Tepic, Nayarit, lunes 11 de diciembre de 2017

FEUAN y SETUAN se disputan supremacía del poder universitario

Oscar González Bonilla

21 de Noviembre de 2017

(Primera de tres partes)

Luego del repaso al proyecto en desarrollo de investigación sobre control y poder político en la Universidad Autónoma de Nayarit, Carlos Rafael Rea Rodríguez ha de concluir: el objetivo es desaparecer la universidad pública.

Al resumir, el investigador presume que la crisis financiera que enfrenta la UAN no es más que acoso del Estado mexicano al reducir presupuesto para propiciar el desmantelamiento de las instituciones de educación superior pública con el objetivo de alcanzar la privatización.

Entrevistado en su cubículo de la Unidad Académica de Ciencias Sociales y Humanidades hago ver a Carlos Rea que son múltiples las quejas de los entes universitarios sobre la crisis financiera que atraviesa la UAN, pero nadie es capaz de emprender acciones tendentes a solucionar el problema de fondo. ¿A quién considera usted corresponde iniciar el movimiento reivindicador?

-Uno esperaría que la rectoría tomara la iniciativa al convocar a la comunidad universitaria, a todos los actores universitarios, para avanzar en la transformación, en la redefinición de cómo funciona y se estructura la universidad. Si esto no emana, no sale de  rectoría, tiene que salir de la comunidad universitaria, porque no creo que de los sectores venga ese llamado.

Al regreso de Monterrey, Nuevo León, a donde acudió por razones académicas, Carlos Rafael Rea, Doctor en Sociología, con actitud positiva dio la entrevista al reportero de la gente interesado éste en el tema poder y control político en la Universidad Autónoma de Nayarit.

-A lo largo de los 48 años de vida de la UAN se han creado nichos de poder político. ¿Cuáles son éstos? Fue la pregunta de entrada.

-Al paso del tiempo al seno de la universidad en factores de poder se convirtieron el sindicato de empleados y trabajadores, la federación de estudiantes y el sindicato de personal académico, sectores que fueron superando el alto nivel de conflicto en la institución, y se definió un modelo de gobernabilidad: rectoría, consejo general, secretarías, consejos, directores, etcétera.

“Y el nivel informal tiene que ver con estos grupos de representación de intereses sectoriales que al interior de la universidad se convirtieron poco a poco en grupos de poder. Entre ellos realizaban evaluaciones de la situación de la universidad, tomaron decisiones junto con la rectoría que permitieron disminuir el nivel de conflictividad en la institución.

“Pero coincidió, esta es una hipótesis de nuestra investigación, con que nacionalmente el gobierno mexicano impulsaba un nuevo proyecto de país, conocido como neoliberal. ¿Qué quiere decir esto último? Que el gobierno empieza a sacar las manos de actividades tales como salud, educación y servicios, al tiempo que se inicia procesos de privatización de empresas fundamentales como telefonía, ferrocarriles y carreteras, sectores estratégicos de la vida nacional antes en poder del Estado fueron pasando a manos privadas con el argumento de eficientar el desempeño del gobierno.

“En este nuevo contexto del Estado mexicano, incluida la globalización del Tratado de Libre Comercio con Estado Unidos y Canadá, es cuando se prepara la privatización de la educación al modificar el proyecto educativo. Recordemos que en el gobierno de Miguel de la Madrid se hablaba de la reconversión educativa, y por tanto hubo mucho movimiento estudiantil en diversas universidades del país en contra de los intentos de privatización, su primera señal fue cobros de cuotas.

“Según mi opinión, esa situación provocó que el Estado mexicano diera manos libres a grupos de poder al interior de la universidades para que se encargaran de la desmovilización de las bases universitarias, permitiéndoles el uso de los recursos económicos universitarios como si fueran propios. A partir de eso, muchos sindicatos operaron como espacios de control de las bases trabajadoras. Y esto al paso del tiempo hubo ser necesario –ejemplo UAN- funcionaran como instancias de estabilización de la vida universitaria.

“Mi hipótesis es que esa doble necesidad hizo que los sectores sindicales, no sólo en la UAN sino en muchas universidades del país, se convirtieran en poderes fácticos, muy importantes factores de poder que tuvieron un control desmesurado sobre recursos, sobre bases universitarias y sobre decisiones universitarias.

-¿En la actualidad quién tiene el control político en la Universidad Autónoma de Nayarit?

-Son distintos centros de poder, en mi opinión. A partir de esta explicación histórica que acabo de compartir, me parece que se consolidan por un lado el SETUAN, por otro la FEUAN, en los últimos años la instancia de representación monopólica de los estudiantes; y en mucha menor medida el sindicato de personal académico, diría incluso que el SPAUAN ahora no opera como factor de poder en esa configuración.

(Continuará)


Comentarios

© Copyright 2017 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Running on Domain2
Gasolina México - Consulta Precios de Gasolinas