Tepic, Nayarit, lunes 18 de febrero de 2019

Efectos de la era de austeridad

Sergio Mejía Cano

08 de Febrero de 2019

Pues vaya que causó escozor en algunas personas el anuncio emitido por el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de que ya no se le darían recursos a organizaciones que manejan las estancias infantiles ni a ninguna otra que signifiquen recursos económicos provenientes del erario por haberse detectado varias anomalías en cuanto al manejo de dichos recursos.

Pero ¿por qué causó disgusto este anuncio a varias personas? Si se supone que no tendrían por qué incomodarse debido a que ahora el dinero, según el mismo AMLO, se va a repartir en forma personal para quien lo ocupe sin que haya más intermediaciones debido a que se tienen pruebas de que se hacía mal manejo de estos recursos porque no llegaban en su totalidad esos dineros a quienes estaban destinados. Obviamente que quienes se disgustaron por esta medida se han puesto en evidencia dando a entender que movían el dinero de estos recursos a su antojo y de ahí su incomodidad por ya no recibir estos recursos económicos.

Según quienes se han opuesto a esta medida, los que van a sufrir serán los pequeños que ya no tendrán guarderías en la forma en que las han disfrutado hasta la pasada administración alegando otra serie de motivos que según los inconformes, serán en perjuicio de los pequeñines y un largo etcétera de pretextos, todo con el fin de señalar que la medida emprendida por AMLO está mal a todas luces.

Sin embargo, posiblemente nada más lejos de la realidad debido a que el mismo AMLO ha señalado que ahora el dinero se repartirá a los padres y madres que lo requieran cada bimestre  y que hasta posiblemente los recursos se les lleguen a dar a los abuelos de los pequeños que hoy en día se vuelto cosa común el que sean ellos, los abuelos, los que cuidan a los nietos.

Sin embargo, el caso ya se puso a andar y según AMLO, le hagan como le hagan, las organizaciones de todo tipo que antes recibían recursos de parte del gobierno federal, kaput, ya no más; se les ha cortado el agua definitivamente, incluso organizaciones dizque representantes de los campesinos que hasta la pasada administración recibieron recursos económicos de los que no había una clara referencia en qué se utilizaban, pues eran recursos del erario que al pasar por varias manos se desvanecían o diluían sin dar cuenta de bien a bien cómo y en qué se gastaban.

Y esta medida podría estar bien, el problema sería que tal vez los intermediarios no se extingan del todo porque siempre habrá vivales que les laven el cerebro a quienes ocupan el dinero y que se dejen engañar con el cuento de que les agilizarán los trámites, etcétera. Porque de que los hay, los hay.

Esta decisión de ya no darle dinero a determinadas organizaciones, me trajo el recuerdo de un compañero ferrocarrilero que tuvo siete hijos y que cierta vez siendo aún menores de edad sus pequeños cuando recibió sus ahorros, aguinaldo y raya un mes de diciembre, les dio 100 pesos a cada uno de sus siete retoños, pero se sorprendió cuando vio que su esposa les quitó su billete a los niños diciéndoles que ella se los guardaría y que poco a poco les iba a dar su dinero para que gastaran ya fuera en la escuela o los domingos. Pero resulta que a la semana siguiente sus hijos le pidieron dinero para gastar y al preguntarles si ya se habían acabado los 100 pesos que les había dado, sus hijos le comentaron que su mamá ya no les había dado nada; y al reclamarle a su esposa, ésta alegó diciendo a su esposo que se había acabado el gas y que tuvo que comprarlo y que su mamá había ocupado comprar unos medicamentos y que ella los pagó por lo que se quedó sin dinero. Así que al ver esto, mi compañero ferroviario decidió darles a sus hijos dinero por debajo del agua sin que su esposa se diera cuenta porque sabía que se los quitaría si se enteraba.

Así que lo que está haciendo ahora AMLO es algo parecido a mi compañero: darles mejor directamente el dinero a quien lo ocupe sin que haya intermediarios de por medio.

Aunque sin generalizar, esta medida también podría ser contraproducente, porque tal y como somos algunos mexicanos, existe la posibilidad de que algunos padres de familia al verse con dinero en la mano lo vayan a dejar en una cantina o hagan mal uso de ese dinero que ahora les dará el gobierno. No es muy descabellado pensar que algunos papás o mamás se gasten esos recursos en algo muy diferente a una guardería o no darlo a los abuelos para el cuidado de los peques. Ya se han dado casos parecidos como con la beca universal que curaron crudas.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina