Tepic, Nayarit, sábado 16 de noviembre de 2019

El neoliberalismo se derrota con voluntad y decisiones políticas

Octavio Camelo Romero

13 de Agosto de 2019

El Presidente de México, André Manuel López Obrador teóricamente rompe 1) con las formas como se venían tomando las decisiones políticas y 2) con las políticas públicas. En ese tenor, decreta “el fin del neoliberalismo en el país”. Declara que “el mal” de todos los males es la corrupción, cosa que va a combatir de arriba para abajo. La gran interrogante es si es cierto que el neoliberalismo ya se terminó, o si está próximo a morir.

La política de austeridad es una política impuesta por los organismos internacionales del neoliberalismo. Su objetivo central es que se reduzca el gasto al máximo para que el Estado tenga la capacidad para abonar al pago de la deuda que se contrajo con las instituciones financieras neoliberales para rescatar al sistema financiero mexicano que se encontraba en crisis por la insolvencia de sus deudores. Para reducir el gasto público había de vender el patrimonio de los mexicanos en manos del Estado, había que correr trabajadores al servicio del Estado o cerrar puestos de trabajo, etc. Por eso la austeridad republicana o la austeridad franciscana encaja perfectamente con las políticas neoliberales. La lucha contra el dispendio y contra la corrupción, se inscribe también en la pretensión neoliberal de darle más capacidad al Estado Mexicano para que abone a su deuda que se calcula durará 100 años. O sea, los mexicanos de hoy y los de mañana están comprometidos a pagar un dinero que no disfrutaron y que gracias a E
rnesto Zedillo, tienen que pagar.

Por otra parte, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, esto es, en la Secretaría por antonomasia neoliberal, el Presidente López Obrador se la dejó a los neoliberales, al igual que la Secretaría de Educación y su staff presidencial. Por lo anterior, el neoliberalismo no se ve que esté próximo a morir.

El otro aspecto clave es el Banco de México. En el funcionamiento del Banco de México el neoliberalismo se mantiene funcionando en definiciones sustanciales para la construcción de la política económica del país.

Como parte de las reformas que liberalizaron el funcionamiento del sistema financiero, a través de la desregulación, la privatización bancaria y la apertura de los servicios financieros, se le otorgó la autonomía al Banco de México. Junto a estas reformas neoliberales, en 1993 el Congreso aprobó la autonomía del banco central y estableció el mandato de procurar la estabilidad de precios como objetivo prioritario.

La economía mexicana tuvo un crecimiento de 0.2 por ciento en el primer semestre del 2019 en comparación con diciembre del 2018. El gobierno de AMLO se propone darle un empujoncito a la economía con una inversión de 485 mil millones de pesos que equivalen al 8.3 por ciento del gasto neto total aprobado para 2019.

La decisión de política monetaria tomada por la junta de gobierno del Banco de México fue mantener la tasa de interés interbancaria en 8.25 por ciento anual. Este nivel de tasa es consistente con el propósito del banco central de que la inflación se estabilice en 3 por ciento anual. Pero al mismo tiempo, este nivel de tasa es inconsistente con el propósito del gobierno federal de dinamizar la vida económica. Reformar la reforma neoliberal del Banco de México es indispensable para que lo que se propone el gobierno federal no sea afectado por las decisiones de política monetaria. En fin

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina