Tepic, Nayarit, viernes 18 de octubre de 2019

La sempiterna lucha por el pasaje

Sergio Mejía Cano

19 de Septiembre de 2019

Es curioso cómo algunas costumbres trascienden generaciones, como en el gremio de los conductores de servicio; desde luego que también en otros ámbitos y rubros que en cuanto llega un novato a un trabajo, por lo regular no falta el compañero o compañeros que ya tienen más tiempo laborando que le dicen al nuevo cómo está la tranza ahí.

Entre los choferes del Servicio de Transporte Urbano (STU) se pasan la voz de cómo hacerle para sacar algo de provecho a la situación laboral, pero por lo regular los consejos no son para bien sino más bien para mal tanto para ellos mismos como para el público usuario y desde luego para la clase patronal; aunque eso sí, también hay elementos que no hacen caso a malos consejos y toman los que les dan conductores del STU con más antigüedad y que prácticamente no han tenido problema alguno debido a que prefieren acatar las reglas tanto escritas las de memoria.

Desde hace poco más de 55 años que siendo un niño me relacioné en cierta forma con la Alianza de Camioneros de Jalisco, por medio de la Banda de Música dependiente del Sindicato Único de Trabajadores Automovilistas de Jalisco (SUTAJ), así que por lo mismo llegué a conocer a muchos conductores de servicio que también eran músicos, y con permiso de mis padres me dejaban ir a dar circuitos con esos músicos-choferes. Haciendo esto me aprendí varias de las rutas de aquel entonces y desde ese tiempo comencé a oír entre los choferes las mismas palabras que hoy en día he vuelto a escuchar entre algunos de los choferes del STU de Tepic, respecto a cómo unos violan su tiempo de itinerario ya sea adelantándose o atrasándose con el fin de dizque ganarse el pasaje.

Me ha tocado ser testigo viajando en camión de que quien va conduciendo le comenta a un amigo que lo acompaña que el compañero que viene atrás o el que va adelante es “un puerco” o algún epíteto más ofensivo porque supuestamente los van empujando o los van entreteniendo, respectivamente; también que se les figura que algunos cortan ruta para ahorrar tiempo, etcétera. Y cosas similares las llegué a oír allá a principios de los años 60 del siglo pasado y ahora después de 55 años las sigo oyendo.

En aquellos años comentando esto con uno de los choferes conocidos, me dijo que esos cuates se buscaban sus problemas gratuitamente porque querían lo que no les tocaba, ya que para todos había pasaje, y que para no tener líos lo mejor era cumplir con el itinerario tratando de no adelantarse ni retrasarse, aunque esto de los retrasos a veces era inevitable debido a que podría haber algún embotellamiento vehicular por un choque o un carro descompuesto, etcétera; lo que sí no toleraban los inspectores eran los adelantos porque no había justificación por ir adelantados de su tiempo de itinerario que se tenía que respetar a toda costa.

En las inmediaciones de la estación del ferrocarril voy caminando con la intención de abordar un camión o una combi para ir al centro de la ciudad, veo que pasa una combi de la ruta “Sauces” que no alcanzo, pero después de un minuto o minuto y medio llega otra, me subo y veo que el chofer va platicando con un muchacho que va junto a él en el asiento delantero. Al llegar a la calle Hidalgo en su cruce con P. Sánchez y como el semáforo está en alto, el chofer habla por teléfono y después de escuchar le comenta a quien viaja a su lado: “dice que ya va en la San Luis y Allende” y vuelve a hablar diciendo en voz alta que lleva dos minutos de retraso y que se le hace que lo está viendo –al de adelante- que va apenas por la Hidalgo llegando a la Plaza Antigua. Una señora pasajera le dice al chofer que la combi que va adelante de él acababa de pasar, que a la mejor no llega aún a la Zacatecas. Y volteando hacia su amigo, el chofer le dice: ya ves, no entiende, lo acaban de castigar y ya anda en las mismas; vuelve a tomar su teléfono móvil y dice algo en voz baja para después dar un acelerón bárbaro.

¿No cabría la posibilidad de que se les dieran cursos de capacitación y exámenes orales y escritos a los conductores del STU? Y además, hacerles ver enfáticamente que el tiempo de itinerario lo tienen que respetar a como dé lugar; igualmente, que sin excusa ni pretexto rebasen en donde existen paradas obligatorias y que por lo mismo, por ser unidades que prestan servicio circulen siempre por el lado derecho y desde luego, siempre ser amables y atentos con los usuarios poniendo especial atención en mujeres, niños, personas con capacidades motoras diferentes y ancianos.

Sea pues. Vale.


Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina