Tepic, Nayarit, miércoles 26 de febrero de 2020

El Nayarit actual es producto de muchos cambios anteriores

Oscar González Bonilla

02 de febrero de 2020

-PRIMERA PARTE-

El intermediario llamó al celular para invitar a encuentro en su domicilio particular con Celso Humberto Delgado Ramírez, de quien una nieta estudiará Ciencias de la Comunicación, o bien Artes Visuales, deslizó sin más.

Estimado amigo, la invitación también es para Rogelio Zúñiga, periodista y además abogado. Meloso como es su costumbre, el intermediario suplicó por la asistencia día y hora señalados. Se despidió con un “que Dios te bendiga, hermano”.

Luego entonces conjeturas vinieron a la mente. Muchos años sin conversación formal, sobre todo por su desempeño diplomático en el extranjero bajo el servicio de la Secretaría de Relaciones Exteriores en fecha reciente. Celso H. Delgado antes de ser gobernador de Nayarit también fue embajador en varios países del mundo ¿Por qué la invitación? ¿Lo de su nieta debe ser sólo pretexto? ¿La realidad es que entre manos debe traer algún asunto político?

Al término del encuentro como viajero en su coche, Rogelio Zúñiga coincidió conmigo al pensar así mismo sobre la última interrogante aquí planteada.

Desde el día de la invitación, luego de confirmar mi presencia, tuve la idea de aprovechar el momento para entrevistar al gobernador de Nayarit durante el periodo de 1987 a 1993. Tendrá algunas cosas importantes que decir. Por ello acudí a la cita ataviado de mis instrumentos de trabajo, fundamental grabadora y cámara de fotografía y video integrados.

La casa que habita la familia Delgado Espriú desde 1981 se ubica en Tepic por la callejuela cerrada (Privada San Juan 78), edificación contigua al motel La Loma. Es modesta, pero con todo lo necesario para confortable vivir. Eso sí, tiene un gran espacio jardineado donde se contempla extensa variedad de plantas y árboles. No ha tenido espectacular modificación en su original construcción.

Llego y la reja de entrada está abierta. Unos pasos dentro y a la izquierda está el comedor, pero ni una sola persona a la vista. Me atrevo a ingresar para enseguida observar que en sala al fondo se hallan debidamente sentados Celso Delgado, Rogelio Zúñiga, Ezequiel Parra (periodista con estrecha amistad de años con la familia anfitriona) y la hija de éste, Marisol (fotógrafa).

Enseguida del saludo reglamentario, incluido abrazo a todos ellos, me hago partícipe de la charla informal. Luego la señora María Eugenia Espriú, acompañada de una sobrina de Celso Delgado, hija de su hermano Simón, ya fallecido, nos invita comedidamente pasar al comedor. Para eso ya se ha integrado al grupo Adriana Berenice Flores Soria, camarógrafa de Meganoticias-Tepic. Alrededor de la mesa circular hacemos un conjunto de diez personas.

Mientras engullíamos viandas del desayuno variopintos fueron los temas. Ante la presencia de la hermosa jovencita nombrada Valentina Delgado Rivas (sobre su belleza no me atreví decirlo allí por temor a que en su pensamiento los comensales me calificaran de viejo libidinoso), nieta del matrimonio Delgado-Espriú, se inició ronda de vivencias de cada cual sobre actividad periodística. Todos expusimos experiencias en la práctica del ejercicio reporteril de años, pero además recomendaciones que contribuyen a ser mejores como periodistas.

La enseñanza oral fue debidamente asimilada por la periodista en ciernes, hija de Jordán Delgado Espriú, puesto que sus interrogantes e inquietudes verbales fueron constantes, sobre todo atizada por su abuelo, quien asumió el papel de moderador del conversatorio, con el propósito de que despejara dudas. También las intervenciones de la señora Espriú fueron de suma importancia para aumentar el bagaje de conocimientos de la joven apenas de 18 años de edad.

El escenario me pareció de excelencia para realizar entrevista al Licenciado Celso Humberto Delgado Ramírez. Planteaba la posibilidad de que en la práctica la joven Valentina presenciara el desarrollo de una entrevista, observara la participación de los reporteros, así como el accionar de camarógrafa y fotógrafa. De repente tomé la iniciativa y pedí autorización a la señora de la casa y la anuencia del abuelo anfitrión. Los participantes ocupamos espacios estratégicos para la entrevista.

De entrada la pregunta: Está usted conforme con el Nayarit actual.

-Sí. Sí estoy conforme con el Nayarit actual, porque es el producto de muchos cambios anteriores, y nos arroja el Nayarit actual como una fotografía a la que debe continuar un video, porque el video es movimiento, es cambio.

Estoy de acuerdo en que este Nayarit sea nuestro punto de referencia, y en que debemos impulsarlo, alentar en las nuevas generaciones más y más cambios para que haya más y más respuestas a las necesidades económicas, culturales, sociales y morales.

-¿Ello refleja que su gobierno sentó las bases para el desarrollo que actualmente tiene Nayarit?

-Mi generación contribuyó, seguramente. En importantes seis años mi generación contribuyó desde el Ejecutivo del Estado.

-¿Cuáles considera las obras más importantes se hicieron en su gobierno?

-Yo creo que hay distintos tipos de obras. De las más importantes fue la integración de la población. De no discriminar a los indígenas, el incorporarlos al desarrollo, esa por un lado. La otra, no discriminar a los humildes, ni a los discapacitados ni a los mayores de edad. Es otra integración de la población que hizo más grande a Nayarit. Y fomentar la cultura como base de todas las demás. El tener clara conciencia de dónde venimos, tener claridad de que somos un país muy grande, o de peregrinos, porque venimos de una migración llegada desde el norte y que se encontró luego de buscar a Aztlán. Salió de aquí de la zona de Aztlán para fundar Mexchico-Tenochtitlan.

Continuará….


Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina