Tepic, Nayarit, sábado 21 de setiembre de 2019

El PRI, oposición de palabra

Oscar González Bonilla

16 de Enero de 2019

Ni una palabra dije cuando el chofer del camión me cobró con el precio alterado, de siete pasó a ocho y de tres cincuenta a cuatro pesos. Fue así porque el lunes 14 tierna la mañana la información del aumento a la tarifa por pasaje en el servicio de transporte público en Tepic circuló en redes sociales, con preferencia en Facebook.

Contrariamente al alza unilateral de dos pesos en la tarifa que por sus tanates decidieron los permisionarios cuando Antonio Echevarría García menos de un mes tenía de haber asumido la gubernatura de Nayarit (19 de septiembre de 2017), protesté una y otra vez a los choferes de camiones y combis por la arbitraria desproporción, aún con riesgo de ser reprimido. Les alegaba que si la decisión de aumentar el precio del pasaje era oficial, deberían darlo a conocer a través de anuncios al interior de la unidad.

En ese octubre fue tiempo del unánime malestar por la medida impositiva que trocó en enfrentamientos verbales de pasajeros con los conductores, provocaciones rijosas con riesgo de llegar a los golpes, amenazas por estos últimos de bajar de la unidad al usuario por negar el pago exigido, mentadas de madre y cosas peores. Pero el daño a la economía de los más pobres estaba hecho.

Los usuarios aquella vez tuvimos que soportar 20 días la arbitrariedad, hasta en tanto la Comisión Técnica del Transporte, dependiente de la Secretaría General del Gobierno del Estado, decidió reunirse con los permisionarios del servicio de transporte público. La salomónica autorización del gobierno estatal fue elevar la tarifa un peso, contra los dos que de manera rebelde impusieron los permisionarios.

Esta vez, como en aquella ocasión, Enrique Díaz, presidente del comité directivo estatal del PRI, en rueda de prensa salió a los representantes de los medios de comunicación para rechazar autorización del gobierno Echevarrista, “con dictamen en lo oscurito”, el alza de un peso a la tarifa. “Amanece el lunes anterior con nueva tarifa sin mediar un anuncio de por medio”.

Ante esa disposición que le parece arbitraria, el dirigente partidista hizo público peticiones del PRI al gobierno del Estado, que en breve le harán llegar por escrito al ejecutivo estatal. Primero, que la entidad antedicha se retracte del dictamen del alza de precio en la tarifa. Dos, a la Comisión Técnica del Transporte y al Gobierno del Estado pide se elaboren reales, no simulados, estudios y encuestas con la principal participación de los usuarios del transporte público. Tres, consideramos que el dictamen de aumento a la tarifa que se emitió carece de validez legal, en tanto no se tome en consideración a la principal parte interesada, que es el usuario de transporte público, en consecuencia se pueden realizar acciones judiciales en contra de esta sentencia.

Prosiguió Enrique Díaz: Cuatro, en 2017 cuando se autorizó aumento al pasaje, el gobierno estatal hizo una serie de compromisos que a la fecha no se han cumplido, como la capacitación y profesionalización de choferes, la credencialización de adultos mayores para tener tarifas preferenciales y el mejoramiento de las unidades del transporte. Cinco, hay una falta de compromiso de parte de la autoridad tanto con los usuarios como con los transportistas, y aquí hacemos un llamado al gobierno del Estado para que de alguna forma trabaje también en mecanismos para subsidiar a los transportistas y que les permitan regular las alzas en las tarifas, y por otro lado coadyuvar con ellos para realizar compras consolidadas de refacciones, llantas y combustibles. Seis, hacemos un llamado al gobierno del Estado para que no incremente las tarifas hasta en tanto el gobierno federal, como lo hizo en campaña, cumpla su compromiso de reducir el precio del combustible.

Como ayer, hoy el presidente priista pidió al gobierno del Estado “que muestre, por primera vez en lo que lleva de su administración, sensibilidad con la gente, pero además sensibilidad en el trato político y sobre todo comunicación con las fuerzas políticas de nuestra entidad”.

Desde tiempo inmemorial se ha divulgado el señuelo de certificar la aptitud de los choferes del transporte público, así como mejorar las condiciones materiales de las unidades, el servicio de rutas y atención al público, entre otras muchas promesas. Ahora bien, subsidiar a transportistas, como algunos gobiernos lo han hecho, en mi particular punto de vista esta medida daría satisfacción a los más, pero también a los menos que lucran con un servicio concesionado, aunque obligación de ofrecerlo es del Estado.

Al término de la rueda de prensa en el edificio sede del PRI estatal, un avezado reportero se me acercó para de boca a oído decir que el tricolor deja ir una excelente oportunidad de hacer movilización popular. Pero tal parece, aseveró, que el dirigente no tiene capacidad de convocatoria, o bien, los miles de priistas nayaritas le tienen flojera a una causa perdida de antemano. Resulta paradoja que sea el PT, partido que en alianza llevó al poder al actual gobernante, quien encabece marcha y protesta sociales.

Lo bueno es que Enrique Díaz, hoy como ayer, de palabra, amenaza al gobierno de Nayarit con tomar otro tipo de medidas, más radicales. ¡Ajúa!


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina