit ha hecho reclamo alguno sobre el despreciativo pronunciamiento del gobernador Echevarría García hacia los comunicadores. Seguramente la mayoría ya caímos en zona de confort, porque muchos somos como las veletas: nos conduce el viento del dinero, le dije.

Continuó con su argumentación para indicar que el gobernador Echevarría García al parecer atina dardos cuando hace referencia, sin decirlo, a aquellos periodistas que simulan serlo, a quienes como pseudoperiodistas sin ápice de ética obtienen dinero a cambio de chantaje y rara vez hacen periodismo. Pero también es manifiesto su deseo de terminar los obsequiosos convenios de publicidad con las empresas de los diversos medios de comunicación locales. Tal parece que hasta el momento lo antedicho no ha ocurrido, porque cuando menos los medios escritos han concedido titulares de primera plana al mandatario estatal donde se enaltece su trabajo, si lo contrario hiciera, es decir, cerrar la llave del dinero público, ganaría prensa independiente y crítica, o provocaría que estos cayeran en crisis y enseguida en la desaparición. Sin embargo, cada gobierno tiene periodistas y medios preferidos.

Los medios de comunicación nuestros debieran solventar su economía mediante efectiva cartera de anunciantes, que sea el elemento básico para su supervivencia y evitar así sobresaltos. Pero son pocas las empresas que tienen como prioridad la publicidad comercial, por comodidad recurren a los convenios de publicidad con los distintos niveles de gobierno, además amplían sus tentáculos hacia los poderes Legislativo y Judicial, otros entes públicos y hasta la Universidad Autónoma de Nayarit que les dejan mayores utilidades.

Y continuó la disertación con el amigo periodista inconforme al sacar a colación la incultura y preparación en terreno del periodismo de compañeros nuestros, ni pensar siquiera en la práctica de periodismo de investigación, lo que con facilidad da a pie a la crítica no sólo de la oficialidad sino por parte de los integrantes de la comunidad mediática. Incluso hubo ocasión que desde el poder se anunció que la prensa de Nayarit era la peor del país. El periodismo tiene serios obstáculos para ser ejercido de la mejor manera, bajos salarios y rivalidad entre colegas, son entre otros muchos.

Buena parte de tiempo en esa tarde sin sol fue dedicado al trato escabroso del periodismo en Nayarit. Las argumentaciones a favor y en contra de quienes por años nos dedicamos al oficio periodístico son en vastedad, los temas no fueron abordados a profundidad sino más bien sobre la superficie.

La inconformidad de mi compañero no sólo se sustenta en que nadie dice nada para refutar las palabras del gobernador Antonio Echevarría García, sino más bien en que el mandatario mide a todos con el mismo rasero, cuando considera que no debe ser así porque dijo no todos somos iguales. Hay algunos que casi nacimos siendo periodistas, sostuvo. Y tan tan. Adiós que te vaya bien.

Comentarios

© Copyright 2018 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina