Tepic, Nayarit, miércoles 26 de febrero de 2020

La innovación es el elemento clave de las fuerzas productivas

Octavio Camelo Romero

19 de enero de 2020

La Innovación representa un cambio con novedades, por lo tanto, se refiere a la modificación de elementos ya existentes o a la creación de nuevos elementos de un producto, de un sistema, de un procedimiento, etc. Innovación proviene del término latín “innovatio” que significa “Crear algo nuevo”, y que está compuesto por el prefijo “in”, cuyo significado es “estar en” y por el término “novus” que significa “nuevo”.

Carlos Marx demuestra en El Capital la necesidad de la Innovación en las empresas para preservarse en el mercado y no ser desplazadas por la feroz competencia capitalista. En el mismo sentido marxista, Joseph Schumpeter en su Teoría de las Innovaciones define a la Innovación como el establecimiento de una nueva función de producción, aunque en su Teoría del Desarrollo Económico precisa que la Innovación es la imposición de una novedad técnica u organizacional en el proceso de producción y no simplemente el correspondiente Invento. Desde esta óptica, surge la necesidad de una nueva categoría, la categoría de la Destrucción Creativa. Por lo tanto, todos los innovadores son destructores creativos. Y con este enfoque, observamos que el desarrollo del capitalismo es un proceso de una destrucción creativa, esto es, destruye lo existente para crear algo nuevo. Históricamente destruyó al feudalismo para crear al capitalismo, destruyó la posesión de los medios de producción de los campesinos y artesanos para crear a los trabajadores libres, a los trabajadores asalariados, destruyó los ejidos para crear las empresas mineras, destruyó las barreras de los mercados nacionales para crear al capitalismo global, multinacional o transnacional, y finalmente se destruirá así mismo para crear al socialismo o al comunismo. A este proceso destructor se le llama Desarrollo de las Fuerzas Productivas.

Schumpeter tiene cuando diferencia a los dos tipos de empresarios en el capitalismo. Un Innovador, dice, es un empresario creador, esto es, es un destructor creativo. Y un empresario de arbitraje es quien aprovecha las diferencias de precios para obtener ganancias, por lo tanto, no es destructor creativo. En este sentido, los triunfadores en el marcado son los empresarios creativos, esto es, los destructores creativos. Esta es la Dialéctica de la Negatividad de gran filósofo Alemán Hegel, del cual abrevó Marx su dialéctica para mediante su destrucción, crear la dialéctica marxista. Marx es pues, un Innovador, esto es, un Destructor Creativo.

Sin embargo, con la presencia del Internet, de la Red de Redes, de las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación, es decir, con la presencia de NTIC, la Destrucción Creativa se ha socializado, se ha llevado a escala mundial. Muchas mentes trabajando juntas y en sintonía pueden llegar más lejos que unas pocas, por brillantes que éstas sean. Por otra parte, con la apertura de la Innovación a nivel planetario, quienes participan en ella necesariamente cambian su mentalidad, su cultura, su modo de ver la vida y el mundo. La cultura y el saber se democratizan, y se construye colaborativamente. El enfoque participativo provoca que la Destrucción Creativa sea cada vez más, un asunto de la sociedad, llegando a constituirse en una cuestión de la humanidad, la cual participará en la Autodestrucción Creativa del capitalismo para dar paso a una nueva sociedad. En fin.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina