Tepic, Nayarit, sábado 06 de junio de 2020

El teatro contribuye a la transformación social y vida democrática

Oscar González Bonilla

09 de abril de 2020

(Conocida hoy la muerte de Tomás Urtusástegui, autor de cerca de 400 obras dramáticas de teatro, en homenaje a su persona hago pública esta entrevista que me concedió en noviembre de 2013, cuando estuvo en Tepic invitado a participar en el décimo Coloquio Integral de Teatro y sus Alternativas (CITA), dirigido por Octavio Campa Hernández)

Tomás Urtusástegui González es un mexicano importante autor de obras dramáticas que fue ninguneado por las autoridades culturales de Nayarit, evidente significado del desprecio que los gobiernos tienen hacia los creadores artísticos.

Aunque es escritor de cerca de 400 textos dramáticos escenificados por más de mil 500 grupos de teatro, sólo por citar algunos de sus múltiples méritos, el doctor Urtusástegui  no reclama atenciones para él, sino hacia personajes de relevancia en la cultura y las artes que pudieran venir a Nayarit a entregar conocimientos.

Cree que por elemental cortesía, un hacedor de cultura que venga a estas tierras debe recibir del gobierno cuando menos el saludo y bienvenida, sino es que atenciones oficiales.

Tomás Urtusástegui estuvo en Tepic con motivo de haber sido principal invitado al décimo Coloquio Integral de Teatro y sus Alternativas (CITA), dirigido por Octavio Campa Hernández, que se realizó en Nayarit del 22 al 27 de noviembre, donde dio conferencia magistral y talleres de cuento y teatro dramático.

Director de la rama de Teatro de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), galardonado en 2000 con la medalla Mi Vida en el Teatro y en 2005 ganador del premio nacional de dramaturgia “Juan Ruiz de Alarcón”, Urtusástegui es un convencido de que además de subversivo, el teatro contribuye a la transformación social y a la vida democrática de cualquier país.

De esto último cree que si influye aunque leve, tan contribuye que han prohibido autores en todas partes del mundo. Afirma que durante la historia hemos sabido de autores perseguidos, exiliados, asesinados, por medio del teatro han logrado la protesta pública contra malos gobiernos.

“El teatro puede lograr cambios políticos, sociales e ideológicos inclusive. Se trata que a través del teatro la gente piense que no solo hay una posibilidad en la vida sino otras, que elimine tabúes religiosos y se insubordine a las múltiples prohibiciones de la iglesia católica”.

Médico de profesión, pediatra, considera que descubrió al teatro muy tarde. Luego que se jubiló como trabajador del IMSS, a los 50 años de edad se dedicó a escribir demasiado teatro, sobre todo en el género dramático, su especialidad. Urtusástegui se define como persona inquieta, capaz de diario absorber conocimientos nuevos por eso viaja mucho, pero la parte artística como escritor, dramaturgo, la considera la más importante de su vida.

“Empecé en 1980 a escribir teatro, a tomar clases de teatro más bien; tenía 50 años de edad cuando empecé, empecé ya muy tarde, pero a partir de ese momento no dejo de escribir, siempre estoy escribiendo”. Asistió a los talleres de dramaturgia de Hugo Argüelles y Vicente Leñero, desde allí arrancó su carrera en las artes escénicas.

Actualmente dedica buen tiempo a la grabación de radio-teatro, aunque acepta no dedicarse a la actuación porque tiene mala memoria, a los 80 años de edad ha hecho tres cuatro obras leídas con un grupo de actores, mismas que han representado en varios teatros y les ha ido muy bien. “Me atreví, a mis 80 años ha sido un reto para mí tratar de actuar y dar el personaje”.

El teatro le ha entregado muchísimas satisfacciones, decidió ser autor de obras dramáticas precisamente porque encontró en la comunicación el mayor de sus satisfactores, poderse comunicar. “Yo soy muy tímido, estudios en escuelas religiosas me hicieron mucho muy tímido, muy frío, muy reservado, introvertido, si me llevan a una fiesta no hablo con nadie, todo eso he tratado de eliminarlo por la fuerza, aunque no me es fácil; logré comunicar mis preocupaciones, mis alegrías, mis miedos, por medio del teatro lo hice, logré comunicarme con el mundo, o sea, con mis semejantes, y esa ha sido para mí la mayor motivación”.

El género dramático emociona y conmueve, comentó.

-¿A usted que lo emociona?

-Son muchas cosas. Me emociona la verdad, el amor, la entrega, la lucha por mejorar, la niñez, me emociona la vida con todo lo bueno y malo, porque lo malo aunque negativamente pero me emociona, lo que me molesta espantosamente es la crueldad a los seres humanos y animales.

-¿Y qué le conmueve de este país?

-Es increíble que todo el mundo hable de que somos un país con 20 mil problemas. Con inseguridad, violencia, pobreza y todo, pero yo siento que hay muchísimos valiosos seres humanos. Ver en niños y jóvenes que surge la esperanza de vivir, de ser algo mejor, eso me gusta, me gusta mucho de México, me gusta mucho la gente. Por supuesto que sí hay mala, traicionera, corrupta, pero son minoría, yo siento que la gran mayoría…todavía el mexicano es un ser educado, amoroso, musicalmente alegre, me gusta mucho como somos los mexicanos.

Guionista de cine, radio y televisión, receptor de muchos reconocimientos en el extranjero, sus obras se han representado cuando menos en 25 países, Tomás Urtusástegui pidió a las personas que hacen teatro en Nayarit lo hagan en serio, con pasión. Si realmente les gusta el teatro, comenta, deben estar todo el tiempo alrededor de éste: leyendo teatro, asistiendo a obras de teatro, escribiendo teatro, actuando y evitar lo más que se pueda, eso pasa en toda la república, envidias y pleitos.

“El teatro es una actividad muy gratificante pero que exige dedicación y tiempo. Mi consejo máximo es que dediquen tiempo y siempre traten de aprender afanosamente no sólo de ellos mismos sino de todos los demás”.

Le disgustó saber el poco apoyo que dedica el gobierno a actividades culturales, caso particular el décimo Coloquio Integral del Teatro y sus Alternativas (CITA), promovido por Octavio Campa Hernández se realiza en Nayarit durante noviembre de cada año. Considera que más que todo es a través de su arte como se conoce a la entidad en el país y el mundo. Citó el ejemplo del Festival Cervantino, conocido por todo el mundo, mientras que nadie sabe del Festival Cultural Amado Nervo.

“Si el gobierno de Nayarit no da importancia a su parte artística provoca que el Estado sea un lugar aislado, que a los demás no les importe lo que se hace en Nayarit. Siento que la cultura debe estar muy apoyada por el gobierno y todas las instituciones culturales”.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina