Tepic, Nayarit, viernes 21 de febrero de 2020

La ascensión de Cota a la mayor dignidad campesina

Oscar González Bonilla

30 de de

La cita a las dos de la madrugada del jueves 28 en calle aledaña a Ley Álica. De allí saldría el autobús (desconozco quien impuso esa que ya se hizo costumbre) dispuesto para reporteros rumbo a Zapopan, lugar de ubicación del majestuoso Auditorio Telmex con capacidad para diez mil personas donde se llevaría a efecto la toma de protesta por el presidente Peña Nieto a Manuel Humberto Cota Jiménez, como presidente del comité ejecutivo nacional de la CNC.

Yo, con antelación, acepté la invitación me hiciera encargado de ello. Y aprobé nadamás para saber de nuevo que se siente participar en esos enjuagues. Me dejé llevar como pluma al viento. Lo he dicho, hoy reitero, hace muchos años que abandoné la práctica de buscar la nota informativa, pero a mi condición de reportero de la gente jamás renunciaré. Es sine qua non. Este es un trabajo que ocupa toda nuestra vida, no hay otro modo de ejercitarlo.

Sin contratiempo, el camión con catorce reporteros a bordo deslizó su salida a las 2:20 con rumbo a Guadalajara. Poquito después de las siete –hora del centro-, todavía oscuras la mañana, arribó al estacionamiento del auditorio, sitio enorme cuya plancha de pavimento poco a poco fue cubierta por autobuses venidos de diferentes entidades del país, entre ellos 60 procedentes de Nayarit.

En hora prudente al desayuno compañeros de oficio nos indicaron fuéramos hasta el sitio de un auto en cuya cajuela cargaba bastimento, enorme torta bien empaquetada rellena de jamón, zanahoria, pepino y espinaca, jugo en envase de vidrio y una manzana. Fue entonces que pudimos aguantar cinco horas en el estacionamiento, tiempo suficiente para apreciar la cantidad infinitamente grande de contingentes de mujeres y hombres que desfilaron al interior del Auditorio Telmex.

De un lugar a otro del estacionamiento para protegernos del sol abrasador, a veces sentados en el piso, nos enteramos al verlos pasar de la abundancia de paisanos con sentimiento de cercanía política a Cota, al margen de ejidatarios y campesinos, que llegaron al lugar. Desde el gobernador Roberto Sandoval hasta funcionarios de primer nivel, segundo y tercero del gobierno de la gente. Algunos de reciente nombramiento en el cargo, no importó violentar normas que exigen cumplir horarios de trabajo, se trataba de estar cerca del compañero de equipo político con futuro promisorio, pero lo mismo hicieron delegados en Nayarit de secretarías o instituciones federales. La miríada abarcó también a personas sin cargo oficial, profesionistas en vastedad.

Aquí recuerdo a mi colega Alberto Martínez Sánchez, mejor conocido entre la perrada como El Tico, hoy convertido en más Cotista que Cota, a quien cuando todavía fungía como responsable de Comunicación de la anterior legislatura le dije que criticaría a Manuel Humberto Cota en comentario por escrito, en el acto me contestó: ¡Cómo, luego no pretendes asegurar tu futuro! Pensé: quién me asegura la vida, en tres años (que los Cotistas piensan el Senador llegará a la gubernatura de Nayarit) pueden suceder muchas cosas. Además no fijo esperanzas en ello.

Erré pensar que a los comunicadores nayaritas se nos dispensaría un trato especial por ser del mismo terruño del presidente en ciernes de la CNC, sólo lo tuvieron directores de medios escritos en cantidad menor a los dedos de una mano, pues a nosotros, tropa, nos trajeron de un lugar a otro, igual a los representantes de los medios de comunicación venidos de las diferentes partes del país, el mismo trato fue para los de casa: Jalisco. Algunos jóvenes agraristas y adultos cenecistas aprovecharon la ocasión para manifestar a reporteros inconformidades y denuncias.

Por fin, después de larguísima espera se acreditó a cada reportero nuestro, y a todos los demás, después de un riguroso pase de lista. Son en extremo las medidas de seguridad por parte del Estado Mayor presidencial. Nos hicieron pasar por arco detector de metales, no sin antes ser revisadas talegas con enseres de trabajo. Enseguida en tropel vamos por camino cercado con vallas metálicas al interior del auditorio, al paso de las cámaras de video y hombres con cámara fotográfica al pecho nutrido grupo de mujeres gritó: ¡Vendidos, prensa vendida! No me sentí aludido aunque sean voces con algo de razón.

Ya en el interior del Auditorio Telmex de Zapopan, majestuoso por cierto, de tres niveles, su construcción totalmente diferente al Auditorio de la Gente de Tepic, cada cual para fines determinados, lo primero que escuché fue la interpretación de Lindo Nayarit por una banda de viento de Guanajuato, que desde los alto del segundo nivel agradecía la invitación del senador Cota para amenizar el acto de ascensión. Ambiente relajado. Pareja del numeroso grupo de porristas agrarios del Estado de México bailaba en estrecho espacio de las butacas. Al poco rato la rubia mujer buscaba en el piso un arete de oro, lo que llamó la atención de varios de sus compañeros que también se abocaron a la búsqueda, sin éxito, la prenda se desprendió en otro lugar. A la Prensa nos ubicaron en reservadas butacas del primer nivel inmediatamente atrás de los paisanos de Peña Nieto.

El escenario lucia esplendor. Al fondo, en biombos, las efigies, del lado derecho en relación al público, de Morelos y Enrique Peña Nieto, a la izquierda de Zapata y Manuel Cota. La sillería al frente y lados poco a poco se fue llenando. Del lado derecho gobernadores y otros personajes, entre los que visualizamos al gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval y al ex mandatario estatal Julián Gascón Mercado, de éste su delgadez es manifiesta, parece un cuerpo sólo alimentado por quién sabe qué extraña, sobrehumana llama vital, porque este hombre ya está sobreviviéndose a sí mismo.

Por el contrario, la senadora nayarita Margarita Flores resaltaba la redondez de su figura, vestía al parecer un traje sastre color lila con blusa blanca. Desde el proscenio saludaba entusiasta brazo en alto seguro a los directores nayaritas de medios escritos que avistó en butaquería cercana. Tuvo la dicha de ser saludada de mano y abrazo por el presidente de la república al término del acto.

Cuatro enormes pantallas colocadas en las paredes de enfrente, dos a cada lado; una más a lo alto frente al sillerío de quienes ocuparon el presídium. Proyectaron enseguida la imagen de la entrada al auditorio, había llegado el presidente Peña Nieto. De espalda se observaban las figuras del anfitrión gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, del senador Cota y Gerardo Sánchez García, presidente saliente. Esperaban para dar la bienvenida. Camino a la entrada Peña Nieto saludó a centenares de personas que hacían valla, entre ellas un grupo de etnias de nuestra entidad que encabezó Manuel Rivera Taizán.

Después de haberse tomado con celular cantidad de fotos (selfies) en el exterior e interior del auditorio con mujeres y hombres que lo pedían, Peña Nieto después de entretenido recorrido llegó al epicentro del trascendental acto de relevo con el que culminaba el congreso nacional ordinario de la CNC. El duelo de porras campesinas en todo su apogeo. Los mazahuas a todo pulmón a su paisano Peña Nieto, mientras que los nayaritas por Cota. También Roberto Sandoval se llevó parte cuando en su discurso el nuevo presidente de la CNC lo nombró y agradeció la presencia del amigo. “Gracias, porque de ti sólo he encontrado respaldo, amistad y apoyo”.

El presidente Peña Nieto tomó la protesta estatutaria a Manuel Cota, quien se convirtió en sustituto de Gerardo Sánchez García, de quien por cierto la prensa nacional ha publicado que desvió a su patrimonio millonarios recursos destinados por el gobierno federal a la Confederación Nacional Campesina (CNC). Eso es para el olvido, no tiene la menor importancia.

Investido con el alto cargo de la organización campesina pilar del PRI (el doctor Lucas Vallarta lo equipara sólo con los ocupados por los nayaritas Gilberto Flores Muñoz, secretario de Agricultura, y Emilio M. González, presidente del senado), Manuel Cota dirigió desde Zapopan su mensaje a la nación:

“Vamos a defender el patrimonio de los campesinos, pero también vamos a participar de la generación de la riqueza proveniente de la exploración de las energías, vamos en la CNC a aprovechar la oportunidad que brinda el campo de la reforma energética. Lo digo con claridad, no expropiación, sí ocupación temporal, no sólo garantía de la tierra a sus históricos propietarios, vamos a la productividad de lo que se encuentra en el subsuelo, hidrocarburos y gas….

“Hoy el campo tendrá créditos baratos, oportunos para el ciclo agrícola otoño-invierno, sin tanta burocracia, regresa prácticamente el crédito a la palabra, palabra que para el campesino tiene más valor que la firma…

“Estas, son sin duda, las primeras acciones para reformar al campo, acciones tangibles y de resultados. Hemos dado los primeros pasos para la reconstrucción del sector primario que en la cadena productiva transita con muchas dificultades, con bajos precios a sus cosechas, con altos costos a los insumos, pero el financiamiento para el campo ya está presente….

“Asumo la conducción de la CNC, consciente de su importancia histórica, con la decisión de servir con entrega a las mujeres y hombres del campo mexicano, con honestidad y con mucha emoción y con mucha pasión….

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina