Tepic, Nayarit, jueves 14 de noviembre de 2019

Mexicanos que anhelan una expedición punitiva más

Sergio Mejía Cano

07 de noviembre de 2019

Se dice que las casualidades no existen; sin embargo, qué curioso que al fracasar el que no haya habido una masacre en Culiacán, Sinaloa, ahora con el asesinato de mujeres y niños en las cercanías de la frontera entre los estados de Chihuahua y Sonora, de inmediato saltó a la palestra el presidente gringo Donald Trump a ofrecer sus benévolos servicios de prestar ayuda militar para acabar con los llamados grupos del crimen organizado.

Esto desde luego indica o da la impresión de que a todas luces el gobierno estadounidense quiere que haya balazos en nuestro país; claro, como los muertos nada más se dan de este lado de su frontera, pues por eso su ofrecimiento. Pero ¿por qué mejor no piensa Trump en tratar de erradicar o disminuir el consumo de todo tipo de enervantes a los que son tan aficionados millones de gringos? ¿Qué no acaso siempre festejan la mayoría de los gringos la economía de mercado y que es precisamente lo que aparentemente hacen los supuestos narcotraficantes mexicanos: pura economía de mercado tal y como les fascina a los güeros?

Lo malo de la proposición del anaranjado presidente de los EUN, es que los “Guaidós mexicanos” se han entusiasmado con esta propuesta; y les nombro Guaidós por el vende patrias venezolano Juan Guaidó que estaba promoviendo la invasión militar estadounidense dizque para salvar a Venezuela de la dictadura de Nicolás Maduro. Así hoy han salido a flote algunos mexicanos que en cuanto dijo Donald Trump que podría ayudar militarmente para acabar con los grupos criminales en México, y que un diario gringo secundó la propuesta diciendo que no se descartaba la entrada de militares gringos a México debido a que la familia que asesinaron cuentan también con la ciudadanía estadounidense; así que en ese tenor algunos malos mexicanos se comenzaron a comportar como aquellos que festejaron en su tiempo la “expedición punitiva”, que significó la entrada de militares a nuestra Nación para buscar a Francisco Villa por haber invadido la población de Columbus, Nuevo México; sin embargo, y yéndonos más hacia atrás en el tiempo, estos mexicanos que les agradó la idea de que vengan militares gringos a pelear a los grupos del crimen organizado en México, claramente están igual que aquellos mexicanos del siglo XIX que hicieron traer a Maximiliano de Habsburgo; obviamente que bien vista esta acción, se podría decir que es una clara traición a la patria al pretender avalar que militares del vecino país del norte invadiesen territorio mexicano, algo que no se debe ni se puede permitir bajo ningún concepto, porque ya se sabe cómo actúan los gringos, que metiendo la puntita del hilo, después se va toda la hebra –sin albur desde luego- y que sería prácticamente muy difícil volver a sacarlos del país, ya que buscarían cualquier pretexto para seguir en nuestro país, así fuera con la pérdida de algunos de sus soldados.

Todo esto de que de Inmediato saltara Donald Trump a ofrecer su ayuda militar, claramente que indica que hay algo muy turbio y que el asesinato de mujeres y niños podría tener mucho más fondo del que aparentemente se le ha dado de que fue una confusión, hipótesis parecida a cuando asesinaron al Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto internacional Miguel Hidalgo, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga y que comúnmente se considera como el aeropuerto de Guadalajara, Jalisco. Porque se ha puesto énfasis en que posiblemente haya sido una confusión el ataque a mujeres y niños; sin embargo, de haber sido una confusión por supuesto que no les habrían prendido fuego a uno de los vehículos con niños a bordo, porque quienes incendiario este vehículo al acercarse obviamente verían que no eran enemigos a quienes había balaceado, sino a gente inocente; y aunque fueran familiares de supuestos enemigos, hay una regla no escrita entre delincuentes que se precien de serlo y respetarse a sí mismos, de que jamás hacer daño a mujeres y niños, por lo que eso de la confusión podría quedar descartada de acuerdo con una buena investigación y no nada más por pura especulación.

Pero lo que queda claramente a la vista, es que el gobierno gringo lo que quiere es que sigan las matanzas en nuestra de por sí tan depauperada Nación, a pesar de que ya está comprobado fehacientemente que la guerra que comenzó Felipe Calderón Hinojosa a nada ha conducido, sino a el incremento de muertos y más muertos y desde luego, a infinidad de fosas clandestinas que han convertido a México en un gran cementerio.

Sea pues. Vale.
 

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina