Tepic, Nayarit, jueves 12 de diciembre de 2019

El anticomunista de Vargas Llosa se suma al antiamloismo

Octavio Camelo Romero

03 de diciembre de 2019

En un festín anticomunista hizo su aparición Mario Vargas Llosa acompañado de una  de las luminarias de TV Azteca, de Sergio Sarmiento. Y es que el escritor peruano impartiría una conferencia sobre la caída del “Muro de Berlín” en el Museo de Memoria y Tolerancia. Allí habló del significado simbólico de aquel hecho histórico, que entre otros aspectos, dijo, marcó “el desplome” de la Unión Soviética y la caída del comunismo. Enfatizó: “La caída del Muro de Berlín significó la desaparición del comunismo; es decir, la desaparición del desafío más grande que recibió la cultura de la libertad, la cultura democrática a lo largo de su historia. No fue una ideología diferente la que representó el comunismo. Fue una ilusión, una fantasía a la que era muy difícil resistirse, y lo sé porque de joven fui comunista y miembro del Partido Comunista Peruano”.

El autor de “La Ciudad de los Perros” seguramente no tuvo tiempo de abrevar de los grandes teóricos y fundadores de esa corriente del pensamiento y de esa práctica revolucionaria, me refiero a Carlos Marx y a Federico Engels, como tampoco abrevó de Bladimir Ilich Lenin, Mao Tse Tung, y sobre todo de León Trotsky, porque si así hubiera sido, seguramente estaría diciendo que en nuestra época no ha habido hasta el momento, ya no un país comunista, sino ni tan siquiera, un país socialista. Los tres grandes momentos para la construcción del socialismo fueron La Comuna de París, el Poder Soviético de Lenin que a su muerte lo destruye Stalin y La Comuna China de Mao que a su muerte le da marcha atrás Deng Xiaoping para convertirla en el 2019 en el Nuevo Imperialismo que le disputa al Imperialismo Estadounidense la supremacía.

Sin embargo, el Premio Nobel de Literatura 2010 se vio impactado por esa corriente del pensamiento, aunque no le haya servido para profundizar en ella. Al respecto dice que, al igual que muchos jóvenes de su generación en América Latina, se hizo comunista a raíz de lo que representaba esa ideología frente a esas sociedades de injusticias inmensas como eran las de esta región del planeta.

“Es una fantasía que tuvo un efecto espectacular en el mundo. Quienes viven en esta época y no recuerdan el pasado no saben hasta qué punto occidente se fue encogiendo y hasta qué punto fue perdiendo la iniciativa frente a ese fantasma extraordinario de una sociedad sin clases, sin explotación, sin pobreza que representaba el ideal comunista”.

Por todas estas circunstancias, Mario Vargas Llosa no logra comprender que Andrés Manuel López Obrador no se ha salido ni un milímetro del capitalismo. Más aún, con su “Política de Austeridad Republicana” está siguiendo al pie de la letra varias de las recomendaciones de los Organismos Financieros Internacionales del Capitalismo Transnacional como son, entre otros, el adelgazamiento del aparato estatal, el combate a la corrupción que se había convertido en un escándalo, el robustecimiento del mercado interno mediante el incremento del consumo al contado y a crédito, el incremento y la recuperación de los salarios reales que se habían reducido a niveles infrahumanos, etc. Y a través de las “Políticas Sociales”, el combate a las causas económico-sociales de la delincuencia juvenil, mediante becas a estudiantes, sueldos a aprendices, créditos a jóvenes emprendedores, creación de puestos de trabajo, etc.

Desde luego que con la “lucha anticorrupción sistémica” se han alterado varios de los hilos conductores del sistema corrupto mexicano y se han tocado a varios de los antiguos “intocables”. La corrupción arropaba tanto a políticos como a empresarios, tanto a sindicatos como a empresas, tanto a civiles como a universitarios, etc. En general se puede afirmar que el sistema sociopolítico-económico de México era un sistema corrupto. Desde luego que todavía no se sale de esa situación, pero se ha avanzado mucho.

Por eso, la preocupación de Vargas Llosa sobre el populismo, que dice él “que parece realmente la ideología del actual Presidente de México”, y que dicho populismo nos pueda conducir a la dictadura perfecta del PRI o a la imperfecta del PAN-PRD, es una intranquilidad adquirida de sus amigos pero irreal. En fin.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina