Tepic, Nayarit, lunes 20 de agosto de 2018

Es precipitado cortar de tajo cabezas en PRI de Nayarit

Oscar González Bonilla

15 de Julio de 2018

“Tengo que aguantar, más no acordar”, expresa así José Lucas Vallarta Robles al referirse a la mala jugada que el PRI le hizo a su hijo Jorge “El Peque” Vallarta Trejo, a quien de un día para otro lo despojaron de la candidatura a diputado por el primer distrito electoral federal de Nayarit.

Añoso militante priista no guarda resentimiento, tampoco es esa razón para decantarse por el grupo de militantes inconforme por el resultado de las elecciones del pasado domingo 1 de julio, mismo que ahora exige reestructuración total de los mandos de dirigencia del partido en la entidad.

El doctor (Odontólogo de profesión) Lucas Vallarta es proclive a la toma de decisiones por medio de la base militante respecto a la reestructuración del PRI de Nayarit, “pues no podemos ir sobre el criterio particular de nadie que pretenda manejar al partido; tendremos que buscar la manera de que las bases nos orienten ahora con el propósito de saber cómo quedará el partido, evitar se profundice la crisis, al tiempo que unidos trabajemos en la recomposición del partido para de nuevo organizados entremos a la batalla política”.

Arrellano en una especie de reposet en oficina que hace algún tiempo ocupa en el despacho de la calle Veracruz al norte, frente al edificio de Palacio de Gobierno en Tepic, el doctor Lucas Vallarta desde allí se manifiesta en contra del cambio de presidente del comité directivo estatal, así nomás de golpe y porrazo.

“No. No se trata de quítate tú para ponerme yo, la imposición ya no es procedente en la actualidad”. E insiste en que del núcleo de las bases militantes deberá surgir el consenso para reorganizar y reestructurar al partido, añadida la opinión del Consejo Político Estatal, integrado por muchos militantes con experiencia, a fin de que los trabajos que se emprendan salgan de la mejor manera, dice.

Mermado en su figura física debido a lo avanzado de su edad, pero lúcido sostiene seguirá como priista en el propósito de “convencer a toda la militancia priista de nuestra entidad de unirnos, trabajar juntos, en la reestructuración de los organismos del partido para salir adelante en acciones por venir”. Uno de sus objetivos centrales es restituir la democracia interna en el PRI, y para ello fundamental es consensuar voces desde el interior.

-Pero transformar la vida interna del PRI de Nayarit ¿para qué?

Pregunto a quien fuera dos veces presidente del comité directivo estatal del PRI, la primera durante el gobierno priista de Rigoberto Ochoa Zaragoza (1993-1999) que también tuvo en tal cargo a Luis Edmundo Flores Santana y Filiberto Delgado Sandoval, y la segunda en 2001 cuando el gobierno aliancista lo ejercía Antonio Echevarría Domínguez, en respuesta el doctor Vallarta Robles atiza:

“Para seguir teniendo un partido político que aspire a algo, no es por una ambición personal. Debemos reestructurar al partido, organizarlo, para seguir aspirando a que los nayaritas tengan un gobierno adecuado, pues a los nayaritas les conviene tener una administración estatal del PRI. Ante la actual situación en nuestro Estado muchos se han convencido de la necesidad de que las cosas cambien”.

Sabedor de que está en contra del cambio apresurado del presidente del comité directivo estatal, porque lo manifestó líneas arriba, pues según su leal saber y entender no se trata de cortar cabezas, sino más bien de fincar responsabilidades, analizar y en última instancia sancionar, me atreví a hacerle la pregunta siguiente:

-¿Con base en las actuales circunstancias políticas, a quien ve usted entre los priistas con la capacidad necesaria para dirigir el PRI estatal?

“En este momento ni se debe de pensar en eso, ni se debe de opinar en ese sentido. Necesitamos ver con calma qué es lo que vamos a hacer con el apoyo de las bases. Pensar ahorita que hay que quitar a uno y poner a otro es caer a lo mismo, eso lo debemos de evitar, más bien buscar la conformación del partido en la unidad de todos para que de esa manera el PRI estar aspirando a los puestos de elección popular”.

Confiesa sentirse lastimado con la decisión del comité ejecutivo nacional de quitarle la candidatura a su hijo Jorge Vallarta Trejo, “pero como priista que soy tengo que aguantar más no acordar”. De igual manera expresa que “El Peque” no ha decidido militar en ningún partido, pese a ser postulado por coalición de partidos, entre los que destacan PAN y PRD. Considera que su hijo tiene la edad suficiente para tomar una determinación llegado el caso.

El doctor José Lucas Vallarta Robles, pese a las vicisitudes, sostiene que no ha renunciado, tampoco renunciará, a su militancia priista. “Sigo siendo un priista convencido, de eso no tengo ninguna duda”.

Comentarios

© Copyright 2018 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina