Tepic, Nayarit, viernes 22 de junio de 2018

Partido de reciclaje

Sergio Mejía Cano

23 de Febrero de 2018

Quizás no dejen de tener razón quienes señalan al Partido de Regeneración Nacional (Morena) como un partido de reciclaje por estar aceptando todo lo que le llega, bueno y malo y no tan peor de todos lados. Entes políticos considerados cartuchos quemados que obviamente no se conformarán con ser unos militantes más de a pie, sino que se han acercado a Morena con la finalidad de seguir mamando del presupuesto.

Claro que Morena le abrió las puertas a nuevos cuadros, gente nueva en la política; sin embargo, estas nuevas generaciones están siendo desplazadas por los viejos cuadros políticos de siempre que están llegando a dicho partido con la complacencia de su dirigente a nivel nacional, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien sin chistar les da la bienvenida a pesar de que algunos de los recién llegados en otros tiempos los han satanizado casi hasta de come niños crudos. Pero se debe de tener en cuenta que AMLO no podría ser tan ingenuo como aparenta, pues si está recibiendo a quienes en otros tiempos fueron no nada más sus adversarios políticos, sino hasta se podría decir que enemigos, es por algo que tal vez solamente él y sus asesores lo saben, pero que a buena parte de la opinión pública le ha prendido los focos amarillos que alertan de que algo se cuece aparte.

Obviamente que no deja de llamar la atención el que se haya aceptado en las filas de Morena a Germán Martínez Cásares, a quien se le identifica claramente con su paisano el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, y por haber sido miembro de su Gabinete en la Secretaría de la Función Pública y haber ocupado varios cargos en representación del Partido Acción Nacional (PAN) e inclusive hasta haber sido presidente de esta partido a nivel nacional. Y ahora está postulado por Morena para un cargo plurinominal, entonces por lo que surge la pregunta: ¿de qué se trata pues?

Hay analistas que argumentan que posiblemente le estén enviando puros caballitos de Troya a Morena para desvirtuarlo y descarrilarlo en el momento más propicio, porque es muy raro que de todas las fuerzas políticas estén llegando a Morena personajes políticos con una cola más larga que la cuaresma. Aunque también existe la posibilidad de que se cumpla la maldición de que el enemigo más fuerte que tiene AMLO es él mismo debido a su carácter que ha mostrado y demostrado a lo largo de su larga vida pública. Y si bien se dice que los años hacen sopesar las propias debilidades y se llegan a conocer a sí mismas las personas gracias a los años y la experiencia, en ocasiones AMLO da muestra de que con él a veces no es así, pues de vez en cuando pronuncia frases comprometedoras o que se prestan a malas interpretaciones  y que son aprovechadas por sus adversarios para ser utilizadas en contra del tabasqueño, como es el caso de aquella famosa frase de “ya cállate chachalaca”, que quiérase o no, sí le restó puntos entre varios de quienes creían en él como la mejor opción. Y ahora con el hecho de haber anunciado una amnistía hacia grupos criminales, también fue aprovechado por los que nada más están esperando lo que haga o diga AMLO y que se pueda aprovechar para revertírselo. Y si bien hubo analistas que explicaron que amnistía y perdón no es ni significa lo mismo, aun así sigue habiendo gente que ha creído todo lo contrario.

Hay quien dice que AMLO no hace caso a las sugerencias de sus asesores, pero ¿entonces para qué los quiere junto a él? Se supone que en ciertos casos si valora lo que sus concejeros le dicen, señalan o llaman la atención; sin embargo, al parecer con la aceptación de ir en alianza con el Partido Encuentro Social (PES) tal vez se podría deducir que en este caso sí hizo caso a asesores y allegados entre los que probablemente haya uno que otro traidor que sabe que con esto le está atando una soga al cuello al político tabasqueño, y más aprovechando la ambivalencia de carácter de AMLO que no se define de bien a bien sobre cuestiones de respetar al Estado Laico que nos rige.

En la toma de protesta como candidato a la Presidencia de la República por el PES, se pronunciaron citas bíblicas y el mismo AMLO salió con su onda de hacer una “Constitución Moral”, tal y como si el horno estuviera para bollos en estas cuestiones. Aunque se dice por parte de investigadores, que muchos gobernantes no es que sean muy religiosos en realidad, pues lo que pasa es que saben que como la mayoría de los mexicanos son creyentes, entonces por ahí les pueden llegar para  que los favorezcan con su voto.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2018 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina