Tepic, Nayarit, miércoles 22 de setiembre de 2021

Lanzar la ficha roja

Sergio Mejía Cano

29 de Noviembre de 2017

Resaltó en los medios tanto impresos como portales de internet, la declaración del presidente del Congreso Estatal, doctor Leopoldo Domínguez González de que el expresidente municipal de Tepic, Héctor González Curiel, más conocido en el mundo político como “El Toro”, podría ser encarcelado porque se han desempolvado las denuncias en su contra y que existe la posibilidad de que sea enjuiciado.

Sin embargo, debería de haber un poco más de mesura en estas declaraciones y otras respecto a que políticos y funcionarios del pasado podrían ser llamados a cuentas, porque si bien hay gente que espera justicia, también los hay que quieren venganza a ciegas y otros más esperan que sean encarcelados sin más ni más. Así que la probabilidad de que pasen estos cuatro años de la administración actual y no suceda nada relevante en realidad, será frustrante para algunas personas que creen que sí habrá justicia, aunque sea en parte; pero al ver que si hay algo, será la aprehensión de puros charalitos que por supuesto no actuaron por su cuenta sino por órdenes superiores, tal vez sea de lo más traumático para esas personas.

Ya tiene tiempo que cada fin de administración, ya sea gubernamental o municipal es la misma: declaraciones van y declaraciones vienen respecto a que los administradores anteriores serán llamados a cuentas y que posiblemente hasta sean encarcelados, etcétera; ¿y? Pues que no pasa de puro ruido mediático y nada más.

Ahora se dice por parte de gente versada en el asunto, que en lo que va de esta administración no se conoce que haya habido ya alguna denuncia formal en contra del exgobernador ni ninguno de sus colaboradores respecto a todos los señalamientos de los que ha dado a conocer la prensa local y nacional sobre desvío de recursos y despojos de inmuebles y terrenos; nada en absoluto. Lo que quiere decir que se podría estar apostando a que pase el tiempo y poco a poco se vaya bajando la euforia y que llegue el olvido colectivo tal y como ha sucedido con el exrector de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y el incendio de uno de los edificios del campus universitario.

Está el ejemplo de cómo se desgañitaba el hoy suspendido auditor superior de Nayarit Roy Rubio Salazar de que perseguiría con todo al exgobernador Ney Manuel González Sánchez y sin embargo, paso todo el sexenio de Roberto Sandoval Castañeda y nada de nada; no pasó nada de gran relevancia durante todo el tiempo que duró en el cargo de auditor superior, todo el tiempo se fue en puras declaraciones y dichos rimbombantes cuando era necesario sacarlos a los medios tal vez como medio de distracción y nada más hasta ahí.

Pero ya tiene tiempo que se ha utilizado a los grandes personajes de la política como medio para distraer la atención de la opinión pública cuando se trata de desviar la atención. Como por ejemplo Carlos Salinas de Gortari, uno de los expresidentes más cuestionado y que cuando era necesario aparecía en la prensa nacional que “podría” ser llamado a declara, a juicio, encarcelado, etcétera; puro ruido mediático desde luego, pero la noticia servía para que buena parte de la opinión pública se fuera con la finta de a ver si ahora sí dice algo respecto al asesinato de Luis Donaldo Colosio, de su excuñado Francisco Ruiz Massieu, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo  o sobre su propio hermano Raúl o de cualquier cosa que por haber dado carpetazo a determinado asunto de estos, quedó en el limbo y de muchas más cosas que habían sucedido durante su mandato. Sin embargo, todo fue eso: puro ruido mediático lo mismo que sucedió y ha sucedido en Nayarit, ya que nada más se habla y no se hace nada de lo que se dice o si se hace, la mayoría de las cosas quedan y tal vez quedarán en pura investigación.

Y a propósito de Raúl Salinas de Gortari. Si bien se dice que lo que más le podría doler a un salteador es que le quiten el fruto de sus triquiñuelas, he aquí un claro ejemplo de la justicia a la mexicana de hoy en día en que nada más faltó que le pidieran perdón públicamente cuando le regresaron todo lo que se le comprobó que no habría ganado lícitamente ni trabajando cinco vidas que hubiese tenido.

Así que sería bueno no soltar las amarras diciendo que alguien pesado será encarcelado o mínimo enjuiciado, porque para mucha gente será una gran desilusión ver dentro de cuatro años que todo fue puro plato de lengua sin llegar a concretar nada. Y esto porque de querer, ya se hubiese lanzado la famosa ficha roja de la Interpol para localizar a los hijos ausentes.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina