Tepic, Nayarit, jueves 20 de febrero de 2020

La designación por dedazo no se extingue jamás

Sergio Mejía Cano

08 de Julio de 2019

Soñar no cuesta nada, se ha dicho siempre con gran verdad, porque vivir de sueños lo único que hace es ilusionar vanamente a quienes no sueñan despiertos, porque también se ha dicho que para soñar con claridad es preferible estar lo más despiertos posibles.

Recientemente estuvo aquí en Tepic uno de los candidatos a dirigir la Presidencia Nacional del PRI haciendo señalamientos que claramente reconoce lo que se ha hecho últimamente o desde siempre en el otrora partido aplanadora, tratando de hacer creer a los pocos que siguen ilusionados con esta asociación política de que el PRI repuntará nuevamente en los próximos comicios del 2021 y obviamente que recuperarán la Presidencia de la República en el 2024.

El hoy candidato a dirigir el PRI  nivel nacional, Alejando Moreno Cárdenas, también conocido por sus allegados como “Alito”, reconoce tácitamente que ha habido dedazo en su partido político al decir que “no habrá más designaciones por dedazo”, porque claramente está dando a entender que sí ha habido dedazos, pero que ya no los habrá. Y cómo podría ser esto factible si está en el ADN priista de toda la vida designar candidatos y suplentes, así como funcionarios de todo tipo por medio del dedo mayor, algo que será muy difícil erradicar; incluso a él mismo, a Alito, sus detractores lo han estado acusando cotidianamente de ser el favorecido por medio del dedazo, cosa que dio a entender el doctor José Narro Robles al renunciar al PRI haciendo énfasis en que este partido no quiere recomponerse a fondo siguiendo con la práctica de siempre: la designación de dedeados por el dedo mayor que siempre ha estado tras bambalinas palomeando favorecidos.

Y a propósito del señor Narro Robles, su renuncia al PRI fue un verdadero torpedo a la línea de flotación del PRI, línea que ya no le quedan muchos recursos para mantenerse a flote debido a los pleitos al interior de mismo partido, tal y como lo ha mencionado también otra de las candidatas a dirigir al PRI, la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, quien ha dicho que hasta amenazas ha recibido para que abandone la contienda y que le han puesto infinidad de trabas para que no llegue a la final; y algo parecido ha estado afirmando otra de las candidatas, la señora Lorena Piñón Rivera, quien alega que no las ha tenido todas consigo para llevar su candidatura con la facilidad requerida. ¿Y Ulises Ruiz Ortiz, exgobernador de Oaxaca en dónde queda hoy en día? Pues se ha documentado que hasta borrarlo de las filas priistas han querido por lo que lo han hecho desistir –al parecer- de la contienda, porque ahora según lo documentado nada más hay tres candidatos para dirigir al otrora “partidazo”, que son las dos mujeres antes mencionadas y desde luego Alito.

Y volviendo a este candidato que al parecer se siente que va en caballo de hacienda hacia la presidencia priista nacional, en realidad al señalar que ya no habrá dedazo en el PRI únicamente lo que hace es reconocer lo que se ha sabido desde siempre; y cuando afirma que el respeto se da, la confianza se gana y la lealtad se demuestra, obviamente que el respeto se lo daban al dedo mayor que designaba o designa a los candidatos, y la confianza prevalece esperando ver si a la próxima les toca a los que quedaron en la fila y desde luego que la lealtad la demuestran como se ha dicho entre los mismos priistas: tragando camote sin hacer gestos esperando otra oportunidad. Sin embargo, todo esto de respeto, confianza y lealtad rodó por los suelos desde el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, cuando el entonces legislador Porfirio Muñoz Ledo gritó estentóreamente en un informe presidencial: “miente usted, señor presidente”, y que dio pie a la diáspora en el PRI que no ha parado desde entonces.

Además, tal y como si no hubiese otro machote, Alito repite las palabras que siempre ha dicho la señora Elba Esther Gordillo Morales cada vez que se para ante un micrófono: “que se escuche bien y que se escuche fuerte” referente a cuando señaló que el PRI en Nayarit sigue vivo. Desde luego que no son más que palabras de candidato, pero que alguien lo tome como verdad, pues tal vez uno que otro iluso.

Y cuando Alito lo dice con certeza y claridad que no será tocando puertas alcanzar una  candidatura o dirigencia, otra vez está reconociendo que también esto ha sido siempre una costumbre priista. Así que nada nuevo en cuanto a tratar de atraer adeptos, pues no los necesita, ya que se ha dicho que se está nada más cubriendo el expediente.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina