Tepic, Nayarit, domingo 08 de diciembre de 2019

La desenajenación es indispensable para el estado moral de AMLO

Octavio Camelo Romero

17 de noviembre de 2019

Aunque el Presidente López Obrador no ha especificado las características del “Estado Moral”, debemos entender que se trata de la superación de la enajenación del capitalismo contemporáneo. Por lo tanto, reconozcamos algunas enajenaciones contemporáneas.

Independientemente de si la categoría “Enajenación” es filosófica, sociológica, económica, políticas, etc., los cierto es que alude a la pérdida de algo que pertenece a la naturaleza y esencia de un sujeto individual o colectivo. Y en este sentido, la enajenación adquiere un carácter  histórico, esto es, adquiere nuevas dimensiones con el desarrollo de las formas de la sociedad. Esto de suyo nos hace distinguir la enajenación de principio del capitalismo de la enajenación contemporánea.

En el capitalismo tanto los individuos como la sociedad, están alineados, están enajenados. Los trabajadores, entre otras cosas, perdieron sus medios de producción, su creatividad personal, sus derechos humanos básicos, su libertad, su voluntad, su toma de decisiones, sus gustos, su tranquilidad personal y familiar, etc. Los capitalistas, tanto en funciones como los posesionarios del capital, están alienados o enajenados porque perdieron el respeto por la vida, perdieron el respeto por los derechos humanos de sus congéneres, perdieron la vergüenza, la honestidad, la humildad humana, etc.

El capitalismo contemporáneo, o sea, el nuevo imperialismo, ha intensificado y universalizado la alienación, la enajenación. El imperialismo contemporáneo ha despojado a los pequeños y medianos agroproductores de sus medios de producción y ha intensificado el despojo del plusvalor de los asalariados. La alienación en el capitalismo solo puede ser eliminada si se restablece la unidad de los agroproductores con sus medios de producción, y si se restablece la unidad de los asalariados con sus condiciones de trabajo, incorporando la ciencia y la tecnología como parte esencial de un modo de producción colectivizado.

En la enajenación del producto del trabajo, el producto se vuelca en contra el propio productor, contra su creador. En el capitalismo los objetos medios de producción se transforman en instrumentos para la explotación de sus creadores, de los asalariados, incluso, con la tendencia a desplazarlos de sus puestos de trabajo, físico y mental; el trabajo físico lo desplaza con las máquinas-herramientas, y el trabajo intelectual con la inteligencia artificial y con los robots; en general la inteligencia humana se desplaza con los sistemas automatizados y con la inteligencia artificial. Los trabajadores se vuelven apéndice de la ciencia y tecnología, son obligados a adaptar el ritmo de sus vidas a los requerimientos de las tecnologías, de las máquinas y dispositivos electrónicos.

La alienación de la socialización humana viene dada por el individualismo llevado a nivel extremo, dado por el principio de “cada hombre para sí mismo”; este principio lleva a la soledad, lleva a formar seres humanos esencialmente solitarios. Esta alienación afecta al diálogo porque aparece como comunicación entre dos sujetos cuando en realidad no hay intercambio de mensajes, pues cada quien habla consigo mismo y para sí mismo. Esta situación conduce a una crisis de las relaciones humanas. Sin embargo, el capitalismo tiende a ampliar la extrema soledad con todas sus implicaciones.

Por lo tanto, el “Estado Moral” de AMLO tiene esencialmente la tarea de superar estos y otros aspecto de la enajenación del capitalismo contemporáneo, del nuevo imperialismo. De allí que su tarea sea la desenajenación de la sociedad mexicana. En fin.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina