Tepic, Nayarit, sábado 21 de setiembre de 2019

El capital transnacional americano doblegó a Donald Trump

Octavio Camelo Romero

20 de Mayo de 2019

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos y con su forma peculiar de hacer política, la relación entre el Capital y el Gobierno adquirió una nueva dimensión, pues el trumpismo significaba salirse de los cánones tradicionales y no únicamente enfrentarlos, sino modificarlos, criticarlos y hasta denostarlos. Ante tal situación, la relación hegemónica y tradicional de los intereses del Capital sobre el Gobierno y el Estado, de pronto aparece como una relación ajena y opuesta a través de la cual el Gobierno atentaba contra los intereses creados de los Capitales Transnacionales de los Estados Unidos de América. Como casos insólitos se presentaron la negativa al Tratado de libre Comercio entre México-USA-Canadá, TLCAN, la Guerra Comercial USA-China, etc.

Aparentemente el Gobierno tomaba la batuta en la relación con el Capital, el cual se subordinaría no solo a los intereses, sino también a las ocurrencias de las formas de gobernar. Sin lugar a dudas estábamos ante un fenómeno inédito de dicha relación. No nos sorprendió porque en la relación dialéctica cada polo juega temporalmente el papel de dominante mientras el otro, de dominado. Sin embargo, en la relación del T-MUC tuvimos oportunidad de apreciar como el Capital Transnacional americano doblegó a los Presidentes Trump y López Obrador.

Como consecuencia de la lucha competitiva entre los capitales transnacionales del Sector de la Producción Internacional de los Medios de Producción, los Capitales asiáticos asentados en China, mediante el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología, logran abatir los precios del aluminio y del acero a tal grado que los Capitales Americanos de dicho Sector, ven la inminente salida de dicho mercado, y todo porque el Gobierno de Trump le impuso aranceles del 25 por ciento al acero y del 10 por ciento al aluminio, producidos en México y en Canadá.

La creciente disputa comercial USA-China ha sacudido a los Capitales Transnacionales de ambas regiones del planeta, que temen que los países estén avanzando por un camino que dañe gravemente las líneas de suministro global y frene una economía mundial que ya se está desacelerando. Las dos mayores economías del mundo están embarcadas en una guerra arancelaria cada vez más agresiva que las ha llevado a elevar mutuamente los gravámenes sobre sus bienes importados, incluso mientras negocian. En el corto plazo la situación comercial entre China y Estados Unidos se percibe severa con muchos desafíos. Y en el largo plazo ninguno de los caminos será de fácil acceso.

Ante tal perspectiva, los Capitales Transnacionales Americanos doblegaron al Presidente Donald Trump para que México, Estados Unidos y Canadá alcancen un acuerdo con el propósito de que la Unión Americana elimine los aranceles al acero y al aluminio,  que son del 25 y del 10 por ciento respectivamente, que impuso a los productos de sus dos socios comerciales bajo la Sección 232. Canadá ya hizo público que después de largas discusiones en el tema, acordó con la administración estadunidense eliminar las medidas tomadas bajo la sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962. Y da a conocer que a más tardar en dos días serán eliminados los impuestos a los productos de acero y aluminio que el Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso en mayo de 2018. En el caso de México, la Secretaría de Economía hasta el momento de escribir este artículo no había confirmado ni desmentido la información. En fin.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina