Tepic, Nayarit, domingo 25 de julio de 2021

Liberato es mi padre político

Oscar González Bonilla

17 de julio de 2020

“Mi padre biológico murió hace 40 años, y mi padre político murió el día de ayer” (13 de junio).

Contestó Luis Alberto Acebo Gutiérrez cuando el reportero de la gente preguntó qué representa para él la figura del maestro Liberato Montenegro Villa.

Como acostumbra, el maestro Acebo nos recibió en su domicilio de la calle Veracruz al sur de la ciudad capital, en el mismísimo instante que su hija había servido desayuno para él, luego del ofrecimiento lo acompañé sólo con la ingesta de café (¡delicioso!). Al poco rato arribó al lugar el ingeniero Víctor Carlos Montoya Castellón, amigo de años del anfitrión. Ambos, por las mañanas, se ejercitan en el contorno del paseo de La Loma.

Por la entrañable amistad que cultivó el profesor Acebo Gutiérrez con Liberato Montenegro, al reportero le parece ser él la persona indicada para hablar sobre vivencias, experiencias y convivencias con el personaje que falleció el lunes 13 de julio del presente año.

La relación entre ellos nació hace 54 años, tiempo en que Luis Alberto Acebo egresó precisamente en 1966 de la Escuela Normal Urbana. “Mi afiliación enseguida fue al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y desde ese instante me incorporé a la lucha sindical que encabezó Liberato Montenegro contra el liderazgo, hay quienes dicen cacicazgo, del profesor Federico González Gallo, quien respaldado por fuerte corriente magisterial mantenía hegemonía en la Sección XX”.

Narra que al movimiento liderado por Liberato se integraron grupos de jóvenes maestros, entre los que destaca a Rafael Ojeda Díaz y Carlos Ruiz Flores, pero la disidencia fue numerosa. Para dar la batalla se organizaron diversos frentes en diferentes municipios de Nayarit.

Era 1970 cuando Acebo Gutiérrez desempeñaba en Las Varas su cargo de trabajador de la enseñanza se formó equipo de basquetbol con jóvenes maestros, campeón por años, convertido enseguida en la base del grupo de choque del liberatismo. La influencia en el municipio de Compostela en favor de la causa fue del maestro Raúl Ernesto Delgado Barrios, inspector escolar a quien Liberato prodigaba respeto. Era el organizador del frente.

Llegó la hora de actuar. El edificio de la Sección XX del SNTE estaba tomado por la corriente nombrada ARS (Acción Revolucionaria Sindical) de Federico González Gallo, por tanto los liberatistas diseñaron estrategia y táctica. Cuenta Acebo que se formaron tres frentes que se posesionaron en Las Siete Esquinas, Calzada del Panteón y Plazuela Hidalgo. Por consenso determinaron la cronometrada hora de salida de los tres bandos con destino al objetivo.

Mediante golpes, garrotazos y balazos los miembros del ARS fueron echados del edificio sindical, huyeron en estampida. “Tomamos las instalaciones de la Sección XX, fue una de las grandes historias que recuerdo”.

Una vez derrotado el enemigo, el profe Acebo comenta que vino luego el trabajo de reestructuración sindical. Con base en elección democrática, Braulio Pérez Valdivia fue el primer secretario general de la Sección XX del SNTE, mientras que Liberato Montenegro ocupó la cartera de secretario de Organización. Este último de frente inicia así su trayectoria en la vida sindical.

“Fuimos una gran fuerza política en la Sección XX, siempre bajo la tutela de Liberato Montenegro Villa. Todo el tiempo recibimos su consejo, su orientación en la lucha sindical, en el quehacer político, pero sobre todo en el trabajo magisterial. Sin duda nos dejó un gran legado”.

El entrevistado tiene plena certeza que Liberato siempre fue priista. Que nació, vivió y murió siendo priista. Días antes de morir Acebo platicó con él. El enfermo le preguntó sobre la situación del PRI, preocupado. “El magisterio fuimos un solo frente dentro del PRI, verdadera fuerza política, tan así que en una elección ganamos 12 presidencias municipales y seis diputaciones. Éramos una gran fuerza, precisamente organizada por el liderazgo, habilidad, sagacidad y astucia de Liberato. Anteponía su decisión de primero cumplir con nuestro trabajo: Por la educación al servicio del pueblo. Primero consumar nuestra obligación como maestros, lo demás vendría por añadidura”.

Con patrocinio de Liberato Montenegro el profesor Acebo fue promotor en 1975 desde Quimichis de la formación del organismo político denominado Alianza Campesino-Magisterial para enfrentar al cacicazgo de Santos Ramos. Organizados y teniendo como base el consejo de Liberato, impulsaron la figura del ejidatario Rosalío (Chalío) Bueno a la presidencia municipal de Tecuala, objetivo que finalmente se logró. En recompensa, Acebo fue nombrado Secretario del Ayuntamiento. El entrevistado reconoce que este triunfo fue obra de la fuerza política del magisterio liberatista, agremiado a la Sección XX.

Otro recuerdo que evidencia el poder e influencia de Liberato Montenegro, manifiesta Acebo, fue la realización en Tepic durante 1990 del Congreso Nacional del Magisterio donde resultó electa Elba Esther Gordillo dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). El proceso de elección por parte de dos mil 500 delegados no fue lo suficientemente terso, como se esperaba, sino hasta cierto punto conflictivo. En la organización del congreso se la rajaron tanto Luis Alberto Acebo Gutiérrez como Carlos Ruiz Flores. Salieron airosos.

Acebo estuvo en la casa de Liberato de La Mazata, Jalisco, lugar donde nació el exdirigente de la Sección XX, un día de su cumpleaños (5 de abril). Las mañanitas fueron entonadas por la rondalla magisterial. Como integrante de la rondalla, el profe Acebo comenta que también llevaron mañanitas a Liberato en Ixtlán del Río el día de su cumpleaños, pero esta vez a Carlos Ruiz se le ocurrió llevar una gruesa de cohetes, mismos que a las cinco de la mañana su estallido causó asombro y temor entre los habitantes, lo cual les valió severa reprimenda por parte del festejado.                

Confiesa Acebo que el 15 de mayo del presente año habían planeado develar busto de Liberato Montenegro Villa en la nombrada Plaza de los Maestros, que en Tepic se localiza en el jardín público frente al edificio de la escuela secundaria federal dos. Sin embargo, lo impidió la presencia de la pandemia que trajo al mundo el coronavirus, pese a ello considera que la escultura de la parte superior del cuerpo deberá ser colocada en sitio privilegiado de la Sección XX, como homenaje al gran legado cultural y político de Liberato al magisterio nayarita.

“Si Liberato Montenegro no hubiera existido en esta época, en estas décadas, en estos años, el magisterio de Nayarit no estuviera como está: tranquilo, en paz, trabajando. De lo contrario fuéramos otro Chiapas, Guerrero, Michoacán o cualesquiera otro Estado con vastedad de conflictos. En este proceso Liberato supo hacer equilibrios de toda índole en favor de los trabajadores de la enseñanza, en favor de la organización, en favor de la educación. Sustento que él fue el gran artífice de esta unidad en la sección sindical, sin duda jugó buen papel para que sucedieran las cosas tal como están”.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina