Tepic, Nayarit, sábado 21 de abril de 2018

Manuel Cota no nos traicionó

Oscar González Bonilla

05 de Abril de 2018

-No, Manuel no nos traicionó.

Brota la expresión del doctor José Lucas Vallarta Robles desde la reposada serenidad arrellanado en amplio sillón de oficina privada de la vieja casona de la calle Veracruz al norte de Tepic, despacho jurídico Castro y Asociaciones, que hace años utiliza para gestoría social y política.

Pido la entrevista al añoso político en su calidad de ex presidente del comité directivo estatal del PRI, el cual, dice, ha desempeñado en dos ocasiones en épocas diferentes. Le hago la aclaración que el tema central es lo sucedido a su hijo Jorge Vallarta Trejo, quien fue defenestrado por el comité ejecutivo nacional del PRI como aspirante a diputado por el primer distrito electoral federal de Nayarit.

Asiente con inclinación de la cabeza.

-Corren versiones de que Manuel Cota traicionó a su mentor político ¿Guarda usted rencor?

Tras reiterar que no es así, Vallarta Robles sostiene:

-No, no. No es mi modo de ser, tú me conoces, la gente también, no guardo rencores, ni ando peleando. Yo trato de que las cosas se armonicen y se hagan bien.

Pidió al reportero se analice la propuesta inicial de aspirantes a las candidaturas del PRI, se podrá comprobar entonces que Jorge Vallarta Trejo “El Peque” era el único cuadro propuesto por el senador Manuel Cota. “El único”, enfatiza.

-Yo estoy seguro que Manuel hizo el intento fuerte de que mi hijo fuera (candidato). No llegó porque hubo alguien con más fuerza política (ante el comité ejecutivo nacional) que Manuel, me imagino eso ¿Qué más pudo haber pasado? Porque ni modo que Manuel haya querido que otra persona fuera. Era el único (Jorge Vallarta) que él había puesto como candidato. Ni modo que Manuel haya desistido en su empeño, no; también a él lo hicieron a un lado.

Al apoderarse el senador Manuel Cota desde el año pasado de la estructura base del PRI estatal, se pensó en el nacimiento de un cacicazgo político, pero en la realidad no es así, hago la observación al entrevistado.

-Al analizar los actuales candidatos te darás cuenta cuál es de Manuel. Manuel, por lógica, es de Nayarit el hombre con más influencia en el PRI de la capital del país, pero la realidad, revisa las cosas, no se te da así. Vamos a ver qué pasa en el transcurso de esta elección, tendremos que darle tiempo al tiempo para ver como salen las cosas.

A usted, doctor, no deben extrañar las triquiñuelas del PRI a su interior. Como la sucedida a su hijo, en la historia del partido hay muchas. Citaré dos ejemplos que en carne propia vivió. Para el periodo de gobierno estatal 1993-1999, usted buscó ser candidato del tricolor a la gubernatura. Se dice que en México le dieron la candidatura, pero en el transcurso del vuelo a Tepic se la quitaron. En 2002, renunció a la presidencia estatal del PRI inconforme porque desde el centro le impusieron candidatos.

Ningún movimiento extraño mostró su rostro, ni siquiera cambio de posición en el mueble donde se hallaba sentado. Impávido, sentencia:

-A mí el presidente nacional del partido, aquella ocasión, me dijo que me viniera con el delegado (del CEN del PRI para Nayarit) tranquilo, que las cosas estaban bien. Pero por la noche me informaron que no era yo (candidato), que era otra persona. Y se atendió. Pero todo fue en ese sentido, ahí no hubo nada raro.

-(En 2002) Bueno, te voy a contar lo que pasó. Ellos tenían una propuesta y yo tenía otra, pero la comunicación era por teléfono, nadamás. Hablaba con la secretaria general del partido que en aquel tiempo era la maestra Elba Esther Gordillo, en una ocasión me dijo: véngase mañana a platicar aquí para llegar a un acuerdo. Al día siguiente desde temprano estuve en México, pero nunca me recibió. Por la tarde en una reunión abordé al presidente (Roberto Madrazo Pintado) y le mostré mi inconformidad y pedí hablar con él. Ahorita, me dijo, pero tampoco me atendió. Al día siguiente presenté mi renuncia porque creí no era justo se tratara de esa manera a un presidente estatal. Por eso renuncié, no por la imposición de candidatos.

En redes sociales aparecieron fotografías donde alegres se ven Lucas Vallarta Robles y Guadalupe Acosta Naranjo, este último líder moral del perredismo nayarita. Al echar a volar la imaginación muchos pensamos que el doctor –Odontólogo, por cierto- cabildeó la candidatura de su hijo “El Peque” para el primer distrito electoral federal por la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC). De entrada no lo admite, pero  acepta que Lupe es su amigo, además de compañeros de cámara local, por tanto muchas veces ha asistido a casa de Vallarta Robles para tratar asuntos políticos, confiesa.

-En esta ocasión, él tenía o tiene la idea de que mi hijo fuera candidato, porque no sería del PRI, de la coalición que ellos traen. Todos creyeron que yo le diría a mi hijo lo que hiciera. Yo le dije a Lupe que no era conmigo, que era con mi hijo, que platicara con él porque ya tiene edad y experiencia, si ésta no suficiente ya ha tenido actividad partidista. Luego de platicar con él, le dije a Lupe que respetaría la decisión que “Peque” tomara. Al mismo tiempo aclaré que yo seguiría en el PRI, pero la decisión de Jorge es única y exclusiva de él. Todo el mundo cree que influí en mi hijo, no es así. Pero aclaro tendré que decirle a mi hijo los pros y los contras, las cosas favorables y desfavorables que se va encontrar, pero eso es otro motivo. La cosa fue así. Y Lupe entendió inmediatamente lo que yo le decía, porque es un hombre además de inteligente con mucha experiencia política. Se arreglo con él.

Con base en la experiencia adquirida como presidente del PRI en Nayarit, Lucas Vallarta Robles sostiene que la decisión de desplazar a Jorge Vallarta Trejo de su aspiración de ser candidato fue del comité ejecutivo nacional, mientras que el comité directivo estatal sólo cumplió órdenes. No descarta que tal disposición fuera por influencia política de alguien.

Le disgusta que durante un mes, desde la Ciudad de México la dirigencia nacional del PRI vía telefónica ratificó a “El Peque” Vallarta la candidatura a diputado por el primer distrito electoral federal, pero de última hora le negaron la oportunidad cuando había realizado actividad de precampaña.

-Eso complicó las cosas, porque no hubo quien diera una explicación, una información real. Si con tiempo le hubieran dicho a “El Peque” que no iba él, pues se disciplina uno y se va a su casa a trabajar por el partido. Cuando no hay información se complican las cosas, porque viene la inconformidad, no nadamás del aspirante a candidato, sino de los amigos, la familia y todas las personas que están ligadas al mismo proyecto.

La resolución adoptada por su hijo de más de 40 años de edad, dice el doctor Vallarta Robles que la avala, pero además como padre estará presto a darle el consejo apropiado. Hoy Jorge Vallarta Trejo es el candidato a diputado del PRD en la coalición Por México al Frente para el primer distrito electoral federal de nuestra entidad.

Mientras tanto, el doctor Lucas insiste en mencionar que no renuncia a su militancia priista. Continúa, dice, con su presencia política partidaria que ha sido de toda la vida. Afirma que mucho le debe al PRI, porque ha sido presidente municipal (Santiago Ixcuintla), dos veces diputado local, presidente del Congreso del Estado, en dos ocasiones presidente del comité directivo estatal del PRI y candidato a gobernador de Nayarit. No se iría a lo loco a otro partido.

Comentarios

© Copyright 2018 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina