Tepic, Nayarit, viernes 18 de octubre de 2019

Orden en el transporte urbano y el campo…

Marco Vinicio Jaime

15 de Octubre de 2017

La semana del 9 de octubre, prácticamente concluyó con dos temas en los que se generó una respuesta contundente de parte del Gobierno del Estado a sentidos reclamos ciudadanos que por su naturaleza no podían postergarse más: el alza del transporte público de la Capital y el urgente rescate de las actividades agropecuarias de la Entidad.

Era un hecho que la regulación del costo del transporte debía tratarse con sendas líneas de comunicación, donde la autoridad diera realce estratégico al entendimiento cabal de la postura de cada una de las partes involucradas en un marco de respeto al Estado de Derecho, y sobre todo, de la realidad socioeconómica de las mayorías.

Favorablemente, parece por el momento que los factores antedichos se cumplieron y finalmente los representantes de las diferentes organizaciones de permisionarios y el Gobierno pactaron el cumplimiento de cuatro acuerdos, entre los que destaca “regresar al cobro de la tarifa de 6 pesos para el público en general, y de tres para estudiantes y adultos mayores, hasta el próximo día 23 del presente mes, en que se consensará previo estudio (por parte del Colegio de Contadores Públicos) una nueva tarifa que redunde equilibradamente en beneficios para los transportistas como para la ciudadanía en general”. Asimismo, en lo sucesivo, “se avanzará en esquemas que fomenten la modernidad del servicio, y una serie de incentivos para el público usuario”. El anuncio se dio obviamente, de manera conjunta por parte del Secretario General de Gobierno y el Subsecretario, Jorge Aníbal Montenegro Ibarra y Juan Guerrero Gutiérrez, en calidad de Presidente y Secretario Técnico respectivamente, de la Comisión Técnica del Transporte, y líderes de permisionarios en la Sala de Juntas de la propia Secretaría General de Gobierno.

De conformidad, se infiere que se hizo eco pues, de la necesidad de ponderar voluntad y oficio políticos desde la autoridad, a efecto de asegurar la entereza eficaz que permite encarar en directo los problemas y con soluciones desde el corto y para el mediano y largo plazo, la esencia pues del compromiso recíproco, de saber dar para recibir, y en una primera muestra quedó expuesto recientemente con el coyuntural acuerdo con el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM), que dio pie a su vez, a dar por terminado su plantón indefinido que mantuvieron en contra de la cerrazón de la administración antecesora y su correspondiente irresponsabilidad en subsanar los millonarios adeudos contraídos con la base trabajadora; y lo cual se espera sea la tónica para abordar circunstancias símiles con sectores, organizaciones y sociedad en general.

Mientras tanto, el reto consiste ahora, en dar continuidad a la cuantificación de las necesidades ex profesas, jerarquizando prioridades y llevar seguimiento detallado del proceso hasta la consumación primaria, que será en este caso desde el respeto al restablecimiento de las tarifas hasta el nuevo costo del pasaje, a fin de que en su momento, se cuente con un sustento preciso que facilite el desarrollo oportuno del cuarto punto del pacto: “avanzar en esquemas que fomenten la modernidad del servicio, y una serie de incentivos para el público usuario”.

Todo ello, bien deberá continuar enmarcado en un continuo enriquecimiento de las líneas de reproducción comunicacional, en ese invaluable esquema Gobierno-medios-sociedad, donde está claro que en la medida en que ésta última sea conminada a seguir con puntual escrutinio la operatividad del Gobierno, será en esta en la que su confianza irá restituyéndose tras ser partícipe en un marco de transparencia en el cumplimiento de lo que se suscribió en campaña.

Por otro lado, en una neurálgica gira de trabajo por los municipios Norte del Estado, Rosamorada, Ruiz, Tuxpan y Santiago Ixcuintla, el Gobernador Antonio Echevarría, echó mano una vez más de su herramienta de acercamiento directo (y del esfuerzo por establecer acciones transversales con los alcaldes) en favor del establecimiento mancomunado de acuerdos para revertir la severa problemática del campo, la cual mantiene postrados a cientos de campesinos y ejidatarios en la escasa productividad y rentabilidad de su tierra, toda vez que están en “cartera vencida” ante la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario y Rural, de ahí que el compromiso partiera de la reestructuración de la deuda-calculada en un monto total de 40 millones de pesos-: gestionar y  destinar recursos para absorberla, a fin de recuperar su capacidad crediticia con nuevos programas de producción y de valor agregado.“Con amplias facilidades de pago -dijo-, y-principalmente que permitan limpiar el historial crediticio de los campesinos y ganaderos y que sean sujetos de nuevos apoyos”.

El Mandatario nayarita, comprometió también nuevos esquemas a implementar desde la Secretaría de Desarrollo Rural  para mejorar la producción y comercialización, eliminando el "coyotaje", y las familias mejoren su economía. Reiteró la propuesta expresada en su reciente campaña política de establecer en el norte de Nayarit un parque agropecuario que dé valor agregado a la producción y eleve los precios de granos básicos, frutas y hortalizas.

De igual manera, informó que ya se están haciendo las gestiones para la construcción de un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) para beneficiar a los ganaderos, así como el esfuerzo que realiza su Gobierno para instalar también cribadoras de frijol y maíz para que los productores abaraten  costos y obtengan semilla certificada que les permita elevar sus rendimientos.

El jefe del Ejecutivo insistió en la necesidad de que los ejidatarios se organicen y sumen esfuerzos con el Gobierno para rescatar de manera integral al campo, actualmente sumido en el abandono.

Así, el Gobernador Echevarría tocó por lo menos dos aspectos esenciales, que hasta el momento no ha sido posible concretar: facilitar al máximo las condiciones para que el campesino ponga en práctica toda su experiencia en producir, eliminando el nocivo intermediarismo y dando apertura a su vez en el mercado con beneficios directos para el productor, todo lo cual parta lógicamente de una verdadera organización en la que el sector vaya adquiriendo gradualmente tal autonomía que asegure entonces el aprovechamiento racional y estratégico de las bondades natas con las que cuenta la Entidad en beneficio de todos. No obstante, tales condiciones podrían alcanzarse con mayor impacto, en función de programas multidisciplinares que arrojen información fidedigna sobre el comportamiento geográfico actual (clima y recursos derivados), su constante evolución y las posibilidades de adaptación a fin de garantizar una óptima productividad.

El desafío está claro: pocos menos de cuatro años para consolidar un nuevo tiempo de justicia y bienestar para Nayarit. Que no cejen pues los esfuerzos por la consecución del cometido, donde sin duda alguna, sumar será imprescindible para gobernar. Adelante.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina