Tepic, Nayarit, miércoles 29 de enero de 2020

Cumplo mi palabra: a los 65 años de edad me retiro

Oscar González Bonilla

20 de Marzo de 2017

Luis Manuel Hernández Escobedo reitera que cumplirá su palabra: a los 65 años de edad se retirará como secretario general del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (SETUAN).

Cuando menos tiene 63 años. Ha dicho que es consciente que los ciclos se acaban, que no pretende eternizarse en el cargo sindical y que por lo tanto no se ve viejito carcamal como dirigente. Debe haber un relevo generacional, que dejó entrever ya se prepara.

Entrevistado en sala del Congreso del Estado donde el grupo parlamentario del PRD se reúne para deliberar antes y después de sesiones del pleno, el actual legislador sentencia: “Sin duda me iré cuando tenga 65 años, esa es la palabra empeñada. Soy gente que tiene, al menos hasta ahorita, el orgullo de decir que mis dichos los sostengo”.

Después de este introito, el reportero de la gente tiene vivo interés de saber por voz del propio Luis Manuel Hernández Escobedo cómo fue su ingreso a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN).

“Mira, te voy a platicar”, dice de inicio. Relata que al llegar Roberto Gómez Reyes al gobierno de Nayarit en 1969, un grupo de profesores amigos del mandatario, entre los que se hallaba su papá Miguel Hernández Escanio, decide apoyarlo a través de medios de comunicación escritos, por tanto dan marcha a la creación de Publicaciones de Nayarit S.A. que enseguida absorbe a El Demócrata, periódico órgano de difusión del grupo de maestros de Acción Revolucionaria Sindical (ARS) que comandaba Federico González Gallo, y luego Últimas Noticias de Nayarit de Daniel Uribe Flores.

Una vez organizados, adquieren moderna maquinaria de impresión de las llamadas offset, que dice Hernández Escobedo fue la gran novedad en aquel tiempo.

Él era trabajador de talleres en El Demócrata, junto con Francisco Cruz Ángulo y Juan “Pitagú”, seguramente había más pero solo ellos se le vinieron a la memoria. Hubo necesidad de capacitarlos para dar el gran salto, a lo que con atingencia se prestó Hugo Flores, quien laboraba en la imprenta del Gobierno del Estado y tenía ciertos conocimientos sobre el funcionamiento de la moderna maquinaria. También instruido fue personal del laboratorio dental del doctor Daniel Uribe. Una vez adquiridas habilidades “tuvimos la oportunidad de hacer muchas cosas importantes”.

Lograron la oportunidad de maquilar trabajos a la Universidad de Nayarit. Era Javier Cervantes Sánchez por parte de la institución educativa que tenía como rector al doctor en medicina Joaquín Cánovas Pouchades, el encargado de la relación con la imprenta que además de editar los dos periódicos hacia trabajo comercial. En esa conexión constante Javier Cervantes le pedía a Luis Manuel se fuera con él a trabajar en la imprenta de la universidad. Eran amigos de parranda, integraban un grupo bohemio junto con Toño Moscoso, Sifuentes, Ernesto Ramos, Felipe Silva y Luis Manuel Cervantes Sánchez, entre otros.

Avisa Hernández Escobedo que los profes decidieron cambiar la cabeza de El Demócrata por El Pueblo de Nayarit, cuyas instalaciones se ubicaban en la colonia Mololoa en Tepic. “Dónde por cierto Ney González fue aprendiz de reportero”.

“Es en noviembre de 1974 cuando resulta el Coronel Rogelio Flores Curiel candidato del honorable Partido Revolucionario Institucional a gobernador de Nayarit”.

Hubo entonces consejo de profes para decidir manifestarse en contra de la postulación de Flores Curiel. Antes de tomar la decisión entraron a detenido análisis Federico González Gallo, Enrique Hernández Zavalza, Crescencio Serrano, Miguel Hernández Escanio, Daniel Uribe, Alfonso Barbosa, David Rentería y Roberto Ponce “Peliagudo” (“por cierto este último se opuso a protestar contra el Coronel Flores Curiel, pues había sido soldado”). Finalmente se decide que en la página de portada de El Pueblo de Nayarit aparezca mancha negra en señal de luto.

“Fue entonces que me dice mi papá: esta chingadera ya no va a funcionar, ya valió madre, debes buscarle por otro lado.

“En el 76 decidí irme a trabajar con el profesor Javier Cervantes Sánchez a la imprenta central de la universidad. Era el ideólogo del sindicalismo, además un hombre muy respetado. Estaba incorporado al glorioso STESUN que comandaba Salvador Villela, donde era Secretario del Trabajo.

Memoriza que en 1975 el gobernador Roberto Gómez Reyes, mediante decreto, concede autonomía a la Universidad de Nayarit, como propósito de evitar la injerencia del Estado en asuntos de la máxima casa de estudios.

Luis Manuel Hernández Escobedo ganó la secretaría general del sindicato en elecciones que se realizaron el 79 en instalaciones del edificio de la Escuela de Turismo, liderazgo que ampliamente fue avalado por el rector Javier Germán Rodríguez Jiménez.

Desde entonces a la fecha “El Pelón”, como es muy conocido en la universidad, lleva 38 años como secretario general del sindicato de empleados y trabajadores.

“Haber cuanto duro”, fue su pensar cuando asumió el cargo sindical, pues por la situación convulsiva de la universidad los dirigentes sindicales permanecían en el cargo cuando mucho seis meses.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina