Tepic, Nayarit, sábado 20 de abril de 2019

AMLO del lado del gran capital financiero transnacional

Octavio Camelo Romero

25 de Marzo de 2019

En política no hay amigos, sólo intereses; y en base a sus intereses, los agentes políticos son compañeros de viaje porque convergen, o son aliados. Y bajo ciertas circunstancias, tales agentes se enfrentas unos contra otros, bien sea en enfrentamientos no-antagónicos o antagónicos. El Estado por su parte, es una Institución al servicio de los intereses de la clase dominante o del grupo hegemónico de dicha clase. Desde esta perspectiva el Estado Mexicano sirve a ciertos intereses, a los intereses generales del capitalismo y en particular, de conformidad con la participación del Presidente de la República en la Convención de Banqueros, a los intereses del Capital Financiero Transnacional.

Instrumentalmente el Estado es un órgano regulador del comportamiento de los integrantes de una sociedad. Empero con el desarrollo del capitalismo, a partir de la segunda mitad del siglo pasado, el Capital inició su trabajo de derribar todas las barreras que le estorbasen para su ulterior desarrollo. Objetivamente requería que se le quitasen las ataduras, las camisas de fuerza, las restricciones religiosas, culturales, sociales, políticas y jurídicas. En base a tal situación surge lo que llamamos Globalización y el Capital Transnacional. La libre movilización del Capital por todo el planeta, su circulación mundial sin ataduras políticas ni jurídicas.

El Senador Ricardo Monreal puso el dedo en la llaga al querer regular jurídicamente parte de las ganancias del Capital Financiero Transnacional, obtenidas en México por concepto de las “comisiones” que cobran los bancos por ciertos servicios prestados. Sin embargo Andrés Manuel López Obrador al clausurar la convención bancaria fue generoso con los banqueros al mantener intocadas las comisiones que cobran a su clientela, porque según él todo se resolverá por medio de la competencia. Es un compromiso que hicimos, dijo; si hay competencia, esto va a ayudar a bajar las comisiones. Empero, más del 50 por ciento de los mexicanos quiere que el Estado Mexicano regule el comportamiento de dicho Capital y que las comisiones desaparezcan.

Respecto a la competencia, la concentración y centralización del Capital que rige como una “ley económica” en el capitalismo transnacional, también se expresa entre los capitales financieros transnacionales. A lo largo de la historia del México contemporáneo, y como resultado de la competencia de los capitales financieros nacionales y transnacionales, el “mercado bancario” se ha mostrado concentrado y centralizado. En el año de 1994 solo 10 instituciones financieras de un toral de 36, concentraban el 80 por ciento del mercado bancario nacional; en 2000 con menos instituciones financieras, con un total de 23, esa proporción de las 10 creció a 90 por ciento; en 2005, ese 90 por ciento del mercado bancario correspondió a sólo seis instituciones financieras, y en 2010, a sólo cuatro. Ese es pues el resultado que se espera, que cuando menos dos instituciones financieras acaparen el 90 por ciento del mercado bancario al final del periodo presidencial de AMLO. En 2018, con 50 bancos en operación, dos de ellos concentraron 43 por ciento de utilidades netas, ellos son Bancomer y Banamex. Y, si se amplía el abanico con otros tres más, para llegar a cinco, acapararon cerca de 80 por ciento de dichas utilidades. En fin.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina