Tepic, Nayarit, lunes 24 de febrero de 2020

Respuesta a Ulises, sobre el candidato de López Obrador

Miguel González Ibarra

24 de Julio de 2016

Doy puntual respuesta al comentario de Ulises Rodríguez:
 
1.- La candidatura de Morena fue acordada por López Obrador. Andrés Manuel no conoce la historia de Nayarit. Quien no conoce la historia, se equivoca siempre.
 
Navarro Quintero ha sido funcionario en el gobierno, siguiendo al pié de la letra las consignas del capitalismo salvaje, nunca a favor de los intereses sociales y nacionales. Como legislador, votó siempre en pro de las políticas criminales del neoliberalismo, jamás para defender los derechos históricos y presentes de la clase obrera y campesina, colocándose en ambas cámaras, al lado de las políticas que nos han quitado la patria mexicana y nayarita.

Entre Ney y el ahora ya casi candidato a gobernador de Morena, no hay ninguna diferencia. Los parió la misma madre: el agonizante PRI, igual que el PAN, porque los dos partidos, tienen destruido a México, razón por la que desaparecerán del aparato del Estado y de la faz de nuestra tierra.
 
2.- Lo de Severiano debatiendo contra Navarro Quintero abanderado de Morena, es una posición política, se enmarca en la batalla de ideas, la actividad más antigua de la humanidad.
 
Severiano, columnista, es respetado, admirado, querido y seguido, por el pueblo nayarita. El más leído. Severiano es el “Astillero” o el “Julio Hernández” nayarita. El columnista número uno de Nayarit.
 
Privilegio para Severiano, algo fuera de serie, ser hijo de Severiano Ocegueda Peña y, todavía más, llevar el mismo nombre.
 
Severiano Ocegueda Peña y Alejandro Gascón Mercado son los más grandes de estas tierras, formando tercio con el General Baca Calderón. Estos tres gigantes, guían nuestros pasos como pueblo nayarita.
 
En mi caso, yo no me dedico a “despotricar”. No tengo enemigos personales. Soy político. Ejerzo la política como la ciencia más elevada del pensamiento humano. Todas mis opiniones, habladas o escritas, son políticas, se enmarcan en la lucha de ideas, que es una actividad de todos los días y la practico instante por instante. Lo que escribí de Navarro Quintero, tiene bases científicas, es decir, histórica. Lo sostengo ante quien sea y en el momento y lugar que sea. En este tema, como en cualquier otro, estoy y estaré listo para seguir debatiendo.
 
Navarro Quintero es un cadáver político porque no llegó a gobernador ni Presidente Municipal de Tepic, precisamente porque es un hombre del sistema, el pueblo no confió en él, y porque ha pisado todos los partidos habidos y por haber y, ello, muestra lo caricaturesco de su persona.
 
3.- Severiano es el único que puede ganar la gubernatura y derrotar al PRI y al PAN.
 
Una batalla política, del tamaño que sea, se gana con estrategia. La estrategia se compone de varios elementos. Navarro nunca podrá reunir estos factores históricos. Por eso, va a una derrota segura y, más vergonzosa todavía, que la asestada contra él, por Ney y Sandoval.
 
Severiano cuenta con el cien por ciento de las circunstancias para diseñar la estrategia correcta, para derrotar al PRI y al PAN y construir un gobierno popular y democrático, siguiendo las líneas y tesis del gobierno establecido en Tepic de 1973 a 1975, así como la orientación filosófica y programática del impresionante acto de masas llevado a cabo el 19 de octubre de 1975 en la Plaza Principal de nuestra capital.
 
Severiano, el hijo del gigante Severiano Ocegueda Peña, es el mejor pedagogo de Nayarit. El columnista número uno del estado, escribiendo día a día en el periódico impreso más leído de la entidad, “Realidades”.
 
Con la añadidura, que Severiano es hijo de una historia que está presente en todas y cada una de las mesas de las familias nayaritas. El mismo fenómeno de Cuauhtémoc y el General Cárdenas en el 88. Severiano es invencible.  No hay, absolutamente, ningún punto de comparación entre Severiano y Navarro. La moral de Navarro Quintero está en el basurero. La moral de Severiano es la de su padre Severiano Ocegueda Peña.
 
Severiano es un gigante. Navarro es una piltrafa, es decir, para ser más claros y decirlo con mayor contundencia, Navarro es un cadáver político. Severiano es el rentable electoralmente, el único que puede derrotar al PRI y al PAN, juntos. Lo demás, es aventurerismo.
 
Severiano y yo somos compañeros. Luchamos por el mismo ideal. Nuestra batalla es contra el capitalismo y por construir  el socialismo. Nos guían Severiano Ocegueda Peña y Alejandro Gascón Mercado, quienes edifican a Nayarit y lo construirán hasta la eternidad.
 
4.- Yo, Miguel González Ibarra, me guio por la ciencia. Alejandro Gascón Mercado es el más grande de estas tierras. Como lo es Salvador Allende en suelo chileno. Alejandro tiene la estatura histórica de Allende. Los dos, son constructores del Nayarit, del México, del Chile, de la América Latina, del mundo que va y viene y que nadie detendrá.
 
Ramón Navarro, fue el operador número dos del fraude electoral de 1975 contra el pueblo de Nayarit, después de operar la guerra sucia y conspirar criminalmente contra el XXVI Ayuntamiento de Tepic, desde la presidencia del Poder Legislativo nayarita. Durante tres años, a partir del 1 de enero de 1976, usurpó la alcaldía de nuestra capital, cometiendo todos los atropellos contra las grandes masas, muy al estilo de Pinochet y Somoza.
 
El candidato de López Obrador, de 24 años de edad, fue brazo derecho de su hermano el arquitecto, en la ejecución del crimen que arrojó la voluntad del pueblo en basureros, cañaverales, ríos y arroyos, siendo autor del delito más grave, como lo es asesinar la democracia, haciendo equipo, ambos, egresados del Instituto Politécnico Nacional, con Flores Curiel, el operador número uno, de las consignas que salieron de los cuartos tenebrosos y guerreristas de la Central de Inteligencia de Estados Unidos de Norteamerica (CIA), pasando por los pasillos de Los Pinos y Palacio Nacional, donde despachaba Luis Echeverría Álvarez. El asesinato de la democracia en Nayarit en 1975, robándose los votos del pueblo, es igual al bombardeo de La Moneda en Chile en septiembre de 1973. Los yanquis le temían más a Alejandro que a Allende. El “Zócalo Rojo” es una muestra.
 
Navarro Quintero, el médico, fue parte, por añadidura, del gobierno usurpador presidido por su hermano, el arquitecto, en el Palacio Municipal tepicense, continuando, en vida y muerte de éste, a su mando, pues, en todos los pasos que daba Miguel Angel, detrás, susurrándole el oído y trazando las políticas, estaba José Ramón, como lo sigue estando, aun de fallecido.
 
Hablar de la obra de Alejandro Gascón Mercado es una necesidad. Es como hablar de Carlos Marx y Fidel Castro. Hasta en los Estados Unidos, en las entrañas del capitalismo, ya apareció Marx y Fidel, con Sanders. La Unión Americana también construirá el Poder Popular, antesala del régimen que repartirá con justicia y democracia la riqueza, como, inexorablemente, ocurrirá en Nayarit y en México. Los “conceptos trasnochados”, son las ideas que defienden el capitalismo salvaje, enarboladas por el PAN y el PRI y por personajes como Navarro Quintero, posible candidato de Morena, virtud a que es la teoría y práctica que genera hambre y terror, que deben desaparecer de Nayarit, México y el mundo.
 
5.- En 2006, Andrés Manuel ganó Nayarit, por López Obrador, no por Navarro Quintero. Si no hubiera aparecido éste, de todas maneras AMLO gana la Presidencia de la República en nuestro querido estado.
 
Diez años después, López Obrador se equivoca al escoger a un operador del fraude del 75 y de un gobierno cien por ciento fascista. El pueblo de Nayarit tiene memoria. Votará por Alejandro Gascón Mercado no por Rogelio Flores Curiel, siendo éstos, los dos caminos a seguir. Navarro Quintero está en el camino del ejecutor de la masacre del jueves de corpus en la capital del país. Severiano está en el camino del mejor alcalde que ha tenido la historia nacional desde que Hernán Cortés fundó la vida municipal mexicana en la Villa Rica de la Veracruz, hace varios siglos atrás.
 
6.- Los crímenes de Bartlett y Pablo Salazar, son nada comparados con el ultraje a los nayaritas en 1975. Lo de Nayarit en 1975 contra Alejandro, es mucho más grave que lo del 88 contra Cuauhtémoc y 2006 y 2012 contra López Obrador. La cuarta Revolución Mexicana, que será la definitiva en nuestra historia nacional, arrancó el 1 de enero de 1973, con Alejandro Gascón Mercado, como el GRAN TIMONEL. López Obrador lo sabe. De ahí su apasionante discurso por el hombre de Aután en sus giras por Nayarit.
 
Por su participación en los sucesos criminales de 1975 y su veletismo caricaturesco al transitar todos los partidos, sobre todo el PRI y el PAN, Navarro Quintero está en el basurero de la historia, porque, de haber llegado al edificio de México y Abasolo, hubiera sido igual que Flores Muñoz, Flores Curiel, Toño y Ney.
 
7.- Severiano y yo no descalificamos personas. Somos militantes políticos que usamos la herramienta del Materialismo Histórico, que es la ciencia. Lo de Ulises, es grilla, pero grilla muy barata, y aventurerismo.
 
El camino de Nayarit es inaplazable: está a la izquierda.
 
Los nayaritas construiremos el Poder Popular, antesala, insisto, del régimen que repartirá la riqueza con justicia y democracia.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina