Tepic, Nayarit, domingo 27 de setiembre de 2020

“Política” vieja VS la “nueva normalidad”…

Marco Vinicio Jaime

08 de agosto de 2020

La sociedad transita, aunque paradójicamente en no pocos casos sin saberlo, ya en la “nueva normalidad”, pues sus carencias y necesidades se han exponenciado precisamente con las agravantes del consabido trastoque que introdujo la hecatombe sanitaria del Covid-19 en el mundo, y es en este nivel en el que sus expectativas y exigencias no conciben mayor papel de parte del sistema político-gubernamental, que un renovado patrón de desempeño con alto sentido comunicacional, vocación, oficio y empatía por el sentimiento colectivo, para entender de inicio, su propio “tiempo y circunstancias”, en aras de garantizar auténticas respuestas de impacto igualitario y equitativo.

En consecuencia, un reto sin precedentes se yergue sobre cada gobernante y representante popular, así como en todo perfil que pretende hacer de la actividad política una práctica constante, y por añadidura, contender por el ejercicio del poder.

Hoy, ya no es posible entonces continuar con las mismas fórmulas de gobernanza, de su búsqueda y conservación, que durante mucho tiempo -pese a la grave crisis de credibilidad ciudadana que provocaron, frente a el arribo de los peores regímenes con base en engaño, manipuleo y oscuros artilugios electoreros- obstaculizaron el progreso y el inalienable derecho ciudadano de justicia y de vivir en paz; claro es, que una vieja operatividad no tiene efecto ni compatibilidad con tal estructura completamente nueva, cuyos códigos y desafíos solo podrán superarse en proporción de la comprensión cabal de lo que dan forma y sustentan, así como de los efectos que producen, para actuar en concordancia.

Es así como se puede describir en cierta forma, el parteaguas presente que irrumpió en su momento en el devenir, para cambiarlo todo, y que si bien migrar de pronto toda una amalgama política, económica y social a nuevos esquemas de desarrollo, no es empresa fácil, menos lo es aún cuando están de por medio intereses aviesos, de usufructo patrimonialista y de beneficio cupular, que no es otra cosa, que la marcada ausencia de entendimiento de la nueva realidad, y de su desconexión respectiva con ésta. La “nueva normalidad” implica ineludiblemente  sumar, conjuntar esfuerzos en una sola dirección, comunicar y ser comunicado eficazmente, para solucionar, llevar seguimiento del proceso -de principio a fin en cada etapa- y verificar resultados.

Por ello, para el Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido local, Visión Valores (VIVA), Daniel Yáñez González, es urgente la renovación total en los hechos, puesto que “la división, la simulación y la politiquería de reproducir lo mismo con disfraz de promesas y novedades, alejarán más a la ciudadanía”.

Es preciso asimismo, dijo, un acercamiento genuino con la sociedad, que en esta nueva realidad los daños acaecidos a la vida, la salud y la subsistencia popular, han reforzado su sentido crítico, y en vista de ello puede evaluar y distinguir con mayor claridad las buenas intenciones de las ambiciones, la verdad de la mentira, y la funcionalidad de lo que responde a sus verdaderas necesidades, del discurso y la superficialidad electorera.

Yáñez González, cuestionó que la devastación pandémica todavía no represente para muchos que ejercen y aspiran al poder, lo que representa para cada sector social -que es lo más importante-, desde el campo de la productividad, educativo, laboral, familiar y cada persona en lo individual, que mantienen una lucha constante todos los días no solo frente a la amenaza constante a su salud, sino para asegurar su propio sustento;  luego de la confrontación que lamentablemente caracteriza a muchos actores “(a)políticos” que, a contrapelo de la cruda circunstancia, están concentrados en la elección del próximo 2021, y nada más.

El Partido Visión y Valores cuenta entonces, según afirmó su Presidente, con una misión esencial: ser artífice de una práctica política que sí dé voz y traducción estratégica al sentimiento social, y en lo sucesivo asegure un elemental sentido de identificación en cada ciudadano, logrando conformar a su vez un gran contingente que cristalice “la política de una nueva realidad”. Solo así, es un hecho, se consumará de la mejor manera la actualización de la gobernanza y de la actividad política misma como la herramienta de comunicación más eficaz para la solución pácifica de los problemas -por difíciles que estos sean- del presente y los que vendrán.

Y hay gran razón en lo anterior, el pueblo no justificará en lo absoluto que en su nombre se continúen suscitando batallas cargadas de futurismos egoístas entre órdenes de gobierno y fuerzas políticas, cuando la prioridad se encuentra en el ahora, y se trata de sus acentuadas carencias que requieren sin más de la unidad y de una operatividad política transversal, a efecto de que todo apoyo pactado se haga patente de veras en cada rincón de la geografía nacional.

Para Yáñez González, no queda tiempo ni hay más opción que actuar con hechos tangibles, lo que en Nayarit conlleva una revisión periódica con los parámetros de la nueva normalidad político-gubernamental, y propugnar de continuo mantenerse al día, a fin de afianzar una imprescindible unidad entre sectores, fuerzas políticas, sociales y productivas, ceñidos a la legalidad, la verdad y la justicia para todos, del nivel de lo que se propuso en la reciente visita del Presidente de la República, Andrés Manuel López obrador: unidad entre todos, por todos y para todos. ¿Será posible?

El partido VIVA ha puesto pues sobre la mesa, otro particular compromiso nada sencillo, pero de gran relevancia para la pervivencia en el sistema partidario y de gobernanza: entender de veras al pueblo, que ya no cabe la simulación de la antigua normalidad, y trabajar incansablemente en función de sus verdaderas demandas. ¿Cuántos y de qué manera habrán de entenderlo hoy para asegurarse su tránsito cabal a la “nueva normalidad”, y  llegar en consecuencia preparados para el veredicto contundente de la “nueva participación popular”? Observemos.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina