Tepic, Nayarit, martes 20 de noviembre de 2018

Se va de la presidencia, y enseguida de la magistratura

Oscar González Bonilla

08 de Septiembre de 2018

Con base en la Ley Orgánica, el magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto el 28 de septiembre actual dejará la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit para cerrar ciclo de ocho años, sumados dos periodos consecutivos.

Ese día, también acorde con el mandato legal, deberá convocarse al pleno de magistrados, mujeres y hombres, para elegir nuevo presidente por tres años a partir del 1 de octubre. Tan democrático será el proceso que ninguno de ellos aceptará de nadie propuesta del exterior.

A la pregunta si deja la presidencia del tribunal satisfecho por el trabajo realizado, el magistrado Enríquez Soto emite una sensación de duda, pero con firme voz argumenta estar complacido por la etapa que le correspondió presidir, con retos, inconvenientes y problemas, pero también enormes satisfacciones.

“En dicha etapa nos tocó impulsar y arrancar todas las transformaciones al sistema jurídico de los últimos tiempos: nos correspondió emprender el nuevo sistema de justicia penal, de justicia mercantil y para adolescentes, de ejecución de sanciones penales, el sistema de mediación… En el ámbito local nos tocó iniciar la justicia electoral y la justicia administrativa que, es verdad, tuvieron corta vigencia, pero sin lugar a dudas fueron transformaciones que esta presidencia ejecutó”.

Continúa: Estos retos nos presentaron muchas dificultades en todos los sentidos. Primero, entender los alcances de estas reformas; segundo, capacitación para enfrentarlas; tercero, vencer resistencias presupuestales, siempre limitadas, complicadas. Sin embargo, el sistema jurídico hoy en día funciona. ¿Cómo le hicimos? Pues con mucho esfuerzo y voluntad, principalmente con mucho entusiasmo de la gente de todos los niveles que trabaja en el Poder Judicial.

Enríquez Soto sostiene que falta mucho por hacer, perfeccionar, consolidar e invertir, ello corresponderá a la siguiente presidencia del tribunal. Están en espera la puesta en marcha sistemas de justicia familiar, civil y oral, así como justicia laboral, decisión que corresponde a la Federación.

RESTAR MAGISTRADOS

En el 2016 se aprobó reforma constitucional que establece la reducción del pleno de magistrados de 17 a 9 que entrará en vigor en diciembre de 2019, fecha en que 11 magistrados dejarán los cargos por vencimiento de periodo de 10 años, paquete en el que irá incluido el propio Pedro Antonio Enríquez Soto.

La explicación es en el sentido de que la norma determina que en el acto el representante del Poder Ejecutivo enviará al Poder Legislativo los nombres de profesionales del derecho que integrarán tres ternas, por cada una de las cuales este último designará un magistrado numerario para desempeñar el cargo por periodo de 10 años, completándose así la cifra de nueve magistrados que prácticamente iniciarán actividades a partir de 2020.

“Ah, que si deben ser nueve, que deben ser 11, siete, 17, más o menos, esa es una decisión que se debe seguir reflexionando (por parte del Poder Legislativo), pero en este momento ya hay una reforma constitucional que reduce el pleno a nueve magistrados y que debe entrar en vigor a partir de diciembre de 2019, eso ya está aprobado”, puntualiza Enríquez Soto.

ELIMINAR CONSEJO DE LA JUDICATURA

Exposición histórica produce el presidente del Tribunal Superior de Justicia al señalar que el Consejo de la Judicatura se origina con base en reforma a la Constitucional federal en diciembre de 1994 y puesto en marcha en 1995, mismo año que en Nayarit cobró vigencia. La función primordial, contesta Enríquez Soto a pregunta expresa, del Consejo de la Judicatura es la administración del Poder Judicial, es decir, en lo referente al ejercicio presupuestal, la carrera judicial, designación de jueces, remoción y cambios de adscripción. “Digamos  que es un órgano de administración, disciplina y vigilancia”.

“En el caso de Nayarit, desde su creación en 95, el Consejo de la Judicatura se integró exclusivamente con miembros del Poder Judicial, sin embargo a nivel federal se inició con una especie de híbrido, donde además de elementos del Poder Judicial hubo representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

-Señor magistrado, ¿usted está de acuerdo que en Nayarit desaparezca el Consejo de la Judicatura?

-Si uno lee, digamos el plan de acción de gobierno que sirvió de plataforma electoral, a  López Obrador, presidente electo, en él se plantea la desaparición del Consejo de la Judicatura federal, por consiguiente esa decisión podría replicarse en varios estados. En el presente año en diferentes entidades ha desaparecido el Consejo de la Judicatura, el caso más reciente es Oaxaca.

“En lo que yo no estoy de acuerdo es que el Poder Judicial tenga que ser intervenido por órganos o elementos externos, porque ningún poder es vulnerado en tal naturaleza. Esto tiene que ver con autonomía, independencia, etcétera, etcétera.

“En el país no todos los estados tienen Consejo de la Judicatura, porque resulta que un organismo de tal envergadura dedicado única y exclusivamente a funciones antedichas es demasiado costoso. El caso de Nayarit tiene una ventaja: magistrados y jueces que integran el Consejo de la Judicatura adicionalmente no le cuestan un peso al Estado porque no perciben compensación o salario. Es decir, desempeñan función doble: jurisdiccional y en el consejo.

-¿La desaparición en Nayarit del Consejo de la Judicatura traerá perjuicio administrativo al Poder Judicial?

-Yo creo que no. Finalmente las instituciones tienen órganos técnicos, es decir, tienen áreas administrativas que se encargan del control presupuestal, de pagar sueldos, comprar los bienes que se requieren para el buen funcionamiento de la institución, entre otros.

-El Poder Legislativo estatal propugna por incrustar elementos externos al Consejo de la Judicatura local.

-Sí. Lo que nosotros manifestamos al Congreso es preservar el antecedente histórico de Nayarit, en el 95 fue el único estado del país que no incorporó representantes de los otros dos poderes, hecho significativo hoy destacado en el ámbito de la doctrina, de la judicatura, porque eso abona a la autonomía, independencia del Poder Judicial.

Por ejemplo, hace más de un mes, Oaxaca desapareció el Consejo de la Judicatura, mismo que casi tenía a la par representantes del Poder Judicial y externos. Esa es condición que habría que revisar su conveniencia o inconveniencia para el funcionamiento de un poder.

Comentarios

© Copyright 2018 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina