Tepic, Nayarit, jueves 12 de diciembre de 2019

Todo es por cuestión de pesos y centavos

Sergio Mejía Cano

03 de diciembre de 2019

Bueno, pues culminó el primer año de actividades de la actual administración federal, ¿y?, pues nada que lo que más destacó fueron los dimes y diretes tanto de quienes apoyan esta administración y los que la criminalizan con los mismos adjetivos de siempre que hay concentraciones, como de que hubo acarreados, principalmente.

Lo bueno y malo y afortunada e infortunadamente es que para todo hay gente, así que no habríamos que admirarnos de quienes se encargan de los supuestos acarreos, sino de quienes se prestan para ser acarreados; aunque existe la posibilidad de que para estos casos, a quienes les gusta que los acarreen no les interesa por lo regular a quién le van a aplaudir o echar porras, sino lo que les van a dar, y si es dinero, pues mejor.

Lo curioso del caso es que no nada más es un sector de la población que se cree las especulaciones respecto a que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hasta come niños crudos, sino igual analistas y comentaristas que tienen una visión o así lo hacen creer con algún fin o tal vez nada más para agitar el agua o hacer la mosca chillar aunque posiblemente no estén muy convencidos de lo que dicen, porque tal pareciera que están reflejando en un espejo a esta administración con la mayoría de todas las anteriores, como los que dicen que AMLO ya llevó a sus incondicionales a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) o de que puso a una persona a su modo en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y así por el estilo; todo, muy a modo a como funcionaron las anteriores administraciones federales. Porque anteriormente ¿cuándo le dijo no la SCJN al presidente en turno? Desde siempre se vio que el Poder Judicial estaba prácticamente al mande usted del Presidente de la República, así que ahora los adversarios de AMLO señalan algo similar, pero está visto que no es así, incluso uno de los ministros de la SCJN hasta tuvo que renunciar porque al parecer no la iba a llevar muy bien que digamos con AMLO y su Cuarta Transformación porque a la mejor el ministro renunciante vio o intuyó que de acuerdo a su forma de ser y pensar no encajaría en la nueva etapa en la que se dice ha entrado nuestro país.

Y así por el estilo es que se ven la mayoría de los ataques en contra de AMLO: que está haciendo lo mismo que hicieron la mayoría de sus antecesores, sobre todo los últimos cinco. Entonces en este tono ¿cuál es el cambio? Pues será posiblemente el recorte presupuestal en donde se dice que afectó a gran parte de las llamadas Organizaciones no Gubernamentales (ONG), de las que el mismo AMLO ha dicho que eso de no gubernamentales es un decir porque muchas de ellas recibían dinero del erario, y esto es precisamente lo que al parecer les está doliendo a muchas de estas organizaciones, igual a quienes administraban estancias infantiles o de la mujer y otras tantas que estaban mamando abierta y tal vez hasta soterradamente del erario y como se dice que ya no están recibiendo recursos por parte del actual gobierno, pues he ahí el ardor que no lleva a nada más que a vociferar en contra de quien autorizó esos recortes económicos, como también se dice ocurrió en el campo, en donde la incongruencia estriba en que si ahor
a los campesinos van a recibir la ayuda gubernamental directamente, entonces ¿por qué hacen creer esas organizaciones dizque campesinas que sus agremiados están descontentos? Claramente se entiende que los descontentos son los dirigentes que jamás han trabajado en el campo pero se dicen líderes; y si alguna vez anduvieron en el campo fue nada más para ganar adeptos con engaños de que ellos los ayudarían, a los campesinos, a recibir ayuda del gobierno, pero queda claro que en realidad la ayuda era más bien para los dirigentes, igual que los “líderes” sindicales que se han revelado ante la reforma laboral que les obliga a transparentar el destino de las cuotas sindicales. Así que al igual que los dirigentes campesinos, los líderes sindicales sienten que les han pisado el callo más doloroso, el de los pesos y centavos que ya no recibirán por parte del gobierno y el dinero de las cuotas será fiscalizado para que ya no dispongan libremente de esos recursos a su libre albedrío; y si alguien lo duda, que nomás se haga una simple pregunta: ¿qué trabajador vive con la misma opulencia que cualquiera de sus dirigentes?

Así que todas las especulaciones en contra de la actual administración vienen a redundar en como dijo el clásico nayarita: en pesos y centavos.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina