Tepic, Nayarit, martes 20 de agosto de 2019

Los transnacionales globalistas obstaculizan la 4T de AMLO

Octavio Camelo Romero

19 de Julio de 2019

¿Hasta dónde los Capitales Transnacionales pierden su esencia globalizadora? Y ¿Hasta dónde en el capitalismo transnacional se pierde la competencia entre los diversos capitales multinacionales?

Estas dos interrogantes son cruciales para el devenir del capitalismo en USA, Inglaterra, Brasil, México, etc., etc., países cuyos gobernantes pertenecen a la amplia corriente de los nacionalistas. Ninguno de los gobiernos de estos países se ha pronunciado por el modelo socialista, razón por la cual se puede afirmar que buscan desarrollarse dentro del mundo capitalista, pero de un capitalismo no globalizador. Y es allí donde brota la contradicción que algunos califican de esencial entre globalismo y regionalismo, o si se quiere entre globalismo y nacionalismo. En realidad no existe tal contradicción, toda vez que los capitales que dominan las relaciones de producción de dichos países son Capitales Transnacionales Globales. A lo sumo existen diferencias entre los estilos de gobernar y el modo de concebir la gobernanza y el Estado.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador, su estilo de gobernar le ha permitido tener comunicación directa con la inmensa mayoría de los mexicanos. Para él la política es la posibilidad de resolver problemas sociales. Concibe el crecimiento económico como la producción de la riqueza. Y concibe el desarrollo, como la distribución de esa riqueza. Con sus programas sociales, AMLO considera que ha impactado en la vida económica del país, ya que ha incrementado la capacidad adquisitiva de las familias. Desde luego que esto es cierto, pero no olvidemos que existen dos circuitos económicos además de dos regiones económicas antagónicas. Los circuitos son: 1) la producción para el mercado exterior y 2) la producción para el mercado local y regional. Y en cuanto a las regiones, existen los estados del norte del país y los estados del sur-sureste de México. Los programas sociales de AMLO han impactado más en el circuito del mercado local y regional que, en el del mercado exterior.

¿Por qué piensa André Manuel que la economía del país va bien? Porque el peso mexicano está solido frente al dólar norteamericano y porque se ha controlado la inflación, no hay inflación. El hecho de que la economía del país no crezca, no es cosa nueva. En los más de los 30 años de neoliberalismo en México la economía nacional creció a una tasa anual promedio del 2 por ciento. Por eso, si ahora el país crece al 1.5-2.0 por ciento, no es novedoso, aunque con las inversiones del sur-sureste de México se puede crecer a mucho más del 2.0 por ciento.

El Bank of America Merrill Lynch, en un informe pesimista dice que en el segundo trimestre del año el producto interno bruto, PIB, tendría una contracción de 0.4 por ciento, y en caso de que la cifra se confirme, la economía mexicana estará en una recesión técnica, porque el indicador tendría ya dos trimestres en cifras negativas.

Por su parte, integrantes de la junta de gobierno del Banco de México, BdeM, expresaron que la economía mexicana ha mostrado una desaceleración superior a la prevista durante el primer y segundo trimestres, que hay una pérdida de dinamismo del consumo y, una falta de inversión, atribuida en gran parte a la incertidumbre tanto de factores internos como globales.

El capital trasnacional globalizador en su expresión de Banco, a través de los tecnócratas-neoliberales, está presionando a AMLO y obstruyendo a su 4T, la cual definió como humanismo y anticorrupción. En fin.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina