Tepic, Nayarit, jueves 09 de julio de 2020

El Tren Maya generará progreso a la Península de Yucatán

Sergio Mejía Cano

05 de junio de 2020

Desde que el hombre tuvo necesidad de tener que desplazarse de un lugar a otro, se vio en la necesidad de trazar caminos y veredas y por ende destruir en alguna forma su entorno ecológico por donde tenía que pasar, desmontando lo que le impedía continuar su trayecto  hacia donde era menester trasladarse y a veces regresar o a veces no, pero el camino quedaba ahí, pues se dice que por donde pasa el hombre, el pasto ya no vuelve a crecer.

Hoy en día crecen más las protestas de gente que se opone a la construcción del Tren Maya, obra de gran prioridad para la actual administración federal; sin embargo, queda la duda si en verdad las comunidades por donde se dice que pasará la vía férrea en la península de Yucatán, protestan espontáneamente o están siendo asesorados por alguien a quien nada más le interesa hacer la mosca chillar con algún fin no muy claro. Porque está visto y comprobado que los ferrocarriles en todo el mundo son la espina dorsal en cuestión de transporte de carga y pasajeros. Pero al parecer a algún sector de la sociedad esto no le satisface o no conviene posiblemente por oscuros intereses, porque sea como sea, la construcción de un ferrocarril es más benéfica que dañina.

Y si bien se pone de pretexto que se destruirá buena parte de selvas y de zonas aparentemente arqueológicas, pues siempre se ha dicho que en aras del progreso algo tiene que pasar en cuestiones de flora y fauna y desde luego, el medio ambiente.

Lo curioso es que mucha de la gente que hoy protesta porque se va a destruir parte de selva y hábitat de diversas especies, en su momento nada dijeron cuando se destruyó todo el entorno ecológico cuando se edificó el emporio turístico que caracteriza hoy a una parte de dicha península; y vaya que se destruyeron muchas cosas para dar paso a lo que ahora es uno de los emporios turísticos que más promueven a nuestro país. Pero como eran obras para satisfacer la estancia de turismo extranjero, así como darles a ganar a las grandes cadenas hoteleras, pues nadie de los que ahora protestan por el Tren Maya dijeron esta boca es mía, debido a que con el turismo se promueve a gente pudiente que deja divisas sin importar la contaminación que dejan los hoteles y desde luego los asentamientos humanos que se han construido a su alrededor para que pernocten las personas que trabajan en esos grandes hoteles. Y como el dichoso Tren Maya atenderá entre otras de sus funciones al traslado de gente de escasos recursos, tal vez por eso sea que no les ha caído nada bien a los grandes potentados que no quieren revolverse quizás, con gente del pueblo; aunque se ha informado que dicho tren moverá aparte de mercancías, dos trenes de pasajeros: uno turístico y otro para el desplazamiento de las clases populares con más facilidad, ya que en esa zona los caminos no son tan comunes como en otras partes del país.

Está documentado históricamente que la primera vía férrea en nuestro país se construyo en el año de 1837 quedando concluida hasta 1850 con tan solo 13 kilómetro en el estado de Veracruz, con capital Inglés de por medio; y siendo inaugurada ya en su terminación de Veracruz a la ciudad de México en el año de 1873. Y es obvio que para llevar a cabo esta construcción se tuvieron que dinamitar cerros y montañas, tender puentes, hacer túneles y a la vez, ir creando nuevas poblaciones ferroviarias como Apizaco, Tlaxcala, de donde se desprendía un ramal a Puebla.

Sin embargo, es hasta cuando don Porfirio Díaz está en el Poder, que se le da la concesión a los gringos para que atraviesen el país de norte a sur, cosa que siempre se le ha reconocido a don Porfirio como el presidente que trajo el progreso al país al concesionar dichas vías férreas; pero el progreso se dio a lo largo por donde pasaban las vías del ferrocarril, y no en  las demás zonas del país que continuaron igual; y, al tener que atravesar ambas Madres Sierras, la oriental y la occidental, ¿acaso no se tuvo que influir en el medio ambiente, en la flora y la fauna al igual que en Veracruz cuando se dio la primera concesión ferroviaria? Y he ahí los resultados, el ferrocarril demostró ser de lo más eficiente para que nuestro país progresara.

Así que se podría decir que es un mal necesario el tener que devastar ciertas zonas por donde irá la vía férrea; sin embargo, en este proyecto del Tren Maya, se tiene contemplado resarcir los daños lo más posible que se pueda sembrando árboles maderables y frutales y desde luego, protegiendo zonas arqueológicas.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina