Tepic, Nayarit, martes 21 de mayo de 2019

La discriminación en todo su esplendor

Sergio Mejía Cano

21 de Febrero de 2019

Pues vaya que el levantón mediático que se le dio a la incipiente actriz de origen oaxaqueño, Yalitza Aparicio, dio mucha tela de donde cortar y más, debido a su apariencia de la que muchos mexicanos no tienen en mente que es una de las razas que ya estaban aquí antes de la llegada de los españoles y de otras naciones que, debido al mestizaje, a la raza de bronce nos dio diversas apariencias en las que muchos mexicanos nos formamos y nos formaron parámetros que nos hicieron olvidar a las naciones originales de antes de la invasión europea.

Y no sería muy aventurado pensar que debido a este inusitado salto a la fama de la también docente Yalitza Aparicio, de inmediato otras actrices y actores decidieron llevar agua a su molino para tal vez colgarse de esta fama que surgió al protagonizar la oaxaqueña un papel más que adecuado a su apariencia en la ya muy cuestionada película “Roma” que retrata el cómo les va a la mayoría de las muchachas de las diversas etnias del país que viajan a la hoy ciudad de México, antes Distrito Federal, en busca de trabajo y que por lo regular son embaucadas por vivillos que las embarazan y abandonan. Y si bien en esta película le va bien a la protagonista con las personas a quien ayuda a los quehaceres hogareños, en la realidad a la mayoría de muchachas en esta situación les va mal con sus empleadores que las llegan a maltratar y posiblemente hasta esclavizar.

Y debido a esta trama en la película, varias personas señalan que dicha película no muestra la realidad tal cual porque a la protagonista la tratan bien y hasta la llegan a considerar como un miembro más de la familia; sin embargo, al respecto el mismo creador de la película dice que únicamente retrató su infancia recordando a una señora que fungió como su nana; una señora de nombre Liboria, a quien le decían “Libo”.

Quien no se la acaba tanto en las redes sociales y medios informativos es el actor mexicano Sergio Goyri, por una declaración respecto a la neo actriz Yalitza Aparicio, refiriéndose a ella en forma despectiva tanto por su origen como por su papel protagónico en donde su libreto no tiene muchas palabras; pero aquí se debería de tomar con prudencia el protagonismo del actor porque bien podría ser todo un montaje para darle más fuerza a la actriz oaxaqueña y que no baje su inesperada popularidad o también como una estrategia de Sergio Goyri para que la gente lo volviera a recordar porque en realidad ya muchos mexicanos ni en el mundo lo hacían, así que qué mejor que así fuera en su detrimento hacer unas declaraciones adversas en contra de la neo actriz, de todos modos valió la pena ya que ahora mucha gente habla, aunque sea mal, del actor Sergio Goyri, porque a final de cuentas eso es lo que sirve: que hablen de uno bien o mal, pero que hablen y no quedarse en el olvido. Y si los comentarios misóginos del actor en contra de la actriz fueron para levantar su popularidad, pues queda visto que en realidad la muchacha oaxaqueña no necesitaba de estas manifestaciones, porque por el momento se encuentra en los cuernos de la Luna, y ojalá y así siga y que no sea llamarada de petate.

Pero no nada más actores y actrices se han referido en mala onda hacia Yalitza Aparicio, sino infinidad de gente que no da crédito cómo alguien con su apariencia ahora tenga los reflectores de Hollywood encima de ella, ¿por qué? Pues porque desde siempre las televisoras y revistas “del hogar”, nos han formado a los mexicanos un parámetro de que los mexicanos somos en su mayoría güeritos y no al contrario. En los comerciales aparecen por lo regular pura gente de cabello y ojos claros, en el de los pañales puros niños blancos y rosados, en los de los detergentes y limpiadores a las amas de casa también las ponen de cabello claro o de piel blanca, es raro que pongan a alguna mujer o varón que pertenezcan a alguna de las etnias del país o de apariencia como la de Yalitza Aparicio.

¿Qué hubiera pasado entre el público mexicano y de otras latitudes si en la película de María Isabel la protagonista hubiese sido una mujer de origen indígena, tal y como se dice en la novela de Yolanda Vargas Dulché y no haberle dado el papel protagónico a la actriz Silvia Pinal? Obvio que la película habría tenido más fuerza por estar más apegada a la realidad mexicana.

Y ¿por qué en las ofertas de empleo por lo regular se pone siempre que quien solicite el empleo tenga “buena presentación”?, y por lo regular no se refiere a la ropa, sino a la apariencia personal.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina