Tepic, Nayarit, viernes 21 de febrero de 2020

Imposiciones, mal presagio

Oscar González Bonilla

09 de abril de 2014

Al menos en esta primera imposición de la inicial hornada de precandidatos del PRI, el gobernador Roberto Sandoval cumple su palabra: negar candidaturas a aquellos priistas  simpatizantes de la Ola Roja, corriente política que impulsó Ney González más cuando fue mandatario estatal.

Momentáneamente quedan fuera de la jugada Alejandro Galván, Omar Reynozo, Roberto Mejía Pérez y hasta Adahán Casas y Carlos Saldate. Gianni Ramírez no es parte de esta lista, pues él fue partidario del doctor Miguel Navarro Quintero (PAN-PRD), a quien Roberto Sandoval ganó en 2008 la elección para presidente municipal de Tepic.

Personajes del primer círculo del gobernador de Nayarit soltaron la especie de que las candidaturas del PRI a diputados, presidentes municipales, síndicos y regidores serían para amigos fieles y uno que otro advenedizo que guarde debida compostura ante el patrón.

Y es así porque Roberto Sandoval, según han dicho quienes de cerca conocen chismes palaciegos, anida rencor en su sano pecho luego que en las elecciones de 2011 Ney González, aún gobernador, impuso casi la totalidad de candidaturas en juego para diputados y presidentes municipales, entre otras. Roberto fue convertido en cero a la izquierda, nulificado por el perverso chaparro, maniatado y sin opinión, muy a pesar de ser el candidato del PRI a gobernador de Nayarit y por consecuencia con legítimo derecho, según tradición política priista, de seleccionar compañeros de viaje electoral.

Pero el resentimiento de Roberto hacia Ney González deviene desde que éste en el 2002 ordenó borraran a aquel como regidor integrante de la planilla del Ayuntamiento de Tepic que competiría en la elección respectiva. Sandoval era destacado cenopista, dirigente de la Unión de Tablajeros. El mismo Roberto Sandoval ha comentado que su nombre se borró camino del partido al edificio donde funcionaba el órgano local electoral.

Pero aún hay más. De órdago resultó la humillante exhibida nacional que Ney González gobernador le dio a Roberto Sandoval presidente municipal de Tepic, la negra noche de un domingo de febrero de 2010 cuando grupos de sicarios al servicio de bandas de narcos contrarios, se enfrentaron a balazos por la avenida Insurgentes poniente de la capital nayarita, con saldo de cuando menos cinco personas muertas.

Ney subió al Facebook durante la madrugada de ese día video que grabó con su celular cuando en compañía de su esposa Sharo arribó al lugar de los hechos. En la conversación vía teléfono, se escucha que Ney reclama a Roberto no haberse enterado del suceso sangriento. “La verdad estoy bastante molesto Roberto, creo que esto no habla bien de ti, y te pido que des la cara por tu ciudad, informes lo que está sucediendo en la ciudad… cuenta conmigo pero quiero que des la cara, cada que pasa algo te escondes…”

En la llamada reunión de la “unidad priista” del domingo 6, sólo los despistados que acudieron al Auditorio de la Gente, los menos informados en política que son en cantidad porque la mayoría desconoce en esencia el motivo del acto, porque son acarreados pues, hasta que estuvieron allí se dieron cuenta de los nombres de los agraciados con las precandidaturas, ya que esa versión se dejó correr entre la gente cuando menos con 48 horas de anticipación.

Son estas las nuevas formas de hacer política partidaria bajo supuesta batuta del gobernador priista Roberto Sandoval. Pero hoy las cosas sucedieron al revés, primero los nombres de los que casi amarraron candidaturas sin aparición de la respectiva convocatoria de por medio. Muy atrás quedó la palabra del propio mandatario, quien con desparpajo vino diciendo que los candidatos del PRI serían aquellos que mejor posesionados salieran en las encuestas.

Sin duda esta nueva forma de hacer política partidista entraña una estrategia que en uso de la lógica elemental busca asegurar el triunfo en el municipio de Tepic, poseedor del más del 35 por ciento de los electores que en cantidad superior a los 700 mil aparecen enlistados en el padrón estatal.

Habrá que recordar que en 2011 el propio Roberto Sandoval perdió el municipio de Tepic ante Martha Elena García, candidata a gobernadora del PAN. Antes, en 2006, elección federal, el priista Celso H. Delgado lo perdió ante María Eugenia Jiménez, candidata a diputada por el PRD. También la priista Jocelyn Fernández perdió ante Martha Elena García, candidata del PRD, cuando disputaron la diputación del segundo distrito electoral federal que corresponde a todo el municipio de Tepic.

Pero la opinión generalizada de avezados en política y no, es de que Roberto Sandoval pondrá en riesgo el triunfo del PRI, juega al filo de la navaja, con candidatos sin presencia política, sin trayectoria partidista, es decir en el PRI, sin el debido carisma y preparación en cultura política. Personajes que el tiempo y circunstancia les han favorecido para ser ubicados allí. Son amigos leales, no hay de otros, pero tampoco abundan.

Las imposiciones de candidaturas en 2011 que se le adjudican a Ney González provocaron que el PRI perdiera cuando menos 10 presidencias municipales, incluso por desplantes de éste en su forma de gobernar, Roberto lo llamó payaso, pero sucede que en su inconsciencia el mandatario estatal actual ha caído en los mismos procedimientos que a su antecesor critica.

Las imposiciones de Roberto Sandoval han ocasionado inconformidad y disgusto entre las corrientes de simpatizantes de quienes fueron marginados de las candidaturas. Esta nueva manera de hacer política partidista seguirá con la designación de las demás candidaturas, pues, según se sabe, Roberto Sandoval es muy testarudo. Y entonces, se potenciará el riesgo de perder elecciones ¡Aguas!
                

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina