Tepic, Nayarit, sábado 06 de junio de 2020

El hambre no deja entrar razones

Sergio Mejía Cano

09 de abril de 2020

Desde que comenzó todo este desgarriate del coronavirus se empezaron a oír voces de que claramente se estaba cumpliendo una más de las profecías de Nostradamus y otras más decían que estaba sucediendo prácticamente lo mismo que en las películas referentes a pandemias y epidemias e incluso, alguien más afirmaba que se trataba de justicia divina en contra de la humanidad, y los amantes de la Naturaleza señalaron que el planeta ya no aguantaba más tanto daño que le hemos hecho los humanos.

Al platicar al respecto con un anciano jubilado, me dijo que qué tal si fuera una mezcla de todo esto; pero que no era precisamente que se cumplieran profecías ni nada por el estilo, sino que mentes maquiavélicas aprovechando lo más parecido o que se ajustara a lo que estaba pasando tomaron como guion tanto a Nostradamus como las novelas y películas que versaran sobre epidemias y pandemias para ponerlo en práctica para así establecer un nuevo orden mundial y para doblegar a mandatarios renuentes a acatar los ordenamientos propuestos por las naciones más poderosas y que llevan la batuta en cuanto a cómo deben de conducirse sumisamente los países que no quieren entrar a la horma.

Se une a la plática un profesor ya pensionado diciendo de entrada que todo es real, que los hospitales y morgues ya están llenos de cuerpos y, obviamente surgió la pregunta de que cuáles si nadie los ha visto ni se sabe de familiares de esos supuestos fallecidos por el también llamado covid-19, porque desde luego que a nivel mundial a diario hay millones de muertos por diversas causas y no precisamente nada más de coronavirus. Y salió a flote lo dicho por algún familiar de una señora de Las Guásimas, en el municipio de Acaponeta que afirmaba que la señora no tenía coronavirus, sino otras enfermedades de ya algún tiempo atrás, y que no era justo que señalaran así a su familiar.

Y bajando el problema a nivel nacional, el profesor alegó que a poco ya estábamos como los escépticos de creer que todo era un cuento armado por el gobierno de la Cuarta Transformación (4-T), porque si así fuera los empresarios ya hubieran tumbado a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), porque es insostenible no estar obteniendo ganancias al haber cerrado sus negocios, a lo que el jubilado le preguntó sobre los trabajadores que no estaban ganando nada, no así los empresarios que de alguna forma tendrían para sobrellevar el que sus negocios estén cerrados y sin producir, no todos claro, pero sí varios de ellos; sin embargo, lo que más debería de preocupar son las personas que quedaron desempleadas porque podría llegar el día en que la desesperación haga presa de ellos y salgan a conseguir como sea el sustento para sus familias. Un riesgo latente porque ya se sabe que el hambre no deja entrar las razones.

Y este profesor pensionado no supo qué responder cuando se le dijo que qué tal y que todo sea algo armado por los grandes emporios empresariales a nivel mundial con intereses en la mayor parte del mundo y que por eso por el momento no tocan a AMLO para nada, ni a Nicolás Maduro ni a ningún otro mandatario incómodo esperando el momento oportuno hasta que las calabazas se acomoden por sí mismas y sean los mismos pueblos los que tengan que hacer el trabajo sucio ideado por los que armaron todo este pandemónium.

Hasta ahora los grandes empresarios de nuestro país  han mostrado cierto disgusto supuestamente porque el gobierno federal no los quiere eximir de impuestos y los quiere obligar a pagar salarios íntegros a sus empleados y no despedirlos, aunque muchos ya lo han hecho con el cuento de ponerlos a descansar; sin embargo, para que todos esos empleados vuelvan a tener sus empleos tal y como los venían desempeñando será muy difícil o imposible; pero de esas voces discordantes no han pasado, tal vez esperando que la economía colapse para justificar lo que siempre han dicho: que AMLO no sirve para gobernar, pues de antemano se sabe ya que será muy difícil la recuperación económica por todo esto que está pasando, ya que prácticamente todo se ha derrumbado para la mayor parte de la población, y que tendrán que pasar tal vez no días ni meses, sino años para que todo vuelva a la normalidad, porque el poder adquisitivo que ya perdió mucha gente difícilmente lo volverá a poder recuperar en el corto y mediano plazo; y si bien habrá quien sí pueda más o menos recuperarse económicamente hablando, tal vez de alguna enfermedad generada por el estrés y la preocupación, eso sí quién sabe.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina