Tepic, Nayarit, viernes 18 de octubre de 2019

Calles y banquetas bloqueadas al mismo tiempo

Sergio Mejía Cano

09 de octubre de 2019

Deplorable se encuentra el Centro Histórico (CH) de la capital nayarita. No es nada grato para los tepiqueños y mucho menos para los posibles visitantes que de haberlos, obviamente que se están llevando la peor impresión de lo que significa el centro de cualquier ciudad capital de las entidades del país.

Se dice y se dice bien, de que sacrificio es beneficio. Y esto podría significar el que se estén arreglando las calles del CH para obviamente, dar una mejor imagen y comodidad, pues algo un poco similar ya se dio en el trienio inconcluso del bien recordado presidente municipal don Justino Ávila Arce, cuyo mandato concluyó la señora doña María Eugenia Jiménez Valenzuela; sacrificio que resultó al final de cuentas un claro beneficio en las calles que mandó arreglar don Justino y que conllevó ocultar subterráneamente el cableado de todo tipo dejando de existir las tradicionales “telarañas” de cables tan características desde siempre colgando en la mayoría de las calles no nada más del CH, sino de todo Tepic.

Sin embargo, en los trabajos de la remodelación actual de las calles del CH, hasta hoy no se ha dicho nada si también conllevará el ocultamiento de los cables de luz, teléfono y televisión que cuelgan por todos lados; aunque si no se ha dicho nada al respecto, podría ser que algo se esté gestando porque no nada más se están abriendo las calles, sino también las banquetas que por cierto, hacen muy difícil y en partes hasta peligroso el transitar de los peatones que en muchas de las ocasiones tienen que bajarse de la acera y a veces no poder continuar su andar por ser ya prácticamente imposible seguir adelante a menos de que haya mucha necesidad de seguir caminando con el consabido riesgo y si no, pues a tener que rodear con la consabida pérdida de tiempo.

Por esta clase de trabajos ahora se ven negocios y comercios vacíos que antes de iniciar los trabajos de remodelación se miraban prácticamente abarrotados, sobre todo los de venta de alimentos; lo mismo que el mercado municipal Juan Escutia que luce desolado la mayor parte del día. Y si bien en días normales no hay en dónde estacionarse y no se llega a los negocios y comercios del CH en coche, algo tiene que ver el que se haya bloqueado el tránsito vehicular de las céntricas rúas, porque cuando el tránsito tanto de carros como de peatones era normal, había vida en todos los comercios y el mercado; pero al no haber movimiento vehicular y peatonal, ha significado un duro golpe para el comercio citadino. Y precisamente me tocó oír a dos comerciantes platicar con los trabajadores de una céntrica farmacia que esto va para largo, por lo que esperan que al menos las ventas decembrinas les dejen algo de venta y desde luego ganancias, porque si no, algunos comercios se van a ver en la disyuntiva de tener que cerrar o prescindir de algunos empleados debido a las bajas ventas, porque si bien les va, de bien a bien estos trabajos de las calles del CH tal vez concluyan hasta pasado el mes de marzo del próximo año.

Esto desde luego da en qué pensar al ciudadano común, porque llega a coincidir en la mayoría de la gente el dicho aquel de que “el que mucho abarca, poco aprieta”; y esto porque todo indica que no fue muy bien planeado el trabajo de la remodelación de las calles del CH, porque prácticamente se destrozaron todas las calles y banquetas de las calles en miras de remodelación sin esperar como dicta el sentido común, de primero hacer una parte y después la otra, ya que en algunas de las calles no se observa que se haga nada en absoluto porque los trabajadores están entretenidos en otro lado dejando otras partes sin hacer casi nada o nada en realidad. Así que ¿por qué mejor no se concluyó primeramente un tramo para después continuar con otro en vez de, como se dice vulgarmente, poner todos los huevos en una misma canasta? Entonces queda claro que no importó en lo absoluto perjudicar al comercio del CH.

Pero esto de no estar muy bien planeado a la mejor sí, y esto se deba precisamente para que tarden más tiempo los trabajos para que la gente se vaya acostumbrando a que ya la mayoría de las rutas de camiones no pasarán por donde mismo; sin embargo, podría también ser un mensaje para los vendedores ambulantes que por necesidad de las obras tuvieron que ser reubicados y así hacerles entender de que en el lugar que ahora les designaron están mejor y así ya no tener que regresarlos al mismo lugar que ocupaban antes de que comenzaran los trabajos de remodelación.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina